Menú
Cómo debe ser la disciplina efectiva en niños de 5 años
Cómo debe ser la disciplina efectiva en niños de 5 años

DISCIPLINA

Cómo debe ser la disciplina efectiva en niños de 5 años

Si tienes un hijo/a de 5 años, entonces debes saber cómo aplicar la disciplina para que sea positiva y efectiva.

La disciplina en los niños de 5 años requerirá flexibilidad y agilidad mental por parte de los padres. Con un niño de 5 años, lo que funciona un día no siempre funciona en otros días. Si tienes un hijo o una hija de 5 años te habrás dado cuenta cómo quiere ser cada vez más independiente. Busca de forma incesable su autonomía y esto para ti y tu crianza puede presentar nuevos desafíos sobre todo en lo que se refiere al comportamiento o a las necesidades de disciplina.

Tu hijo podrá tener nuevos comportamientos para experimentar sensaciones o poner a prueba los límites establecidos. En tu crianza con hijos de esta edad, deberás hacer uso del ensayo y el error para ver qué es lo que mejor funciona en tu hijo/a.

El comportamiento de los niños y niñas de 5 años

A la edad de 5 años, la personalidad de un niño brillará a medida que desarrolle una mayor comprensión de sí mismo, sus relaciones y el mundo que lo rodea. Nuevas habilidades y talentos a menudo comienzan a desarrollarse y puede ser un año lleno de maravillosas ganancias de desarrollo.

La mayoría de los niños de 5 años entienden el bien y lo diferencian del mal, pero aún están sumidos en un pensamiento mágico donde todo es posible. Pueden seguir reglas simples y a menudo aspiran a complacer a los adultos. Sin embargo, no entienden la lógica de los adultos, por lo que a veces les cuesta tomar decisiones saludables.

La mayoría de los niños de 5 años entienden el bien y lo diferencian del malLa mayoría de los niños de 5 años entienden el bien y lo diferencian del mal

A esta edad suelen tener relaciones con amigos de su mismo sexo, quieren encajar con otros niños y molestan a los que no se llevan bien con ellos. Pueden querer mandar a otros y esto puede ser complicado para otros niños que sean más sensibles.

A los 5 años es importante que comiencen a desarrollar un buen control de impulsos, aunque ahora solo comienza el trabajo en este área ya que puede gritar, decir cosas que no sienten o tener rabietas... y es totalmente normal. En ocasiones querrán poner a prueba las reglas y los límites pero al mismo tiempo, son capaces de tener una mejor comprensión de las consecuencias directas de su comportamiento.

La mejor disciplina en niños y niñas de 5 años

Es necesario que tengas en cuenta que la disciplina que utilices debe adaptarse al temperamento de tu hijo y ser consciente de que quizá lo que le funcione al hijo de tu vecina no tiene por qué funcionarte a ti. No te pierdas estos consejos para que la disciplina a esta edad sea efectiva:

1-Establece límites claros. Tu hijo necesita reglas claras en el hogar y límites consistentes. Prevenir los problemas de comportamiento, manteniendo tu disciplina constante y seguir adelante con las consecuencias positivas y negativas dependiendo de cómo sea su comportamiento.

Tu hijo necesita saber qué esperas de él exactamenteTu hijo necesita saber qué esperas de él exactamente

2-Ofrece opciones limitadas. Los niños de 5 años desean sentir el control pero necesitan ayuda para aprender a tomar buenas decisiones. Ofrece opciones limitadas para enseñarle a tu hijo habilidades para resolver problemas. Puedes preguntarle cosas como: "¿Preferirías limpiar tu habitación antes o después de la cena?" Cualquier elección es una buena respuesta, siempre y cuando se haga.

3-Indicaciones correctas. Tu hijo necesita saber qué esperas de él exactamente y para ello, necesita que le des indicaciones claras y concretas, deberás asegurarte de que te escucha. Para saber que tu hijo te escucha establece contacto físico y visual antes de intentar dar instrucciones. Después de dar instrucciones, pídele a tu hijo que repita lo que le has dicho para asegurarte de que lo comprende.

4-Elogia siempre que sea necesario. Dale a tu hijo elogios y aliento para promover el buen comportamiento. Esto le dará la confianza que necesita para saber que va por el camino correcto.

5-Que no falten las alternativas. Cuando tu hijo se porta mal, enséñale formas alternativas de satisfacer sus necesidades. Si tira un juguete al suelo cuando está enfadado, deberás enseñarle técnicas de control del enfado, como respirar y contar hasta diez. Así tendrá tiempo para calmar su mente y buscar alternativas más eficaces a su enfado.

Te puede interesar