Menú
Las influencias positivas y negativas de la crianza
Las influencias positivas y negativas de la crianza

CRIANZA

Las influencias positivas y negativas de la crianza

Los padres pueden ejercer una influencia positiva o negativa en la crianza de sus hijos, descubre cómo ocurre.

Si eres padre o madre sabrás que tienes la responsabilidad de abastecer a tu hijo las necesidades básicas, como la alimentación, ropa, seguridad, etcétera. También es importante qu que se le abastezcan las necesidades emocionales para que el niño crezca feliz y se desarrolle de manera sana y saludable.

La crianza de los niños ayudar a formar al futuro adulto Y es necesario que se potencia la autoconciencia de los pequeños en el proceso. Las práctica de crianza afectan directamente a tu hijo, a sus habilidades y las competencias tanto suyas como tuyas. En este sentido, es necesario que tengas en cuenta tu estilo de crianza y cómo están creciendo tus hijos a tu lado.

El estilo de crianza que tengas para educar a tus hijos puede afectarles positiva o negativamenteEl estilo de crianza que tengas para educar a tus hijos puede afectarles positiva o negativamente.

El estilo de crianza afecta el desarrollo de tus hijos

El estilo de crianza que tengas para educar a tus hijos puede afectarles positiva o negativamente. La forma en que reaccionas cuando tu hijo cuando tiene un mal comportamiento influirá el su desarrollo de la personalidad. Es necesario abogar por un estilo de enseñanza autoritario pero al mismo tiempo flexible donde el respeto y el amor, sean siempre los protagonistas.

Si un padre no permite lugar para la negociación o el ambiente en casa no es cálido ni armonioso, los niños crecerán siendo dependientes o rebeldes. Un padre que es demasiado permisivo y permite que sus hijos tomen sus propias decisiones sin ser una buena guía para ellos, sus hijos crecerán sin tener ningún tipo de autocontrol.

Es necesario pensar en esto para ser una buena influencia en la educación de tus hijos, ¿qué tipo de crianza quieres seguir?

Tu ejemplo es vital para ellos

La forma en que interactúas con los demás y reaccionas ante diversas situaciones crea un valioso ejemplo para tu hijo. Si eres una persona tranquila, servicial y siempre actúas con integridad, tu hijo aprenderá que ese comportamiento es el correcto y será una prioridad en su vida.

En cambio, si eres una persona deshonesta, mentirosa, te enfadas, eres perezoso... tus hijos aprenderán que ese comportamiento es el correcto y seguirán este mal ejemplo, siendo por tanto, una influencia negativa.

Si padeces enfermedades mentales, esto también puede afectar negativamente al desarrollo de tus hijos. Es necesario que si tienes un trastorno o una enfermedad mental, que te trates adecuadamente para que tus hijos aprendan que se puede tener una calidad de vida aceptable con esfuerzo. La depresión, por ejemplo, tiene un patrón cíclico entre padres e hijos, algo que demuestra que los niños aprenden a través del comportamiento de los padres, repitiendo un patrón.

La forma en que te relacionas con los demás, también es muy importante para tus hijosLa forma en que te relacionas con los demás, también es muy importante para tus hijos

La importancia de la familia y las interacciones con los demás

La forma en que te relacionas con los demás, también es muy importante para tus hijos, porque afectará directamente a cómo él se desarrolle con los demás. Si tratas mal a las personas, tu hijo aprenderá a tratar a los demás también mal como una forma 'normal' (aprendida) de comportamiento. En cambio, si eres una persona empática y piensas también en el bienestar de los demás, eso tu hijo también lo aprenderá para sus relaciones futuras.

Es necesario trabajar en uno mismo la empatía, la resiliencia y la asertividad para que los niños aprendan estos valores fundamentales para su desarrollo.

Además es necesario que te involucres en el crecimiento de tus hijos para que de esta manera, sienta que siempre estarás a su lado, que eres un pilar imprescindible. Un guía que no le fallará y que le apoyarás para lo bueno y para lo malo. Para que tu hijo crezca sano y equilibrado emocionalmente, deberás tener un rol activo en su educación y en su vida. Tus hijos deben sentir que estás siempre con ellos y que formas parte de su equipo en la vida... y nunca, que estás en el equipo contrario.

Te puede interesar