Menú
Por qué tienes que alentar el juego creativo en tus hijos
Por qué tienes que alentar el juego creativo en tus hijos

JUEGOS

Por qué tienes que alentar el juego creativo en tus hijos

El juego creativo en los niños es necesario para que tengan un buen desarrollo mental, ¡necesitan este tipo de juegos en su crecimiento!

El juego creativo es imprescindible para que los niños crezcan y sean capaces de desarrollarse de forma saludable durante la infancia. Si alguna vez te has fijado en cómo juegan los niños, te habrás dado cuenta de las cosas maravillosas que hacen o dicen para divertirse. Desde el mundo adulto, resulta fascinante contemplar cómo juegan y cómo cuándo ríen, lo hacen realmente con ganas. El mundo adulto, sin duda, debería tener más mundo infantil para disfrutar de la vida.

Los niños son innovadores naturales con poderosas imaginaciones. La creatividad ofrece una amplia gama de beneficios intelectuales, emocionales e incluso para la salud... ¡hay que potenciar el juego creativo en los niños!?

La importancia de la creatividad para el desarrollo infantil

La creatividad no debe ser subestimada. La creatividad ayuda a enseñar habilidades cognitivas como las matemáticas y el pensamiento científico. El pensamiento creativo implica imaginación, uso básico del método científico, comunicación, destreza física y esfuerzo, planteamiento de problemas, resolución de problemas, interpretación y uso de símbolos que ayudan con las habilidades de alfabetización futuras. Pero, ¿por qué es tan importante la creatividad para los niños?

La creatividad no debe ser subestimadaLa creatividad no debe ser subestimada

Promueve el desarrollo emocional

La expresión creativa da muchas oportunidades para expresar emociones y trabajar con ellas para obtener alivio y comprensión de ellas. Para ayudar a tu hijo a hacer esto, podrías alentar a un niño que está enfadado a dibujar o pintar un cuadro de cómo se siente potenciando así su creatividad. Puedes tocar varios tipos de música que invocan diferentes emociones y luego preguntar a tu hijo cómo la hace sentir la música.

Promueve el desarrollo social

En la infancia, la creatividad suele ser algo social. En la infancia joven, la creatividad es a menudo un acto social. Cantar, bailar, las marionetas y el teatro enseñan a tu hijo a prestar atención a los demás, así como a desarrollar una comprensión de las reglas sociales como dar y recibir y la cooperación.

Puedes organizar una fiesta de baile con sus amigos o hacer una obra de teatro o con marionetas para sus amigos. Es una manera de trabajar la creatividad y además se lo pasarán en grande.

Promueve el desarrollo físico

Trabajar con materiales artísticos como los colores, tijeras, plastilina, pintura, etc. Promueve el desarrollo de la motricidad fina y la coordinación ojo-mano. Para promover la motricidad gruesa en tus hijos, podéis bailar, pintar murales, hacer teatro o hacer construcciones con cajas... como casas o coches de cartón, ¡lo pasarán en grande mientras potencian su creatividad!

Potencia el desarrollo del lenguaje y la alfabetización

Al participar en juegos o proyectos creativos, los niños pueden aprender vocabulario nuevo, así como aprender a asociar imágenes con palabras. Poner diferentes tipos de música y hablar sobre cómo se siente con la música es buena idea, como hemos comentado más arriba. Esto aumentará la expresión y comprensión del lenguaje.

La creatividad es la forma más libre de autoexpresiónLa creatividad es la forma más libre de autoexpresión

Puedes enseñar a tu hijo diferentes instrumentos y habla sobre cuál es el que más le gusta y qué le hace sentir cada sonido de los instrumentos. Hazles preguntas abiertas sobre cuando dibujan sobre cómo se sintieron o cómo les hace sentir una pintura en concreto.

Promueve el desarrollo cognitivo

Las actividades creativas ayudan a los niños a desarrollar habilidades de atención y aprendizaje cognitivo. Su imaginación está en pleno uso y los promueve a pensar nuevas ideas y pensar de su zona de confort a ya que la creatividad implica exploración y resolución de problemas.

A través de actividades creativas, como jugar con  plastilina, los niños pueden aprender habilidades pre-matemáticas como el concepto de menos y más. Cuando los niños combinan formas o colores en sus creaciones, están aprendiendo la habilidad matemática; correspondencia uno a uno. Las actividades creativas pueden ayudarles a aprender sobre agrupación y clasificación, propiedades físicas de los objetos y causa y efecto. 

La creatividad es la forma más libre de autoexpresión. No hay nada más satisfactorio para los niños que poder expresarse abiertamente y sin que nadie les juzgue o les pongan normas. La capacidad de ser creativo, de crear algo a partir de sentimientos y experiencias personales, puede reflejar y fomentar el bienestar de un niño.

Te puede interesar