Menú
Crea un buen espacio de aprendizaje para tus hijos
Crea un buen espacio de aprendizaje para tus hijos

APRENDIZAJE

Crea un buen espacio de aprendizaje para tus hijos

Si quieres que tus hijos tengan un buen desarrollo académico, entonces, ¡crea un espacio de aprendizaje en casa! Adquirir conocimientos será divertido para ellos.

Es importante saber cómo tener un buen lugar de estudio en casa para los hijos, es fundamental para el desarrollo académico. Pero un lugar de estudio no es lo mismo que un espacio de aprendizaje. Un espacio de aprendizaje está destinado a que sea lúdico, a que el niño potencie su amor por el aprendizaje de forma individual. Aunque no tenga que ver nada con la escuela, puede ayudar a mejorar el desarrollo académico por la buena relación que tendrá el pequeño con el aprendizaje.

Un espacio de aprendizaje dedicado en el hogar puede ayudar a nutrir la creatividad de tu hijo, mejorar su enfoque y aumentar sus niveles de motivación. Para conseguirlo, tendrás que pensar en crear un rincón especial dentro de tu hogar, ¡los hijos disfrutarán mucho aprendiendo a partir de ahora! Y sin que nadie les obligue a hacerlo... se fomentará su creatividad y aprendizaje también en casa, ya no solo en la escuela.

Un espacio de aprendizaje en el hogar es una forma increíble de dejar que tu hijo juegue y explore el mundo que le rodea. Construir uno puede parecer una tarea complicada, crear un espacio de aprendizaje cómodo e inspirador para tus hijos es realmente más fácil de lo que puedas pensar. Si te faltan ideas, no te pierdas las siguientes para que puedas inspirarte.

Un espacio de aprendizaje en el hogar es una forma increíble de dejar que tu hijo juegue y explore el mundo que le rodeaUn espacio de aprendizaje en el hogar es una forma increíble de dejar que tu hijo juegue y explore el mundo que le rodea

Que no falte iluminación natural

Es importante que escojas un espacio en tu hogar que tenga mucha luz natural. La iluminación natural en los entornos de aprendizaje aumenta el rendimiento, el bienestar y la creatividad. Cuanta más luz natural tengas, mejor será el ambiente para el aprendizaje.

Si no puede encontrar un espacio con luz natural en el interior, no te preocupes porque puedes ser creativo y construir un espacio de aprendizaje fuera, en el jardín por ejemplo. Si esto tampoco es posible, ¡aún hay más opciones! Puedes optar por escoger luces LED de color blanco ideales para estos casos.

Ten en cuenta el color de la estancia

El color puede tener un profundo impacto en la mente humana. Y aunque cada niño es diferente, ciertos colores pueden ayudarnos a inspirarnos y motivarnos. En general, los niños más pequeños prosperan en colores brillantes y estimulantes. Por ejemplo, el naranja es un color cálido y atractivo que puede ayudar a mejorar la productividad. El verde, por otro lado, que es un color frío, puede tener un efecto calmante y ayudar a la concentración.

Considere pintar las paredes o los muebles de uno de estos colores para ayudar a despertar la motivación y la curiosidad de los niños. Además a los niños les gustan los colores vivos, porque dan vitalidad y les hace sentirse bien casi de forma automática.

Un buen asiento, además de cómodo...¡robusto!

Todos sabemos que es muy doloroso sentarse en una silla incómoda durante horas. A tus hijos también le pasa. Tienes que asegurarte que las sillas en el espacio de aprendizaje son cómodas y que tienen suficiente respaldo para el cuerpo de tu hijo.

En su espacio de aprendizaje es recomendable que los niños puedan ensuciarse las manos tanto literal como figurativamenteEn su espacio de aprendizaje es recomendable que los niños puedan ensuciarse las manos tanto literal como figurativamente

También puede incluir algunas opciones para sentarte como por ejemplo, sillas, rincones de lectura... es importante que tu hijo tenga la libertad de moverse mientras juega y explora. No tiene por qué estar sentado todo el tiempo. En ese espacio debe sentir que mientras aprende, está jugando. De esta manera establecerá una mejor relación con el aprendizaje.

Proporciona actividades prácticas y experiencias de aprendizaje autodirigidas

En su espacio de aprendizaje es recomendable que los niños puedan ensuciarse las manos tanto literal como figurativamente. Existen muchas acitivades prácticas como la música, la lectura, la escritura, pintar con los dedos, hacer puzles, juegos de mesa... puedes ayudar a tus hijos a aplicar sus conocimientos a nuevas experiencias.

Motiva a tus hijos a escoger sus propias actividades y a dirigir su aprendizaje. Hacerlo le ayudará a descubrir lo que les interesa y a tener más confianza, curiosidad y autosuficiencia. El espacio de aprendizaje ideal es aquel en el que los niños pueden conectar su conocimiento con la experiencia para que puedan construir entendimientos que sean significativos para los niños.

Que no falten las opciones

No es ningún secreto que las mentes de los niños crecen y evolucionan a un ritmo rápido. Para mantener sus mentes en crecimiento estimuladas y comprometidas, necesitan muchas opciones educativas para ellos e ir cambiándolas cada pocas semanas. De esta forma, no se aburrirán y estarán entusiasmados con su próxima aventura educativa.

Te puede interesar