Menú
Cómo actuar si intentan avergonzar tu maternidad en redes sociales
Cómo actuar si intentan avergonzar tu maternidad en redes sociales

MATERNIDAD

Cómo actuar si intentan avergonzar tu maternidad en redes sociales

¿Alguna vez han intentado humillar o avergonzar tu maternidad a través de las redes sociales? Así debes actuar para que no te afecte.

Desde detrás de una pantalla es muy fácil intentar avergonzar a otras madres, además de ser cobarde, quien lo hace se siente en el derecho legítimo de hacerlo. Aunque nadie tiene derecho de criticar la maternidad de una mujer que intenta criar a sus hijos de la mejor manera posible. Una madre que ama a sus hijos por encima de todas las cosas debe recibir apoyo de otras madres en lugar de duras críticas.

Las madres somos la comunidad más grande del mundo y solo por eso, deberíamos apoyarnos y respetarnos unas a otras. La maternidad es difícil y deberíamos comportarnos como una tribu enorme, porque en realidad es lo que somos. Todas las madres que tienen redes sociales en modo público (e incluso en privado) pueden estar expuestas a este riesgo de crítica por parte de otros usuarios de la red social. Incluso si intentas tener cuidado y no publicar nada polémico. En Internet, nada te garantiza que no haya alguien acechando para atacarte cuando menos te lo esperes.

Después de todo, solo hace falta una publicación mal escrita o mal interpretada en Facebook, Twitter o Instagram para causar estragos en tu vida. Es más, ni siquiera tienes que hacer nada malo para ser avergonzada. Algunos acosadores online de madres incluso tomarán fotos o videos sin tu conocimiento y los publicarán... Si alguna vez te encuentras en una situación vergonzosa de de este tipo, hay algunas cosas que debes hacer.

Las madres son la comunidad más grande del mundoLas madres son la comunidad más grande del mundo

10 cosas a hacer ante acosadores de maternidad online

  1. No respondas. Si respondes es como echar gasolina al fuego. Aunque digan cosas groseras sobre ti, no habrá nada que les moleste más que la indiferencia. Ignora lo que te dicen, aunque te cueste hacerlo, no respondas. Deja que eso simplemente, desaparezca.

  2. Borra la publicación. Si han intentado avergonzarte por algo que has publicado, bórralo y no des pie a que sigan la cadena de groserías.

  3. No te obsesiones con el tema. Seguir pensando en lo que otros dicen de ti no es saludable. Te roba tu tiempo y energía. Además, solo te hace sentir peor. Centrarte en otras cosas es más saludable para ti. Toma un café con un amigo o mira una película para que tu mente esté absorto en otros temas.

  4. Permítete sentir emociones diferentes. Es normal que experimentes muchas emociones diferentes desde una fuere humillación hasta tristeza, ira o arrepentimiento. Es importante que te permitas sentir todo esto pero no te ancles aquí. Cuida tus pensamientos sobre todo si exageran la situación. No aceptes la idea de que tu vida está arruinada porque hay vida después de todo eso, no le des el poder a esa persona de tus emociones... ¡porque no lo tiene!

  5. No leas lo que escriben. No merece la pena... aunque es normal que quieras saber qué dicen los demás, no es buena idea averiguarlo, sobre todo si tienes la conciencia tranquila como madre. Es mejor alejarte de las redes sociales, así que no les des la satisfacción de leer sus palabras o comentarios negativos... ¡no les des esa atención!
  6. Si es necesario, cierra tus cuentas socialesSi es necesario, cierra tus cuentas sociales

  7. Si es necesario, cierra tus cuentas sociales. En casos extremos de acosadores en internet puedes cerrar tus cuentas en redes sociales y abrir otras (cuando te sientas preparada) en caso de que quieras hacerlo que las otras personas no sepan que tienes, con nombres ligeramente diferentes.
  8. No caigas en su juego. Recuerda que cualquier comunicación con los agresores solo hará que todo se incremente porque recompensa su comportamiento y seguirán su ciclo de acoso. Las personas perderán interés en seguir avergonzándote si no respondes y no haces caso a sus palabras hirientes.
  9. Mantente positivo. Quizá te sientas algo devastada por la situación, pero recuerda que esta experiencia no durará para siempre. Es difícil lidiar con las consecuencias pero puedes superarlo. Céntrate en lo que es importante en tu vida: tu familia y tus hijos. No permitas que las palabras hirientes y sin sentido de otras personas (que quizá ni conozcas y que además son cobardes) te definan.
  10. No caigas en el pensamiento de víctima. La clave para recuperarte de esta situación es que no permitas que lo que sucede te defina como persona. En lugar de esto, practica la gratitud y no sientas pena por ti mismo. Identifica 3 cosas cada día que puedas agradecer y te sentirás mucho mejor.
  11. Recupera el control de tu vida. Si te sientes indefensa es algo común pero no traslades estos sentimientos a otras partes de tu vida. Recuerda que no puedes controlar lo que otros dicen de ti, pero sí cómo reaccionas ante ello. Pon tu energía en ser una buena madre y una persona con carácter en tu día a día.
Te puede interesar