Menú
Enseña a tu hijo con discapacidad a hacer amigos
Enseña a tu hijo con discapacidad a hacer amigos

DISCAPACIDAD

Enseña a tu hijo con discapacidad a hacer amigos

Los niños con necesidades educativas especiales también pueden tener grandes amigos con buenas habilidades sociales.

Los niños con discapacidad o dificultades de aprendizaje a menudo se sienten aislados socialmente y tienen más dificultades que otros niños para hacer amigos con los compañeros de la escuela. Pero todos los niños con necesidades educativas especiales no deben sentirse desesperanzados por hacer amigos. También pueden desarrollar habilidades sociales clave para tener tantos amigos como cualquier otro niños.

Por qué a los niños con discapacidad les cuesta hacer amigos

Los niños con discapacidad o dificultades de aprendizaje a menudo les resulta difícil hacer amigos porque tienen baja autoestima, porque se preocupan por lo que piensan los demás, porque les cuesta expresarse o tener un buen razonamiento que les permita desarrollar las claves sociales, porque tienen una interacción limitada con otros, porque les faltan recursos o porque escogen no participar en actividades extra escolares porque tienen intereses limitados.

Los niños con discapacidad o dificultades de aprendizaje pueden sentirse preocupados por la idea de tener pocos amigos. Los padres pueden ayudar a estos niños a superar sus miedos y a que sean capaces de hacer nuevos amigos con algunos pasos a seguir.

Los padres pueden exponer a los niños a varias estrategias para ayudarlos a hacer amigosLos padres pueden exponer a los niños a varias estrategias para ayudarlos a hacer amigos

Superar el desafío de la amistad

Los padres pueden exponer a los niños a varias estrategias para ayudarlos a hacer amigos. Pueden turnarse para representar roles con las estrategias antes de la escuela o antes de los eventos sociales. 

Cuando sea posible, los padres deben estar cerca para que los niños puedan consultarlos para recibir recordatorios y ayuda adicional. Alternativamente, los padres pueden hacer planes para hablar con los niños después para conversar sobre cómo fueron las cosas. Por encima de todo, los padres deben mantener una actitud positiva y enseñar a los niños que hacer amigos es una habilidad que cualquiera puede aprender con la práctica.

Ofrecer sonrisas

Ofrecer una sonrisa amistosa es una buena idea para que los niños aprendan a hacer amigos sin importar su condición. Puede sentar a sonreír a una persona nueva cada día. No tiene que decir nada ni hacer nada más que sonreír, incluso de pasada. Si los otros niños no le devuelven la sonrisa, que no le importe, simplemente que desvíe la mirada. Al final del día, pregúntale qué recuerda acerca de los niños que vio y sonrió.

¿Sabe cómo se llaman esos niños? ¿Recuerda lo que llevaban puesto? El propósito de esta actividad es alentar a tu hijo a reconocer a los demás, sonreír y observar las características sobre ellos. Una vez que tu hijo se sienta cómodo en sonreír a las personas nuevas, es hora de pasar al siguiente paso.

Enseña a tu hijo a sonreír y saludar a los demásEnseña a tu hijo a sonreír y saludar a los demás

Saludar

Enseña a tu hijo a sonreír y saludar a los demás. Asegúrate de que tu hijo no necesita hablar para saludar a menos que se sienta cómodo al hacerlo. Al final del día puedes pedirle que te cuente qué ha pasado después del saludo. Una vez más, si otros no responden a su saludo, tu hijo no necesita hacer nada más que pasar a otra actividad. Cuando se sienta cómodo, haz que avance al próximo paso.

Iniciar una conversación

Enseña a tu hijo a sonreír, saludar y comenzar una conversación. Haz que sonría, que diga hola y que haga un comentario al menos a una persona nueva cada día. Practicad los comentarios con anticipación para que tu hijo esté listo para hablar de manera apropiada. Él puede preguntarles a los estudiantes cómo va su día, hablar sobre el tiempo, sobre las actividades de clase o complementar su trabajo en clase u otras declaraciones positivas acerca de la persona con quien está hablando. Cuando tu hijo se sienta cómodo con esto, avanzad al siguiente paso.

Hacer preguntas educadas

Enseña a tu hijo a preguntar de forma educada. Hacer preguntas a los demás sobre ellos mismos es una forma para que tu hijo les conozca y busque intereses comunes y así forjar nuevas amistades. Enseña a tu hijo a qué hacer para que los demás hablen de sí mismos y así, se sentirán mejor y más valorados, algo que sin duda puede hacer que los otros, se acerquen a tu hijo en forma de amistad.

Te puede interesar