Menú
Cómo ayudar a tu hijo a superar la muerte de su abuelo
Cómo ayudar a tu hijo a superar la muerte de su abuelo

ABUELOS

Cómo ayudar a tu hijo a superar la muerte de su abuelo

El fallecimiento de un abuelo puede ser el primer contacto con la muerte en los niños, te necesita para superarlo.

La muerte de un abuelo no se supera, ninguna muerte se supera realmente... pero es necesario aceptar este hecho y sobre todo, entender que hay que aprender a convivir con esta realidad. Para un adulto la muerte de un ser querido es muy difícil, pero aún lo es más para un niño. Los niños no comprenden bien el significado de la muerte ya que es algo demasiado abstracto para ellos.

Muchas veces, la muerte de un abuelo es el primer roce real de un niño con la mortalidad. Tratar con la pérdida puede ser difícil, pero al mismo tiempo, un niño puede crecer en madurez y comprensión a través de esta experiencia.

Cómo ayudar a los niños con la muerte de un abuelo

Todo niño que trata con la muerte necesita el apoyo de la comprensión de los adultos. Los padres, por supuesto, tienen el papel principal, pero un abuelo puede ayudar a un niño a comprender la muerte de uno de sus otros abuelos. Los niños pequeños necesitarán más ayuda incluso, algunas sugerencias pueden servir:

Todo niño que trata con la muerte necesita el apoyo de la comprensión de los adultosTodo niño que trata con la muerte necesita el apoyo de la comprensión de los adultos

  • Responde a las preguntas del niño pero mantén unas respuestas breves y simples
  • No sientas que debes dar todas las respuestas
  • Permite que el niño se aflija, comprende que para algunos el dolor se retrasará
  • Escucha lo que dice y cómo dice las cosas
  • No confundas a los jóvenes cuando utilizan eufemismos sobre la muerte
  • Asegura al niño que la muerte no es un castigo, si no que forma parte de la vida
  • Debes asegurarte de que el niño no se siente culpable
  • Ten paciencia y coherencia con las respuestas aunque haga las mismas preguntas una y otra vez
  • Ayuda a un niño a comprender que la persona fallecida no regresará
  • Ten cuidado al asociar la muerte con enfermedad porque entonces podría tener miedo a cualquier enfermedad en el futuro
  • Ten cuidado al decir que murió 'por viejo' una que entonces puede tener miedo de que todas las personas que considera 'viejas' se mueran. Es mejor proporcionar una imagen positiva del envejecimiento

¿Asistir al funeral?

En este sentido hay mucha controversia porque son muchas las opiniones que existen. Los niños necesitan estar con sus familias durante el proceso de duelo, pero los funerales pueden ser abrumadores para los niños más pequeños. A veces, asistir a un velatorio o una visita puede ser un sustituto aceptable para asistir al funeral real.

Si un niño va a asistir a un servicio de este tipo, repasa lo que sucederá para que esté preparado. Si el niño va a asistir a una visita o servicio con un ataúd abierto, deja que el niño decida si quiere ver el cuerpo. Si es así, realiza arreglos para que esté en compañía de un adulto tranquilo. Preparea al niño para la apariencia del cuerpo, diciendo que debido a que el cuerpo ya no funciona, no se ve igual y el alma de la persona, ya no está.

Permitir que un niño coloque una foto o una letra en el ataúd puede ser reconfortante. Prepara al niño para el hecho de que algunas personas en el servicio estarán llorando, pero otras pueden estar riendo y hablando, y esa es su manera de recordar al difunto.

Permitir que un niño coloque una foto o una letra en el ataúd puede ser reconfortantePermitir que un niño coloque una foto o una letra en el ataúd puede ser reconfortante

Miedo a la muerte de otros abuelos

Los niños que están lidiando con la muerte de un ser querido a menudo se preguntan si perderán a otras personas que aman. Especialmente si uno de sus abuelos intenta consolar por la muerte de otro abuelo, es posible que el niño sienta miedo por si su abuelo que aún está vivo, pronto también morirá.

Si eres un abuelo que intenta reconfortar a tu nieto por la pérdida de otro abuelo, es mejor decir algo simple como:"Espero estar aquí por mucho tiempo". Con esta frase el nieto se podrá sentir mucho más reconfortado.

El proceso de duelo

Algunos niños encuentran consuelo en los días posteriores a una muerte mirando o llevando encima imágenes de su familiar difunto. Un juguete especial o un recuerdo asociado con el difunto también puede ser reconfortante. Se debe informar a los maestros o cuidadores del niño sobre la muerte reciente del familiar. 

Un niño que atraviesa el proceso de aflicción puede tener ansiedad y presentar comportamientos poco usuales. Él o ella puede quejarse de síntomas físicos como dolor de cabeza o dolor de estómago o tener problemas para concentrarse en la escuela. Estos cambios de comportamiento probablemente desaparecerán en cuestión de semanas. Si no lo hacen, es posible que el niño necesite hablar con un terapeuta especializado en duelos.

Te puede interesar