Menú
La varicela en bebés menores de 1 año
La varicela en bebés menores de 1 año
VIRUS ZOSTER

La varicela en bebés menores de 1 año

Aunque la varicela suele darse entre los 1 y 9 años, los bebés también pueden contagiarse, por lo que debemos estar atentos a sus síntomas.

La varicela se trata de una enfermedad infecciosa trasmitida a través del virus Zoster. Las edades más probable a la que suele manifestarse el virus suele ser entre el período comprendido entre los uno y los nueve años de edad, aunque esto no significa que pueda darse antes o después.

No obstante, cuando un bebé presenta esta enfermedad en numerosas ocasiones es confundida con sarpullidos -debido a la delicadeza de la piel de estos pequeños- o al contrario, por ello vamos a analizar las causas y los síntomas de esta enfermedad para que te sea fácilmente identificacable en caso de dudas.

Síntomas de la varicela

Los síntomas de que tenemos este virus son que en nuestra piel salen una especie de manchas o granitos de color rojizo que nos producen picor, y es que generalmente esta enfermedad no se puede evitar, ya que en un primer momento los enfermos no presentan ningún síntoma evidente antes de que se produzcan los brotes típicos de la varicela que son pequeñas manchas rojas separadas, que se convierten en vesículas, las cuales contienen líquido transparente, y finalmente costras que terminan cayéndose tras unas o dos semanas. La enfermedad suele durar en torno a 7 o 10 días, a medida que las lesiones se van secando y se va formando la costra tu hijo comenzará a encontrarse mejor.

La varicela dura entre 7 y 10 díasLa varicela dura entre 7 y 10 días

Belén Aguirrezabalaga, que es la portavoz de la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria, asegura que los primeros síntomas de varicela en bebés suelen aparecer por la nuca y detrás de las orejas: "Suelen aparecer las primeras en la zona de la nuca y detrás de las orejas, extendiéndose por el tronco hacia el resto del cuerpo. Es relativamente fácil de identificar cuando han transcurrido 24-48 horas desde la aparición de la primera lesión".

Causas de la varicela en bebés

La varicela es una de las enfermedades que más rápido se transmite, ya bien sea mediante vía aérea a través de las gotas que se expulsa al hablar o estornudar, o también mediante el contacto directo con lesiones de una persona que padece este virus, aunque en el caso de los bebé es más alta la probabilidad de que se produzca por la primera.

Y es que el tiempo que puede pasar desde el contagio hasta la muestra de los primeros síntomas pueden trascurrir entre 10 o 20 días. Es muy importante que tengas en cuenta que si tienes que llevar a tu hijo al médico durante este periodo de infección se lo comuniques a la enfermera o al personal de recepción para que lo tengan en cuenta y así puedan llevar a tu hijo a otra sala de espera para que no entre en contacto con otros niños y de este modo pueda evitar el contagio.

¿Cuándo puedo volver a llevar a mi hijo a la guardería?

Es otra pregunta de lo más frecuente es cuando se puede volver a llevar un bebé a la guardería después de haber padecido la varicela, la respuesta es que una vez que todas las lesiones se hayan curado ya es el momento indicado para poder llevar de vuelta a tu hijo a la guardería, es decir aproximadamente 1 semana después de que aparezcan las primeras erupciones.

Los bebés son más delicados, por lo que debemos cuidar que no tengan complicacionesLos bebés son más delicados, por lo que debemos cuidar que no tengan complicaciones

¿Puede contagiarse a un adulto?

Los padres tienen que tener en cuenta que la varicela es una enfermedad infecciosa, por lo tanto aunque el portador del virus sea un bebé, los adultos también se pueden infectar, a no ser que estos ya hayan padecido la varicela, y es que el 90% de las personas que están en contacto con una persona que padece esta enfermedad termina contrayéndola. Es importante que los padres sepan que sus bebés pueden contagiarse tanto en el entorno familiar como en escolar, en el caso que vayan a la guardería.

Aunque la varicela ya hemos dicho que no es una enfermedad grave, si que puede complicarse y más en el caso de un bebé, por ello en el momento en el que nos debemos preocupar es si el niño presenta vómitos continuos, dificultad al caminar o una tos persistente, además de dificultad para respirar y una temperatura corporal superior a los 40 grados. También es recomendable ir a urgencias que si el niño presenta nuevas lesiones después de 1 semana del inicio de las primeras erupciones varicela.

Los bebés son más delicados, por eso son más propensos a tener complicaciones durante la varicela, ya que pueden contraer enfermedades como la neumonía, por lo que es necesario que los padres extremen precauciones.

Artículos recomendados

Comentarios