Menú
Cómo ayudar a un adolescente con problemas de aprendizaje
Cómo ayudar a un adolescente con problemas de aprendizaje

ADOLESCENTES

Cómo ayudar a un adolescente con problemas de aprendizaje

Si tu hijo adolescente tiene problemas de aprendizaje y va rezagado en el Instituto, tendrás que ayudarle a mejorar esta situación.

En la escuela secundaria se deben aprender conceptos más duros que en la escuela primaria. Las expectativas son más altas y esto puede estresar a los adolescentes estudiantes. Sienten mucha presión tanto en su vida académica, como personal, familiar o actividades extraescolares. Con tanta presión hay adolescentes que pueden comenzar a quedarse atrás en sus estudios, a tener problemas de aprendizaje simplemente porque les faltan algunos recursos esenciales para mejorar.

Un adolescente que se atrasa puede estar en riesgo de entrar en un patrón de exámenes suspendidos, de tener tareas incompletas y malas notas. Esto les causará frustración y creerán que no valen para estudiar ni aprender. Pero la buena noticia está en que si intervienes pronto, podrás ayudar a tu hijo adolescente a recuperarse antes de que sus notas bajen demasiado.

Ponerse al día

Si tu hijo adolescente no comprende de geometría o tiene problemas en ciencias, si se queda atrás en la materia puede sentirse muy estresado e intentan evitar este malestar no haciendo las tareas o evitar el estudio de estas materias. En lugar de enfrentar la pila de deberes que sigue sumando o sentarse y mirar un libro que realmente no entienden, a menudo prefieren no pensar en ello. Pero el enfoque "fuera de la vista, fuera de la mente" solo empeora sus problemas.

Si sospechas que tu hijo adolescente se está quedando atrás, intervén lo antes posible. Si necesita un profesor particular para ponerse al día porque están demasiado rezagados, puede ser una buen opción.

Quizá tu hijo tenga demasiadas actividades fuera de la escuela y no puede mantener el ritmoQuizá tu hijo tenga demasiadas actividades fuera de la escuela y no puede mantener el ritmo

Priorizar el horario en el trabajo adolescente

Quizá tu hijo tenga demasiadas actividades fuera de la escuela y no puede mantener el ritmo. Si este es el caso, será necesario reducir las actividades no académicas y tener un horario que le permita abarcar a todo. Priorizar las actividades que deben ser más importantes es esencial. Una vez que se tenga esto claro, entonces, habrá que buscar la forma de que el horario lo pueda cumplir.

Descartar desórdenes de aprendizaje

Quizá tu hijo adolescente tenga algún trastorno de aprendizaje que no hayas descubierto antes. Muchos niños inteligentes logran desempeñarse bien en la escuela hasta la escuela secundaria. Cuando el trabajo se vuelve más difícil, sus dificultades de aprendizaje se vuelven más evidentes.

Si sospechas que tu hijo adolescente puede estar luchando con un trastorno de aprendizaje, habla con los profesiones de la escuela. Si los profesionales educativos deberán encontrar la forma más correcta para saber cómo ayudarle a encontrar el problema de raíz y después encontrar la solución más adecuada. Si crees que puede ser algún problema de salud mental pude a tu médico que te derive al profesional más adecuado en cada caso.

Crear una rutina

Es difícil crear una estructura en la vida de un adolescente cuando actúan independientemente de ti al crear sus propios horarios. Pero, si han demostrado que necesitan un poco más de supervisión, dile que vuelva a casa inmediatamente después de la escuela y que comience con la tarea.

Guarda todos los dispositivos electrónicos y solo que use el ordenador si lo necesita para estudiar y bajo vigilanciaGuarda todos los dispositivos electrónicos y solo que use el ordenador si lo necesita para estudiar y bajo vigilancia

Guarda todos los dispositivos electrónicos y solo que use el ordenador si lo necesita para estudiar y bajo vigilancia. Apaga el televisor y proporciona un lugar tranquilo donde pueda estar bien estudiando o haciendo su tarea. Tendrás que ver qué hace en cada momento, así que o la puerta abierta o que lo haga en la cocina o salón, donde estés tú también. Después de hacer su tarea académica y su tarea doméstica, se podrá pasar tiempo en familia y después, permitir que coja su teléfono o vea la televisión, por ejemplo.

Además tendrás que dormir bien puesto que un adolescente necesita dormir 10 horas cada noche y no tenerlo puede hacer que disminuya su capacidad académica. Deberá irse cada día a la misma hora a dormir y levantarse cada día a la misma hora también.

Si consigue buenos resultados académicos se pueden pensar algunas recompensas como salir el fin de semana o llegar más tarde el sábado por la noche al salir con sus amigos, así quizá se sienta más motivado a hacer las cosas mejor. No esperes a que tu hijo tenga problemas académicos para hacer todo esto, es necesario comenzar cuanto antes. Si esperas demasiado tu hijo adolescente podría desconectar de la escuela y no tener la motivación suficiente para mejorar en su trabajo. En cambio, si actúas rápidamente podría cambiar su futuro, a mejor.

Te puede interesar