Menú
No permitas que el estrés económico te impida tener un embarazo feliz
No permitas que el estrés económico te impida tener un embarazo feliz
EMBARAZO

No permitas que el estrés económico te impida tener un embarazo feliz

Si estás embarazada pero tienes estrés económico, no te pierdas estos consejos para llevar mejor la situación.

Cuando una mujer se queda embarazada es un momento muy feliz si es deseado... en 9 meses tendrá entre sus brazos al ser que más querrá en su vida. Aprenderá a querer de forma incondicional y un nuevo ser crecerá y se criará al lado de ella. Pero cuando existen problemas económicos puede hacer que una mujer embarazada sienta mucha ansiedad por si las cosas no funcionan todo lo bien que deberían.

Tener un bebé cuesta dinero, esto no lo vamos a negar y además, suelen haber pocas ayudas que permitan a los padres vivir desahogados, al menos, en cuanto a la crianza de los hijos se refiere. Pero una planificación adecuada es el primer paso para tener un bienestar financiero para tu familia.

Es necesario que los padres se aseguren que su economía está bajo controlEs necesario que los padres se aseguren que su economía está bajo control

La maternidad y la planificación financiera

Entrar en el mundo de la maternidad es un momento de gran alegría y emoción, pero también puede ser un momento de estrés e incertidumbre. Durante el embarazo, los futuros padres investigan sobre todo lo que necesitarán en cuanto nazca el bebé, tanto antes, como durante y después del nacimiento. Necesitarán diversas cosas para el nuevo bebé.

En muchas ocasiones, los padres se olvidan de la importancia que tiene la planificación financiera para evitar disgustos después. Es necesario que los padres se aseguren que su economía está bajo control, así evitarán presiones innecesarias, dejarán la ansiedad a un lado y tendrán la suficiente confianza y tranquilidad para disfrutar del embarazo y de la crianza de su hijo.

Cómo librarte del estrés económico

En el primer trimestre de embarazo

Durante el primer trimestre de embarazo, tendrás que investigar sobre lo que necesitarás para tu embarazo. Si puedes heredar ropa de embarazada, dónde quieras dar a luz, los costes de los médicos, etc.

Abre una cuenta de ahorros y empieza a ahorrar durante todo tu embarazo, así tendrás un colchón económico para que cuando llegue tu bebé y tengas algún gasto imprevisto, lo puedas llevar a cabo. Si lo necesitas, comienza a buscar elementos que vayas a necesitar en casas de segunda mano.

Durante el segundo trimeste de embarazo

No gastes demasiado dinero en ropa pre mamá, piensa que es temporal. Compra solo lo necesario, como por ejemplo; un par de vestidos, medias anchas, etc.

Si estás trabajando tendrás que hablar con tu empresa para acordar la baja por maternidad y poder beneficiarte de todos tus derechos. Legalmente se te permite cuatro meses de ausencia del trabajo, remunerado.

También es probable que tus amigos y familiares organicen un baby shower para tiTambién es probable que tus amigos y familiares organicen un baby shower para ti

Durante el tercer trimestre

En este momento ya tendrás que haber escogido si tener a tu bebé en el sector privado o público. Empieza a comprar artículos esenciales para bebés como: ropa, pañales, cunas, asiento para el coche, ropa de cama, etc. Los artículos de bebé usados también se pueden comprar o pedir prestados a través de familiares, amigos y foros. 

También es probable que tus amigos y familiares organicen un baby shower para ti. Por lo tanto, antes de duplicar elementos, espera a ver qué te van a regalar. Si no puedes esperar, conserva tus recibos en caso de que necesites cambiar o devolver los artículos. Otra idea es hacer una lista con los artículos que quieres que te regalen y así, podrás evitar ese gasto, ¡porque te lo regalarán!

Ten en cuenta tu presupuesto y no permitas que tu emoción supere tu razonamiento. ¡Compra solo lo que puedas pagar! No hay nada mejor que estar preparado. Te da la libertad de disfrutar este nuevo viaje de crianza en el que estás empezando a caminar. Tener un bebé vale dinero, pero una planificación adecuada es el primer paso para el bienestar financiero de tu familia. Así que, si estás embarazada, coge papel y lápiz y empieza a escribir tu planificación.

Te puede interesar