Menú
Consejos para la primera fiesta de pijamas de tu hijo/a
Consejos para la primera fiesta de pijamas de tu hijo/a

HIJOS

Consejos para la primera fiesta de pijamas de tu hijo/a

No pierdas detalle y toma nota de los consejos para la primera fiesta de pijamas de tu hijo o hija... ¡lo pasarán en grande!

Tanto si eres padre/madre soltero/a, o que seas parte de una familia extensa, es posible que tu hijo/a quiera realizar su primera fiesta de pijamas... Aunque tú, solo de pensarlo puedes sentir cierto vértigo porque querrás que sea una buena experiencia para tus hijos. Quizá estés preocupado de lo que puedan pensar los otros padres, tanto si eres padre soltero o no.

Es posible que las fiestas de pijamas no sean tan frecuentes ahora como antes ya que ahora existen más preocupaciones acerca de que los niños duerman en la casa de sus amigos. Muchos padres optan por no enviar a sus hijos a dormir fuera de casa o alojarlos en sus hogares por una variedad de razones. A algunos niños simplemente no les va bien dormir lejos de casa. Los padres pueden sentirse cómodos con los padres de algunos de los amigos de sus hijos, pero no con otros, por lo que preferirían no lidiar con los problemas más difíciles de por qué deciden que algunos sí y otros no para dormir fuera de casa. Pero aún otros están perfectamente dispuestos a tener a sus hijos en las casas de amigos durante la noche si tienen confianza con los padres.

Por lo tanto, si tu hijo quiere que sus amigos pasen la noche en casa en una fiesta de pijamas, aquí hay algunas ideas para que la experiencia sea positiva y segura para todos los involucrados.

Es posible que las fiestas de pijamas no sean tan frecuentes ahora como antes Es posible que las fiestas de pijamas no sean tan frecuentes ahora como antes

La invitación

?Es posible que los niños quieran planificar y llevar a cabo toda la experiencia de dormir con sus amigos, los niños no deben emprender la invitación sin tu consentimiento. Una vez que un niño obtiene tu permiso, es tu trabajo tener la conversación con los padres los amigos de tu hijo acerca de la fiesta de pijamas.

Los padres son las partes responsables de la seguridad de sus hijos, por lo que los padres deben invitar y aceptar. Además de solo verificar la programación, debe analizar los pensamientos o preocupaciones de los otros padres. Si las cosas se resuelven, los niños pueden ocuparse de la planificación. Si no es así, entonces los padres deben ser los "malos" y responsabilizarse de la decisión de si realmente se puede llevar a cabo o no.

Planes claros con todos los padres preocupados

Lo que sea que se estés planeando, los niños y los padres deben saberlo todo. Si vas a llevar a los niños antes de la cena a ver una película al cine o a que realicen cualquier actividad, todos los padres deberán saberlo de antemano y así decidir si quieren que su hijo haga eso o si es mejor que no salga de casa.

Los invitados de tu hijo/a deberán sentirse cómodos en tu casaLos invitados de tu hijo/a deberán sentirse cómodos en tu casa

Si te quedas en casa y los niños verán películas y cenarán juntos, también es deberán saberlo los padres. Habla con el resto de padres y obtén la aceptación de las actividades a realizar. Si los niños insisten en hacer una planificación de actividades, hazles saber que cualquiera de los padres puede hacer cualquier cambio que deseen en los planes finales. Recuerda de que los invitados lleguen sobre las 6 de la tarde y se marchen sobre las 9 de la mañana es buena idea... Todos deberán saber bien los horarios de entrada y salida para que se puedan planificar.

Que no falten seguridad

Los invitados de tu hijo/a deberán sentirse cómodos en tu casa. Explícales nada más llegar dónde dormirán, dónde cenarán, cuál es el baño que pueden utilizar y que si necesitan llamar a su casa solo tendrán que decírtelo para dejarle el teléfono y que puedan hacerlo en todo momento. También, si tienes mascotas deberás explicarles si pueden interactuar con ellas o no.

Se tendrán que repasar las reglas básicas: no salir afuera sin que los padres lo sepan, no dejar la propiedad o ir a ningún lado con nadie, sin vandalismos ni travesuras. Las fiestas de pijamas deben ser divertidas, pero deben ser controladas ni descontroladas. Los niños que están cansados y emocionados a menudo toman decisiones bastante malas... por lo que es necesario estar vigilante sin que se sientan demasiado vigilados.

Te puede interesar