Menú
Por qué tu hijo copia en la escuela
Por qué tu hijo copia en la escuela

ESCUELA

Por qué tu hijo copia en la escuela

¿Han pillado a tu hijo copiando en la escuela? Si no quieres que suceda más, primero comprende por qué ocurre y así pensar en la solución.

Es posible que tu hijo haya decidido copiar la escuela o en un examen y deberás saber cuál es el motivo principal. Quizá sea porque tiene miedo a tus represalias, porque no quiere parecer el 'tonto' de la clase, porque si suspende lo hará en la asignatura y tendrá consecuencias, porque no sabe estudiar, porque tiene que mejorar la organización del estudio para darse cuenta de que no es necesario copiar para aprobar un examen... las razones pueden ser muchas y deberás saber cuál es la que motiva a tu hijo a copiar en un examen.

Es posible que haya niños que no entiendan del todo lo que está bien de lo que no lo está en el curso académico. Quizá un alumno de primaria piense que está bien copiar de una enciclopedia palabra por palabra, y un alumno de sexto de primaria podría pensar que está bien copiar el trabajo de otro estudiante en un entorno grupal. En estas situaciones, la disciplina no es necesariamente la reacción más importante. En cambio, es importante guiar a su hijo a través de estas circunstancias a veces difíciles, para que capte la diferencia entre colaborar, parafrasear y copiar o plagiar.

Las nuevas tecnologías también pueden hacer que los niños piensen que copiar está bien. ¿Está bien que tu hijo use Internet para encontrar las respuestas a su tarea en lugar de su libro de texto? Tendrás que hablar con el maestro para responder a esto, averigua cómo da las lecciones en clase y si el enfoque que da es de buscar las cosas por Internet.

Las nuevas tecnologías también pueden hacer que los niños piensen que copiar está bienLas nuevas tecnologías también pueden hacer que los niños piensen que copiar está bien.

Presión académica

Cuando un estudiante tiene demasiadas cosas que hacer, como prácticas deportivas, lecciones de música, obligaciones sociales, tareas domésticas y más, puede sentir la presión de tomar atajos en alguna parte, y eso podría manifestarse copiando en la escuela.

También los alumnos que se preocupan demasiado por llevar notas perfectas a casa para evitar represalias también pueden intentar copiar. Quizá también les diga a otros compañeros que les hagan su trabajo por inseguridad de que ellos podrían hacerlo mal o simplemente porque no tienen ganas de hacerlo.

Es necesario que hables con tu hijo en cualquiera de estas circunstancias y le dejes claro que copiar no está bien, y que no solo engaña a los demás, también se engaña a sí mismo. Es necesario que evalúes tu relación con tu hijo para asegurarte de que no le estás presionando demasiado para que tenga éxito.

Hay niños que no están motivados en los estudiosHay niños que no están motivados en los estudios

Le falta motivación

Hay niños que no están motivados en los estudios y prefieren copiar que esforzarse porque no le encuentran sentido al estudio pero tampoco quieren tener las consecuencias negativas de suspender un examen o de tener malas calificaciones. Piensa que no quiere perder el tiempo estudiando o haciendo las tareas y prefiere copiar para ir más rápido y acabar antes.

Si tu hijo no tiene motivación para tener buenas calificaciones de forma honesta, puedes ofrecer algunas recompensas tangibles para motivarle. Haz una tabla de recompensas para que haga sus tareas, para que estudie para los exámenes, para los buenos resultados...Puede ser ganar tiempo con los juegos electrónicos, salir a un sitio especial en familia, etc.

La presión de grupo

También es posible que esté cediendo a la presión de grupo. Existe la posibilidad de que tu hijo no sea el que está copiando el trabajo de otra persona, ella podría ser la que está prestando sus propias tareas. Si este es el caso, ella es tan culpable como el niño en el extremo receptor. Si tu hijo no es capaz de decir que no a estas peticiones, está claro que necesita trabajar en habilidades sociales para resistir a la presión de los compañeros.

Habla con tu hijo sobre cómo debe decir que no la próxima vez que otra persona le pida que haga su trabajo o que intente copiarse en el examen de sus conocimientos. Puede ser buen amigo sin que otros intentes aprovecharse de él. Si otros intentan aprovecharse de él poniendo en peligro sus notas académicas, lo que está claro que los otros no son buenos amigos.

Te puede interesar