Menú
Cuándo salen y cuándo caen los dientes de leche
Cuándo salen y cuándo caen los dientes de leche

DIENTES DE LECHE

Cuándo salen y cuándo caen los dientes de leche

Conoce todo lo relacionado acerca de los primeros dientes de tu hijo y aprende a cómo cuidarlos y a calmar su dolor.

Dientes de lecheLa dentificación empieza en el periodo embrionario

Los dientes de leche son el primer juego que tenemos en nuestra boca. La dentición empieza a desarrollarse durante el periodo embrionario y hacen su aparición durante los primeros años de nuestra infancia. Son 20 piezas en total que, con el paso del tiempo son reemplazados por otros 32 dientes permanentes de mayor tamaño.

Cuándo salen los dientes de leche

Los primeros dientes de leche hacen su aparición en la boca del bebé a partir del medio año de edad con los incisivos centrales, tanto superiores como inferiores. En la dentición, en primer lugar es normal que aparezcan los incisivos centrales inferiores y ya, posteriormente los inferiores. Una vez que han salido estos, entres los 8 y los 9 meses, aunque puede que se retrase hasta los 12, aparecen los incisivos laterales. Como con los centrales, primero aparecen los caninos inferiores. Para que aparezcan los molares hay que esperar hasta los 13 ó 14 meses, ya que será cuando las primeras muelas hagan su aparición. La dentición puede darse por completada con los dientes de leche a partir de los 2 ó 3 años con diez incisivos superiores y diez inferiores.

Suelen aparecer a partir del medio año de vida
El primer diente de leche suele salir entre los 6 y los 8 meses en la mayoría de los niños, pero la salida de estos es distinta en cada bebé ya que cada uno tiene su propio ritmo.

Cuándo se caen los dientes de leche

Al igual que con el crecimiento de cada diente de leche, no se puede dar una fecha exacta, ya que depende de cada bebé, pero por hacer una aproximación, la renovación de la dentadura empieza a partir de los cinco años, cuando los dientes de leche irán cayendo para dar lugar a unos incisivos permanentes. Las variaciones en cuanto a la fecha en la que se produce este cambio pueden deberse, entre otras cosas, a la genética de cada niño, por lo tanto no deben preocuparnos. En caso de que se produzca alguna anomalía, la primera solución ha de ser acudir al dentista.

Dientes niñosLos dientes de leche irán cayendo para dar lugar a unos incisivos permanentes

Los primeros dientes en caer, suelen ser los inferiores siempre antes que los superiores, aunque dependiendo de su posición dental también. Los incisivos inferiores nacen en la parte interna de la encía y empujan a los de leche para poder tener su espacio. Los centrales suelen caerse alrededor de los cinco años. Para la caída de caninos y primero molares habrá que esperar hasta los nueve años, terminando este proceso los segundos molares un año más tarde.

Con respecto a los superiores, a los seis años y medio empiezan a caerse las piezas centrales. Los primeros molares caerán a los nueve años, y ya a los diez le tocará a los caninos y segundos molares.

Existen muelas que aparecen por primera vez con la dentadura definitiva, no olvidemos que ésta consta de 32 piezas en total. Éstas hacen su primera aparición a los seis años y se sitúan detrás de cada diente de leche ó de las permanentes que las han sustituido.

Los dientes de leche suelen comenzar a caerse a partir de los 5 años
Nunca hay que forzar la caída de un diente, por mucho que éste se esté moviendo. Lo mejor es dejar que todo siga su curso, ya que es posible que perjudiquemos la encía o que el diente permanente no crezca de manera correcta. Un diente suele puede ser arrancado siempre y cuando esté lo suficientemente suelto como para que el niño pueda soltarlo con la lengua sin sufrir dolor alguno, sino, será cuestión de tiempo que termine cayendo.

