Menú
Lactancia en lugares públicos, ¿está permitido?
Lactancia en lugares públicos, ¿está permitido?

LACTANCIA EN PÚBLICO

Lactancia en lugares públicos, ¿está permitido?

La lactancia en público está permitida en España en muchos lugares, pero también es un tabú.

La sociedad debería superar el tabú de ver a una madre enseñando el pechoLa sociedad debería superar el tabú de ver a una madre enseñando el pecho

Cada día son más las famosas que se atreven a publicar fotografías suyas amamantando a sus bebés. Algunas de ellas lo hacen en lugares públicos, como muchas otras mamás en el mundo, pero parece que existen muchos detractores de esta forma tan natural de alimentar al bebé recién nacido. Debido a la polémica, todavía son muchas las madres que no se atreven a realizar esta práctica en públicot y prefieren la intimidad de un baño público o el hogar. En Bekia te contamos dónde está permitida la lactancia para que puedas adaptar las necesidades de tu bebé de la mejor manera a tu día a día.

¿Está permitida la lactancia en lugares públicos?

Depende. En muchos países no se permite a las mujeres dar de mamar a los bebés en público, ya que se relacionan los pechos con un objeto sexual y eso hace que estén saltándose la norma de no ir desnudo por la calle y atentando contra las personas que se ven afectadas por esta desnudez.

Sin embargo, hay numerosos lugares en nuestro país donde no se prohíbe a las madres amamantar a sus hijos en públicos. Por ejemplo, en zonas como un parque o una terraza, es muy probable que nadie llegue a prohibírselo. No obstante, en tiendas u otros espacios esto será a discreción de los propietarios. En la mayoría de los casos, estos se ven obligados a hablar con la mujer que está ejerciendo la lactancia porque se ven presionados por los otros clientes o trabajadores que se sienten abrumados por el hecho de ver un pecho o algo tan natural como amamantar a un bebé hambriento.

Aunque no está prohibido dar el pecho a tu bebé en público en nuestro país, si no quieres que te inviten a salir de un local o te miren mal los demás por este acto, puedes llevar camisetas anchas y levantártelas de un modo en el cual no se te vea el pecho mientras le das de comer al bebé, o un foulard que te cubra la parte superior del pecho para que el niño pueda alimentarse bien y los demás no vean tu cuerpo desnudo.

Hay países donde dar el pecho en público está prohibido, España no es uno de ellosHay países donde dar el pecho en público está prohibido, España no es uno de ellos

Sin embargo, lo mejor sería que nadie se sintiese ofendido por un acto tan natural por el cual todos los bebés han pasado en un momento u otro, ni tampoco por la desnudez del cuerpo femenino. Un tabú que debería ser erradicado a favor de la igualdad de sexos.

¿Qué es lo mejor para el bebé y para la madre?

Más allá de lo que piensen los demás o la sociedad en general está pensar en lo que es lo mejor para el bebé. Las opiniones son muy diversas: hay quienes creen que al bebé le gusta más alimentarse en la intimidad del hogar y se sienten más a gusto y relajados, pero hay otros que confirman que el pequeño tiene que acostumbrarse a la lactancia en lugares públicos, así como a socializarse a su temprana edad. La verdad es que la madre también debe sentirse cómoda y feliz.

El hecho de tener un hijo no implica que deba pasarse todo el día en casa, sin poder salir, porque tiene que darle el pecho. Cuando el bebé acaba de nacer hay que amamantarlo muy a menudo, por lo que si la madre no quiere darle el pecho en público deberá pasarse todo el día en casa durante los primeros seis meses. Reducir la vida social de la madre y el niño no será bueno para ninguno de los dos, ya que una vez salgan a la calle les parecerá mucho más abrupto y no disfrutarán de los lugares públicos ni de la socialización.

Por lo tanto, si a la madre le apetece salir a comer con sus amigas o ir de compras junto al bebé es normal que este tenga hambre durante el rato que estén fuera y deba alimentarlo en público. Puede que a ella también le dé pudor o no le gusten según que miradas, por lo que puede o bien acercarse a un baño público o esconderse en un rincón más apartado.

Si nos da vergüenza sacar el pecho, podemos usar una toalla o fular para taparnosSi nos da vergüenza sacar el pecho, podemos usar una toalla o fular para taparnos

No obstante, si ella no tiene reparos en la lactancia en público o en cómo le miren los demás es libre de amamantar a su bebé, pero deberá tener en cuenta que hay quien se sienta ofendido por este acto tan natural o la desnudez del pecho y deberá estar preparada para ser invitada a abandonar el local o recibir más de un comentario grosero y desagradable.

Desafortunadamente, debe ser consciente de que esto puede suceder. En muchos otros países no podría ni ejercer la lactancia en público, por lo que hasta que la sociedad no acepte este acto de vida las cosas seguirán como están. La madre es libre de dar el pecho a su bebé donde quiera, pero deberá estar preparada, como hemos dicho, para recibir uno de estos comentarios.

Quizás en algunos años las madres puedan alimentar a sus bebés en público sin que esto sea visto como un tabú o un acto sexual que pueda ofender a nadie, ya que casi todos hemos sido amamantados por nuestras madres cuando éramos pequeños y les debemos mucho gracias a ello.

Te puede interesar