Menú
Praxias de Bob Esponja
LOGOPEDIA

Praxias de Bob Esponja

Las praxias son un tipo de ejercicios que los logopedas nos enseñan para corregir algunas dificultades del habla o problemas en la boca.

A través de Internet podemos encontrar multitud de blogs realizados principalmente por logopedas, maestros de audición y lenguaje, de educación especial, de pedagogía terapéutica, profesionales de atención temprana... En ellos podremos encontrar multitud de materiales para trabajar con niños.

Gracias al trabajo y a la solidaridad de estos profesionales, podremos disponer de recursos muy variados para trabajar tanto si somos padres de niños con algún tipo de dificultad como si pertenecemos a alguna de estas profesiones, de cara a utilizar en nuestro ámbito de trabajo. En el caso de Logopedia o Audición y Lenguaje, podemos encontrar también muchos recursos.

Materiales para trabajar en logopedia

Dentro del trabajo de los logopedas, una de las actividades que más podemos relacionar con esta profesión es el de las praxias.

Recordamos que las praxias bucofonatorias son aquellos movimientos conscientes, voluntarios y dirigidos que se llevan a cabo para estimular a nivel orofacial de cara a enseñar o a mejorar los movimientos que una persona lleva a cabo para desempeñar sus funciones orales. Por tanto, no se utilizan sólo para trabajar el habla o la articulación de los sonidos, si no que también pueden ser necesarias en la intervención sobre la respiración o la deglución.

Generalmente, las praxias se trabajan de cara a un espejo, para tener tanto el modelo del logopeda como el de uno mismo, pudiendo así corregir de manera más clara y visual los movimientos. Una vez explicado esto, si para trabajar las praxias sólo necesitamos al logopeda y un espejo cabe preguntarse, ¿qué materiales puede aportarnos internet?

Praxias de Bob EsponjaPraxias de Bob Esponja

Praxias de Bob Esponja

Hace años, coincidiendo con el auge de popularidad de los dibujos de Bob Esponja, en muchos de estos blogs los diferentes profesionales comenzaron a compartir un material específico para trabajar las praxias. A través de las ya conocidas como "praxias de Bob Esponja", se pueden trabajar estos movimientos teniendo como apoyo visual imágenes de este conocido personaje. Lo que se hace es colocar dibujos con la cara de Bob Esponja y dibujar en ella diferentes posiciones de la boca para que los niños las imiten.

La forma de Bob Esponja, con una cara tan amplia y cuadrada, permite modificar fácilmente el dibujo haciendo diferentes formas con sus labios, su lengua, sus mejillas... y así conseguir dibujar un modelo visual de la praxia a llevar a cabo.

¿Qué praxias se trabajan?

Principalmente los dibujos de Bob Esponja ofrecen modelos de praxias linguales y labiales. Estas praxias pretenden trabajar la movilidad activa, es decir, movimientos conscientes llevados a cabo por el propio niño.

En las praxias, generalmente se realizan dos movimientos seguidos y opuestos, para trabajar una musculatura y su antagonista. Por ejemplo:

Con los labios:

- Poner morritos y sonrisa.

- Inflar el labio superior y después el inferior.

- Pasar el labio superior por encima del superior y viceversa.

- Esconder los labios y mostrarlos.

Otro tipo de praxias son movimientos individuales y aislados, por ejemplo, hacer pedorretas con los labios.

Con la lengua:

- Tratar de tocar la punta de la nariz o el mentón.

- Empujar una mejilla hacia fuera y después la otra.

- Pasar la lengua por los dientes superiores y después los inferiores.

- Relamer el labio superior y después el inferior.

- Relamer los labios haciendo círculos.

Es muy fácil utilizar la cara de Bob Esponja para que los niños imiten las praxiasEs muy fácil utilizar la cara de Bob Esponja para que los niños imiten las praxias

¿Por qué es necesario trabajar los labios y la lengua?

Los problemas más frecuentes que impiden una correcta movilidad de la lengua son la presencia de un frenillo demasiado corto o su hipotonía, es decir, debilidad y falta de fuerza muscular.

En cuanto a los labios, es frecuente que los niños tengan un labio superior corto e hipotónico y un labio inferior hipertónico, demasiado tenso. Además, también debe trabajarse la posición en reposo, tanto de los labios como de la lengua. En reposo y en respiración tranquila, los labios deben permanecer relajados y cerrados, para favorecer la respiración nasal y evitar la problemática respiración por la boca.

La lengua también debe permanecer en una posición en reposo natural, de manera que permanezca sin hacer presión con la punta sobre los dientes y dando forma al paladar, evitando así problemas como la aparición del paladar ojival.

En definitiva, como decimos, la idea de utilizar las "praxias de bob esponja" no es otra que dar un apoyo visual al niño (aunque el modelo del logopeda sea siempre necesario), que resulte especialmente motivador. La motivación para trabajar este tipo de ejercicios, que deben ser repetitivos y llevados a cabo durante varias veces al día durante un periodo relativamente prolongado, es básica para que la intervención funcione. Por eso, utilizar un modelo especialmente cercano y del agrado de los niños puede ser de gran ayuda.

Artículos recomendados

Comentarios