Niño lavándose los dientesLos niños tienen que lavarse los dientes tres veces al día

Cuidados

El cuidado de los dientes de los niños es parecido al que debemos tener los adultos, sólo que hay que tener en cuenta que existen productos que aún no pueden utilizar por ser demasiado agresivos, así que será mejor preguntar al farmacéutico. Aún así, a continuación van algunos consejos a tener en cuenta:

- Lavarse los dientes después de cada comida. Lo ideal sería lavarse los dientes tres veces al día para eliminar las bacterias que pueden dejar los restos de comida. Si no es posible, el cepillado de la mañana y de la noche ha de ser obligatorio, sobre todo el nocturno. Cuando los niños se van a dormir, las bacterias pueden actuar durante todo ese tiempo, por lo tanto será mejor que vayan con los dientes limpios a la cama. Para estar seguros, mejor supervisar cómo se los limpian y, si es preciso, hacer un repaso.

- No tomar nada después de lavarse los dientes. Si después del cepillado toman zumo o comen algo, no ha valido para nada. Es algo obvio, pero que muchas veces no se tiene en cuenta y los azúcares pueden actuar y la aparición de caries puede tener lugar.

- Usar un flúor adecuado. Para una completa limpieza de la boca será necesario un flúor para una mayor eliminación de bacterias. Al igual que pasa con la pasta de dientes, éste no puede ser el que utilizan los adultos, ya que es demasiado fuerte para ellos. El farmacéutico te aconsejará sobre cuál es el adecuado para la boca del niño.

- La boca no son sólo los dientes. Muchas veces pasamos por alto que el paladar y la lengua también forman parte de la cavidad bucal y nos dejamos muchas bacterias sin limpiar. Enseña a tu hijo que, además de los dientes, también debe pasar su cepillo por estas zonas para que la limpieza sea completa.

- No abusar de dulces. Cuando hablamos de dulces no sólo nos referimos a bollería o golosinas, los zumos también tienen una gran cantidad de azúcar que no ayuda a la dentadura de los niños. Pueden causar caries.

- Siempre que se tenga alguna duda o se observe alguna anomalía, acudir al dentista. Él sabrá mejor que nadie como solucionar el problema dental y, además, nos dejará más seguros de que hemos hecho lo correcto.

Bebé chupeteUn chupete puede ayudar a aliviar el dolor de nuestro bebé

El proceso de dentición del bebé: consejos y sugerencias

El proceso de dentición de un bebé es doloroso y molesto para él, por lo que debemos hacérselo más llevadero o intentar calmarle el dolor. Éste comienza antes de la primera aparición de un diente de leche, por lo que no es fácil que nos demos cuenta de que eso es lo que realmente le pasa al bebé. Por ello, hay que estar atentos a los síntomas. Alguno de los que pueden significar que están a punto de salirle los dientes son el deseo de masticar continuo y el babeo e irritabilidad casi constante que se acrecienta durante la noche. Algunas sugerencias para ayudar al bebé a pasar este trance son:

- Mordedores. Por la presión que ejerce la salida de dientes en las encías, el bebé tendrá la necesidad de morder, por lo que serán muy útiles. Hay que tener en cuenta la recomendación del farmacéutico, ya que dependiendo de la edad usará uno u otro para prevenir problemas como que se lo pueda tragar. Existen mordedores que pueden conservarse en la nevera para que el frío les ayude a bajar la inflamación y así calmar el dolor. Dependiendo de la edad del niño, puede que incluso puedas recurrir a pequeños trozos de fruta.

- Masajes en las encías. Para ello pregunta a tu médico cuál es el gel adecuado para tu bebé. Con un leve masaje podrás ayudar a que la presión de las encías baje. Si te encuentras en un apuro, siempre podrás recurrir al agua fría, ya que ayudará a bajar la inflamación.

- Chupetes. Ayudan también a aliviar el deseo de morder que tiene el bebé. Para ello, existen algunos especiales para el proceso de dentición en las farmacias.

- Remedios caseros. Estos remedios han funcionado siempre y ahora también pueden hacerlo sin ningún problema. Entre estas soluciones de nuestras abuelas están la manzanilla en los chupetes que muerde nuestro bebé, los masajes de encías con un trozo de manzana o los masajes con miel.

- Entretenimiento. Si entretenemos al niño con otras actividades les ayudaremos a no estar pendientes del dolor. Todo sea para que el proceso de dentición sea mucho más llevadero para el pequeño.

Te puede interesar