Menú
Cómo explicar a los niños pequeños que existen personas malas
Cómo explicar a los niños pequeños que existen personas malas
SOCIEDAD

Cómo explicar a los niños pequeños que existen personas malas

Los niños deben saber que en la sociedad también existen personas malas, así se pueden proteger de ellas.

La maldad se hace patente cada día más en nuestro mundo. Cada vez que encendemos el televisor nos damos cuenta de la cantidad de noticias que hacen referencia a la violencia existente en el planeta. Seguro que a la inmensa mayoría le ha entrado ganas alguna vez de apagar el televisor a mitad del informativo, o incluso nos hemos preguntado más de una vez si solo emiten malas noticias. Pero así es, vivimos en una época en la que las nuevas tecnologías han aumentado el flujo de noticias relacionadas con la violencia y la maldad ajena, información que antes sólo quedaban en determinados tabloides. Esto quiere decir que cualquier persona puede ver y enterarse de las situaciones más escabrosas y noticias más violentas en cuestión de segundos. Por eso es tan importante que le expliquemos a los más pequeños por qué existen personas malas en este mundo.

La maldad se hace patente cada día más en nuestro mundoLa maldad se hace patente cada día más en nuestro mundo

Cómo explicar a los niños pequeños que existen personas malas

Antes de que los más pequeños de la casa se enteren de este tipo de noticias o vean cualquier imagen que les impacte, debemos explicarle que existen personas malas en el mundo. Pero ¿cómo debemos de hacerlo? Noticias relacionadas con el terrorismo, la violencia de género, guerras o cualquier otro conflicto generan en los más pequeños angustia, desesperanza y sobre todo miedo. Por eso, el proceso de explicarles la maldad existente debe realizarse con información adecuada, paciencia y de manera educativa, sin caer en dramatismo y sensacionalismo, pero tampoco edulcorar la verdad.

Dependiendo de la edad del niño debemos abordar el tema de una manera u otra. Hasta los 6 años los niños pueden confundir la fantasía con la realidad, necesitan sentirse totalmente protegidos y seguros, una correcta información sobre la violencia o las personas malas pueden fortalecer su confianza. Un niño que tenga entre 8 a 12 años está en la edad de comenzar a reflexionar, de hacerse constantemente preguntas y además está comenzando a tener espíritu crítico, a esta edad ya diferencia la fantasía de la realidad. Comienzan a pensar en temas de justicia, por tanto debemos ser más claros y contestar a todas sus preguntas. A partir de los 12 años los niños son considerados adolescentes, en esta etapa realizarán preguntas más concretas y a menudo difíciles de contestar.

Tenemos que tener en cuenta que la familia es el mejor núcleo para hablar de forma constructiva y educativa la existencia del mal en el mundo. Debemos de acercarnos a los niños con palabras que le transmitan paz y no ser derrotistas ni pesimistas. Explicarles determinados conflictos o situaciones en las que algunas personas han reaccionado de manera violenta, también es educarlos en valores. Al mismo tiempo que le explicamos que existen personas malas, también tenemos que hablarle de la solidaridad, del amor y la justicia, para que comprendan y relacionen que a pesar de existir el mal también hay gente que ayuda a que este mundo sea cada día un poco mejor.

Algunas claves para explicar la existencia de personas malas a niños

1.Siempre la verdad

No debemos ocultar la existencia del mal a los más pequeños, es decir debemos de ser claros con la realidad pero también transmitirles confianza. Es necesario que entiendan que la maldad existe, pues de alguna forma u otra acaban enterándose o viendo noticias y sucesos violentos y es mejor que nosotros se lo hayamos explicado antes. Debemos abordar la realidad pero sin que les genere angustia, siempre aportando un mensaje de esperanza.

2. Con amor y de forma educativa

Como hemos mencionado anteriormente, tenemos que evitar transmitir mensajes negativos o alarmantes a los más pequeños. Frases como "vamos a entrar en guerra próximamente" o "el mundo no tiene solución" no ayudarán en nada a nuestros pequeños. Necesitan sentirse protegidos y por eso nosotros tenemos que tener mucho tacto al decir las cosas. Tenemos que evitar ser demasiados explicativos con nuestras aclaraciones, si hablamos de un determinado caso de violencia tenemos que evitar darles detalles escabrosos que de nada servirán. La forma en la que abordemos el tema les influirá enormemente.

Ayúdale a que reflexione y a que comprenda todas las diferencias entre el bien y el malAyúdale a que reflexione y a que comprenda todas las diferencias entre el bien y el mal

3. Sin imágenes ni detalles excesivos

Nada de mostrarles imágenes ni contarle detalles que puedan impresionarlos. Debemos salvaguardar la inocencia de los niños. Es mejor que nosotros les expliquemos antes la existencia de la maldad a que vean los informativos en los que el sensacionalismo está tan patente. Para abordar el tema de la violencia o la existencia del mal en el mundo no es necesario que vean imágenes cruentas o desoladoras.

4. Aclara sus dudas y deja que te pregunte

Si tras haber explicado el tema a tus hijos, estos quieren hacerte alguna pregunta al respecto o necesitan que les aclares sus dudas, hazlo. Ayúdale a que reflexione y a que comprenda todas las diferencias entre el bien y el mal. Háblale de la justicia y de las consecuencias de los actos. Tranquilízale y si no ha entendido bien un concepto explícaselo con claridad.

Te puede interesar