Menú
Cómo evitar las estrías en el embarazo
Cómo evitar las estrías en el embarazo

CUIDADO DE LA PIEL

Cómo evitar las estrías en el embarazo

El aumento del volumen de la barriga durante el embarazo es la principal causa de que aparezcan estrías en nuestra piel, te ayudamos a prevenirlas para que no ocurra.

La formación de estrías durante el embarazo es un tema que preocupa a muchas mujeres hoy en día y que en la mayoría de los casos se podía haber hecho algo para prevenirlas.

La piel tiene tres capas según el nivel de profundidad. Primero está la epidermis que es la capa más superficial, la que queda expuesta al exterior. La más profunda es la hipodermis, allí se encuentra el tejido de unión y el adiposo (que contiene la grasa). Por último y en medio de estas dos encontramos la dermis. Es la capa intermedia y ahí se encuentran las fibras de elastina y colágeno, las terminaciones nerviosas, los folículos del vello y las glándulas sudorípadas y sebáceas.

Es en la dermis donde aparecen las estrías. Son roturas de las fibras de elastina y colágeno por debajo de la epidermis. Como resultado aparecen unas cicatrices muy difíciles de eliminar. Pueden ser de color blanco o adoptar un tono rojizo.

¿Por qué se forman las estrías?

Ocurren porque hay cambios de volumen dentro del cuerpo. Las hormonas del embarazo hacen que a veces la mujer gane peso demasiado deprisa y claro, al cuerpo no le da tiempo a producir el suficiente colágeno para cubrir ese nuevo volumen y la piel se "rompe", apareciendo así las famosas estrias. En realidad, la piel tiene una capacidad para estirarse impresionante, puede llegar a multiplicar por diez su extensión, es decir, el trozo de piel que normalmente cubre un centímetro durante el embarazo puede llegar a cubrir diez, sin embargo, es al llegar a su límite cuando finalmente se rompe.

Notaremos que se nos van a formar estrías porque sentiremos un cierto hormigueo en la zona afectada, normalmente en la barriga. Después la piel que recubre la zona se volverá más fina y tensa. Con el tiempo se empezarçan a verse unas pequeñas líneas rosadas o moradas. Al principio se verán rugosas pero finalmente acabarán aplanándose y tornándose blanquecinas. Normalmente suelen aparecer en grupos, en forma de rejilla o de líneas paralelas pero depende mucho del tipo de piel y de la zona afectada. Por ejemplo, en pieles morenas las estrías blancas serán más evidentes, en las blancas serán más visibles las moradas.

Las estrías aparecen por el repentino aumento de volumen al crecer la barrigaLas estrías aparecen por el repentino aumento de volumen al crecer la barriga

Como prevenir las estrías del embarazo

Es una ardua tarea aunque no imposible. Para ello tenemos que tener en cuenta varios factores:

- Factores hereditarios, fíjate y pregunta a tu madre si las sufrió en su momento para saber si podrías ser propensa a sufrirlas.

- El tipo de piel. Por lo general las pieles más secas son más propensas a sufrir roturas que las grasas. Lo mismo pasa con las envejecidas, son más fácil de sufrir roturas.

- La velocidad del aumento de peso.

- La cantidad de peso subido. El repentino aumento de volumen en la barriga es la principal causa de las estrías abdominales.

Lo único que podemos hacer contra ellas es luchar para prevenirlas en el embarazo. Es importante que empecemos a cuidar nuestra piel incluso antes de quedarnos embarazadas en los casos en los que se busque el embarazo de forma activa. Si no es así, empieza con los cuidados dérmicos nada más que sepas la noticia.

1. Usa cremas antiestrias.

Es la primera y más efectiva opción. Date una crema especial para la piel al menos dos veces al día para mantenerla hidratada y aportarle la elasticidad necesaria. Entre los componentes esenciales deben encontrarse:

- Aceites esenciales como el de yoyoba, borraja y el aceite de mosqueta. Este en particular contiene una gran concentración de ácidos grasos poliinsaturados que regeneran los tejidos conjuntivos de la piel.

- Centella asiática. Es una sustancia que trabaja como un bioestimulante y acelera la formación de fibras dérmicas y colágeno.

2. Sigue una dieta rica en vitaminas y minerales.

Si es posible empieza antes de quedarte embarazada. Toma frutas y verduras ricas en vitamina A, C y E. Hay una gran variedad de alimentos con estas características. Las nueces, los aguacates, espinacas, brócoli, arándanos, fresas, naranjas... En general todas las frutas y verduras son beneficiosas.

- Alimentos ricos en ácidos grasos omega 3 como los pescados, las nueces, los huevos, el hígado... Estos aceites harán que tu piel se mantenga elástica y brillante, dándole luminosidad.

Las cremas anti-estrías son un gran recurso para prevenir su apariciónLas cremas anti-estrías son un gran recurso para prevenir su aparición

3. Hidrata tu cuerpo.

Debes aumentar la cantidad de líquido que bebes. Lo ideal serían al menos 8 vasos al día. Al principio puede parecer difícil pero es más fácil de lo que crees. Una estrategia es tomar infusiones frescas o calientes dependiendo de la estación en la que se esté, llevar contigo una botella de agua e ir rellenándola al menos un par de veces al día y por último, tomar comidas más acuosas como sopas, gazpachos, etc. Las verduras y frutas también contienen un alto porcentaje en agua. Escoge ensaladas o verduras como guarnición frecuentemente y deja durante un tiempo otros alimentos más secos como el plan blanco o las patatas, ya que son alimentos con almidón, sin apenas fibra.

4. Realiza ejercicio moderado.

El ajercicio aeróbico nos será útil porque nos ayudará a no ganar peso demasiado deprisa. Sin embargo, también debemos beneficiarnos de otros deportes de bajo impacto como el Pilates o el Yoga, los estiramientos que se practican en ellos fortalecerán tu tono muscular dificultando las roturas de la piel. Para que sea efectivo tiene que practicarse durante todo el embarazo y no solo al final, ya que la idea es que en el último trimestre (cuando más peso se gana) ya tengamos medianamente fortalecida la zona abdominal de la barriga y los muslos (puntos claves para la aparición de estrias).

5. Practica cepillado en seco.

Es utilizado para combatir la celulitis y estrías principalmente pero también se usa como método preventivo. Es muy beneficioso porque aparte de exfoliar y eliminar células muertas de la piel, la rejuvenece porque activa los nervios y fibras musculares, al aumentar el flujo sanguíneo de la piel se acelera la formación de células epiteriales, volviéndola más tensa.

Empieza comprándote un cepillo de fibra vegetal y nada más levantarte por la maañana cepíllate de abajo a arriba, desde las piernas hasta el pecho, concéntrate sobre todo en las áreas más problemáticas como muslos y la barriga. Evita hacerlo en los pechos porque podrías hacerte daño (la piel es más delicada). Para terminar date una ducha para remover las células muertas de la piel.

Por último, intenta no obsesionarte con el tema. Si otras mujeres de tu familia han sufrido estrías en el embarazo es probable que tu también las acabes teniendo porque tienen un fuerte factor hereditario. Con las cremas y cuidados podemos reducir las consecuencias pero es como con las arrugas, por muchas cremas que te eches no puedes evitar lo inevitable. Piensa que el embarazo sigue un proceso y es totalmente normal que tu cuerpo sufra cambios, por eso, céntrate en que la recompensa merecerá la pena.

Te puede interesar