Menú
La baja autoestima durante el embarazo, ¿a qué se debe?
La baja autoestima durante el embarazo, ¿a qué se debe?

QUERERSE MUCHO

La baja autoestima durante el embarazo, ¿a qué se debe?

Unos de los problemas a los que se puede enfrentar la madre que espera la llegada del bebé es su baja autoestima, te ayudamos a recuperarla.

Chica embarazada tristeLa depresión durante el embarazo puede desembocar en depresión postparto

La autoestima es la imagen que tenemos de nosotros mismos, que puede ser positiva o negativa, dependiendo de las experiencias que hemos vivido y de las expectativas que hemos ido creando sobre nosotros mismos. Tendremos una autoestima alta si nos queremos, nos aceptamos y nos valoramos a nosotros mismos. Tendremos una baja autoestima cuando no nos gustamos, nos sentimos inseguros o pensamos que todo el mundo va en contra nuestra.

La baja autoestima nos hace plantearnos si podremos afrontar la maternida
Es popularmente creído que el embarazo es una etapa de inmensa alegría para las embarazadas. Están felices porque están esperando un hijo y los contras del embarazo no son nada en comparación con la recompensa final. Sin embargo, no todas las mujeres lo experiencian así. Eso no significa que no se alegren de estar embarazadas, pero las molestias, el aumento de peso y los cambios hormonales influyen negativamente y una de cada diez mujeres sufre síntomas depresivos. Esas mujeres suelen sentir los síntomas alrededor de la octava semana de embarazo debido a los cambios hormonales. Pero vuelven a producirse en el tercer trimestre.

Es importante controlar esos síntomas depresivos y de baja autoestima porque según las estadísticas el 50% de las mujeres que sufren depresión en el embarazo sufrirán además depresión postparto.

¿Por qué tengo baja autoestima?

Hay muchos motivos por los que una embarazada puede desarrollar baja autoestima, a continuación os dejo con los más importantes.

- Durante el embarazo la mujer sufre una alteración hormonal importante. Ytambién habrá cambios en los niveles de neurotransmisores que hay en nuestro cerebro, son mensajeros químicos entre neuronas y una de sus múltiples funciones es ayudar a regular el humor. En esta etapa son comunes los cambios en el estado de ánimo.

- Cambios en el físico. Asumir el aumento de peso es uno de los retos más difíciles a los que se enfrenta la embarazada, sobre todo ahora que en la sociedad se ha impuesto "el culto al cuerpo". Muchas mujeres intentan reducir un excesivo aumento de peso controlando la dieta y haciendo ejercicio físico pero siempre hay que seguir las pautas médicas y no salirse de ellas para no poner en peligro al bebé.

- Miedo a los cambios y al futuro. Las mujeres que se preocupan excesivamente por el futuro lo van a pasar muy mal porque estarán pensando continuamente en lo que podría o no podría pasar. Eso les va a causar mayor ansiedad y van a tender a preocuparse más. Al final se crea un círculo vicioso del que es difícil escapar.

Embarazada mirándose al espejoLos cambios físicos y hormonales nos pueden hacer ver menos atractivas o menos capaces

- Problemas con la pareja. Con la tensión del embarazo muchas parejas se resienten. Son muchos los cambios en poco tiempo y a veces es difícil adaptarse. Algunos hombres no saben cómo reaccionar y pueden utilizar el trabajo como una oportunidad de evadirse del estrés diario. En general, pasar un mal momento con la pareja afectará negativamente a la autoestima de la madre y la relación se enfriará. Por ejemplo, la mujer podría pensar que la culpa de la frialdad es debido aumento de peso y falta de atractivo de ella.

- Madres jóvenes. Las madres solteras y sobre todo las jóvenes tienen un mayor riesgo de vivir síntomas depresivos durante y después del embarazo. Si el embarazo no estaba planeado aumentan las posibilidades.

¿Cómo aumentar mi autoestima?

La autoestima es algo que todos podemos ir alimentando poco a poco, con el fin de aceptarnos tal y como somos.

1. Arréglate y cuida tu vestuario.

Aunque hayas aumentado de peso y te veas poco atractiva eso no es excusa para dejar de cuidarte. Cambia el "que más da lo que me ponga, estoy horrible" por "este jersey me resalta más la mirada". Independientemente de que tengas que usar tallas holgadas o grandes se puede seguir vistiendo elegante, hay una gran variedad de prendas que permitirán a la mamá sentirse cómoda y elegante a la vez. Puede parecer frívolo, pero cuidar nuestro aspecto físico por fuera hará que poco a poco nos sintamos mejor por dentro. Al vernos guapos vamos a sentirnos también así con el tiempo.

Además, no te centres solo en las partes que han cambiado a peor si no también en las que se han mantenido o incluso han mejorado. Por ejemplo, si eres una mujer con poco pecho el embarazo es una oportunidad para lucir escote porque te aumentará el busto un par de tallas mínimo. Pero tampoco te obsesiones por estos temas, el pecho, por ejemplo, cambiará otra vez, y en todas sus fases es bello, al igual que el resto de tu cuerpo.

2. Habla con tu pareja y transmítele tus miedos.

Es importante que puedas desahogarte y contar con alguien que te apoye. Si eres madre soltera o tu pareja no está accesible acude a algún familiar o amiga/o de confianza. Lo importante es que puedas verbalizar tus preocupaciones y desahogarte.

Por otro lado, no descuides el sexo aunque estés embarazada. Si te acostumbras a dejar de practicarlo por inseguridades y miedos cada vez te va a resultar más difícil ponerte a ello.

3. Vigila la alimentación y haz algo de deporte.

Es decir, tienes que intentar llevar un estilo de vida saludable. Aunque el aumento de peso durante el embarazo es normal y deseable no debemos excedernos tampoco, debes de seguir siempre las pautas del médico. Lo importante es seguir una alimentación variada y de calidad, que aporte todo tipo de vitaminas, minerales y nutrientes al bebé. El peso medio que tiene que aumentar una embarazada está entre 10-15 kg. No debemos quedarnos cortas ni sobrepasarnos. Así no pondremos en peligro al bebé y nos será más fácil recuperar la figura tras el parto.

Respecto al deporte no está contraindicado para las embarazadas, todo lo contrario, es muy recomendable, no solo para controlar el aumento de peso si no como una manera de mejorar el estado de ánimo y evadirse de los quehaceres diarios. Deportes altamente recomendables en este periodo son la natación, Pilates, realizar caminatas y yoga.

Pareja esperando un bebéComparte tus miedos y preocupaciones con las personas de tu alrededor

5. Retoma hobbies.

Si eres una mujer trabajadora seguramente has descuidado tus intereses o hobbies. Aprovecha el embarazo para recuperarlos. ¿Qué mejor momento para continuar con ese libro que lleva meses en la mesilla de noche? ¿Por qué no continuar con el cuadro que dejaste a la mitad el mes pasado? También puedes empezar a ver alguna serie de televisión o probar actividades nuevas. Si tienes más hijos aprovecha el embarazo para estar con ellos y explicarles lo mucho que les vas a seguir queriendo a pesar de que va a nacer un nuevo bebé. Ellos lo agradecerán y no se pondrán tan celosos con la llegada del pequeño.

6. Evita pensar de una manera negativa y poco realista.

Hay una relación directa entre madres con una buena autoestima durante el embarazo y bebés seguros, felices, sociables y con un sueño más tranquilo. Por eso, reflexiona sobre lo importante que es para ti y para tu bebé el que te sientas bien contigo misma.

Te puede interesar