Menú
El riesgo de la bronquiolitis en los bebés
El riesgo de la bronquiolitis en los bebés

BEBÉS

El riesgo de la bronquiolitis en los bebés

El virus hace que los bronquios se inflamen y que al bebé le cueste respirar dando lugar a la bronquiolitis.

La bronquiolitis es una infección que afecta a las vías respiratorias siendo a día de hoy la causa de ingreso más habitual en los bebés. Son muchos los bebés los que sufren tal afección durante su primer año de vida. Ello se debe a que las vías respiratorias son todavía muy pequeñas lo que provoca que se bloqueen a menudo. Es bastante peligroso para la salud del pequeño el sufrir tal infección en sus vías respiratorias.

En qué consiste la bronquiolitis

La bronquiolitis es una infección respiratoria causada por el virus respiratorio sincitial. Este tipo de virus es bastante contagioso y es el causante de la mayoría de afecciones respiratorias que sufren los bebés.

El virus hace que los bronquios se inflamen y que al bebé le cueste respirarEl virus hace que los bronquios se inflamen y que al bebé le cueste respirar

El virus hace que los bronquios se inflamen y que al bebé le cueste respirar dando lugar a la bronquiolitis. En cuanto a los síntomas de la bronquiolitis hay que señalar los siguientes:

  • Estado febril moderado.
  • Mucha dificultad para respirar correctamente.
  • Exceso de tos.
  • Vomita en exceso y no quiere tomar nada de líquidos.
  • Falta de apetito.
  • Fatiga y decaimiento.
  • En algunos la falta oxígeno hace que la piel se vuelva morada. En tal caso es esencial el acudir rápidamente a urgencias.

En todos estos casos, es normal que el médico decida ingresar al bebé en el hospital durante una semana para controlar la respiración del pequeño y que la infección no va a más.

Qué hacer si el bebé tiene bronquiolitis

Al tratarse de una afección respiratoria que dificulta que el bebé pueda respirar correctamente, se debe tratar la misma a base de inhaladores y corticoides. Es importante realizar lavados nasales varias veces al día y mantener al bebé perfectamente hidratado. En muchos casos el bebé pierde el apetito y rechaza el tomar líquidos. Ello es bastante peligroso ya que puede haber un alto riesgo de que llegue a sufrir una deshidratación.

También es importante el tener en la casa un ambiente lo más húmedo posible y libre de humos. Con la ayuda de un humidificador se consigue que el bebé pueda respirar mucho mejor y sus fosas nasales no se resequen en exceso.

Cómo prevenir la bronquiolitis

La bronquiolitis viene causada por la acción de un virus por lo que resulta difícilmente de prevenir. Sin embargo hay una serie de medidas que pueden ayudar a que el bebé se contagie:

  • Es importante el lavarse las manos de manera habitual. En muchos casos el bebé se infecta con el citado virus a causa de la suciedad que tienen los padres en las manos.
  • No se debe compartir ni chupetes, ni biberones, ni juguetes del bebé. También es importante el lavarlos de manera asidua para eliminar los posibles virus.
  • Es bueno el ventilar las estancias de la casa y mantener un ambiente húmedo en las mismas.
  • Las superficies que toque el bebé deben limpiarse de manera diaria.
  • La bronquiolitis se contagia con mucha facilidad por lo que el bebé debe alejarse en todo momento de aquellas personas que pudieran estar infectadas o enfermas.
 Es bastante peligroso para la salud del pequeño el sufrir tal infección en sus vías respiratorias Es bastante peligroso para la salud del pequeño el sufrir tal infección en sus vías respiratorias

Como ya te hemos comentado más arriba, la bronquiolitis es una enfermedad respiratoria bastante habitual y frecuente en los bebés. Es por ello que los expertos en el tema trabajan en una vacuna que se le pueda administrar a la madre embarazada y de esta manera reducir el riesgo de que el bebé pueda llegar a sufrir bronquiolitis.

En definitiva, la bronquiolitis es una afección de tipo respiratoria que se da con bastante frecuencia en los bebés con todo el peligro que ello acarrea, sobre todo si vomita con frecuencia y no se hidrata de manera correcta. Si observas alguno de los síntomas arriba descritos es importante que acudas rápidamente al hospital para que el médico pueda examinarle y explorarle.

Te puede interesar