Menú
Habilidades para enseñar responsabilidad y productividad a los adolescentes
Habilidades para enseñar responsabilidad y productividad a los adolescentes

RESPONSABILIDAD

Habilidades para enseñar responsabilidad y productividad a los adolescentes

Los adolescentes necesitan aprender responsabilidad y productividad para tener un buen desarrollo emocional.

Como padres y madres, una de las principales responsabilidades es asegurarse de que los hijos adolescentes estén preparados para el mundo real y que se conviertan en adultos responsables. En el mundo de hoy, esto puede ser más desafiante que nunca, pero por supuesto, no es imposible y además, es necesario hacerlo.

Es necesario que los padres sean conscientes de que tienen una obligación en la crianza de sus hijos de enseñarles a ser responsables en la sociedad para que además, se conviertan en adultos felices y productivos en su comunidad. No te pierdas estos consejos para que tus hijo se conviertan en adultos responsables y productivos.

Empezar a trabajar

En hecho de que a tu hijo adolescente le vaya bien en la escuela, no significa que esté listo para comenzar a trabajar. La escuela solo enseña el aspecto académico pero no enseña habilidades de productividad. Tienen que aprender qué es trabajar y que es eso de mantener un trabajo.

Por eso, puedes animarle a conseguir un trabajo de verano o un trabajo después de la escuela. De esta manera aprenderán más sobre responsabilidad, el trabajo remunerado y cómo lidiar con otras personas, resolver conflictos y aprender a comportarse adecuadamente en muchas circunstancias diferentes.

Los adolescentes suelen tener metas poco prácticas o poco realistas Los adolescentes suelen tener metas poco prácticas o poco realistas

Establecer objetivos

Las metas deben ser realistas. Los adolescentes suelen tener metas poco prácticas o poco realistas (ser rico y famoso, suelen ser las más habituales). Es tu trabajo como padre o madre el mostrar los objetivos realistas y cómo lograrlos. Habla con tu hijo adolescente sobre lo que desea lograr a corto y largo plazo.

Después, priorizad los objetivos más cercanos y buscad los pasos necesarios para poder conseguirlo. Establecer metas puede mantener la felicidad en la vida de las personas. Cada vez que se experimenta una recompensa en el alcance de las metas, se genera dopamina que es el responsable de los sentimientos de motivación.

Control de las emociones

Todos tenemos momentos en que resulta difícil lidiar con las emociones. Pueden ser diferentes dependiendo de las circunstancias que las generen como problemas en el trabajo o en las relaciones. Pero con el tiempo, es importante aprender a mantener las cosas bajo control en su mayor parte.

Muchos adolescentes pueden tener problemas en el control de las emociones ya que además de la noria hormonal que tienen, también pueden sentir mucha presión en sus vidas, tanto en el instituto o en sus relaciones sociales y familiares.

Es importante que les enseñes a controlar sus emociones de forma saludable a través de los deportes, la música o el arte. Esto también les permitirá fomentar la paciencia. Cuando aprendan a controlar las emociones tendrán más confianza en las situaciones difíciles.

Enseñar habilidades de afrontamiento en situaciones de emergencia

Una vez que los hijos tengan que afrontar las situaciones solos tendrán que haber aprendido buenas habilidades de afrontamiento para poder sobrellevarlas correctamente. Podría ser algo tan simple como que una sartén tenga fuego, que el coche tenga una avería o que haya una fuga de gas en casa.

Es importante enseñar a los hijos sobre cualquier emergencia para que sepan cómo poder actuar en cada momento determinado. También tendrán que aprender a saber cómo utilizar correctamente las nuevas tecnologías o enfrentar situaciones de emergencia en las relaciones sociales.

Tareas domésticas... cosa de todos

Si tu adolescente suele tener la habitación desordenada no significa necesariamente que en el futuro sean personas desordenadas cuando tengan su propia casa. Sin embargo, es una buena señal que aprendan sobre habilidades de administración del hogar como tener un buen presupuesto, saber administrar el dinero, limpiar, organizar su tiempo, etc.

Si no tienen estas habilidades para la vida podrían tener severos problemas de convivencia con cualquier persona con las que convivan en su día a día.

No le des dinero

Dar dinero a tu hijo adolescente cuando te lo pide es un gran error. Cuanto más les das, menos les enseñas. Una de las habilidades de vida más importantes para cualquier persona es cómo manejar sus finanzas. Si tu hijo adolescente está trabajando, pídeles que guarden una parte de su sueldo cada semana y que lo ingresen en una cuenta de ahorros.

Nunca es demasiado temprano para planear el futuro. Esto no solo les enseñará sobre la responsabilidad financiera, sino que también tendrán algo de dinero extra cuando realmente lo necesiten.

Alimentación saludable

Fomentar los hábitos alimenticios saludables es necesario para que aprendan a cuidar su salud en el presente y en el futuro. Muchos de los adolescentes de hoy no tienen hábitos saludables. Se sientan con sus dispositivos móviles todo el día sin hacer mucho ejercicio y no comen correctamente.

Nunca es demasiado temprano para planear el futuroNunca es demasiado temprano para planear el futuro

No importa lo que esté cocinando en casa, están obligados a comer comida basura cuando no estés cerca si no tienen buenos hábitos de alimentación. Es una buena idea llevarles a ver a un nutricionista, que puede ayudarles a poner sus dietas en el camino correcto, y enseñarles sobre una alimentación saludable que sea adecuada para su tipo de cuerpo. Entenderán la importancia de comer bien y tener un estilo de vida activo.

Enseña a ser responsable de sus acciones

Esto significa: "si lo rompes, lo arreglas". Muchos padres cometen el error de tratar de solucionar todos los problemas de sus hijos. Si bien esto puede estar bien cuando son muy pequeños, deben aprender a lidiar con sus propios problemas, especialmente los problemas que ellos mismos crean.

Si tus hijos se encuentran en situaciones que pueden controlar, como una discusión con un amigo o un conflicto con un maestro, no le ayudes. Permite que lo manejen por su cuenta, en cambio, enséñeles habilidades para resolver problemas y conviértete en su "guía" para que aprendan de la experiencia.

No les rescates

Esto es necesario para enseñarles a se responsables. Si tu hijo adolescente se mete en problemas, ya sea un conflicto en la escuela o con un hermano, no corras en su rescate, al menos no de inmediato.

Sí, es posible que terminen necesitando tu ayuda, pero déjalos tratar de descubrir cómo responsabilizarse de sus propias acciones. No siempre estarás alrededor para rescatarlos. Necesitan que les regales el poder resolver los conflictos por su cuenta, aunque estés a su lado para guiarles por el mejor camino. Y si se equivocan, permite que lo hagan para que aprenda de sus errores.

Te puede interesar