Menú
Enseña a tus hijos a identificar el ciberbullying y actuar
CIBERACOSO

Enseña a tus hijos a identificar el ciberbullying y actuar

El cibebullying es un tipo de ciberacoso entre niños de la misma edad, el cual se ha extendido gracias a las redes sociales.

Desde hace unos cuantos años se ha puesto muy de moda el término ciberbullying (o ciberacoso entre compañeros) pero... ¿qué es esto? El ciberbullying es el acoso a través de Internet , algo que le puede ocurrir prácticamente a todo el mundo aunque suele ser más común en niños, adolescentes y jóvenes porque son el sector de la población que más tiempo pasa enfrente del ordenador.

El ciberbullying es de un igual a otro igual, pero podemos creer que son piques entre críos por redes sociales, sin embargo, no es tan sencillo. Además no debemos confundirlo con el ciberacoso, que es cuando ese acoso viene dado por adultos. En una gran parte de casos los niños o adolescentes pueden estar siendo engañados por parte de adultos desconocidos (o no tanto), haciéndose pasar por gente de su edad por ejemplo. Por eso, es importante que hablemos con nuestros hijos con el fin de que sepan reconocer una situación de este tipo.

Debemos transmitir confianza a nuestros hijos para contarnos los problemasDebemos transmitir confianza a nuestros hijos para contarnos los problemas

Pautas para ayudar a mis hijos a que identifiquen el ciberbullying o ciberacoso

1) Habla con él antes de poner Internet en casa Hablar con él es asegurarte de que ha entendido los conceptos clave, que no tiene dudas y lo más importante, que no se toma a cachondeo lo que le estás diciendo. Muchos adolescentes pensarán que estarás exagerando o que eso no les pasará a ellos, es lo que se llama el sesgo de la falsa invulnerabilidad, es decir, la persona cree que ella tiene menos posibilidades de que le ocurran desgracias respecto a otros(enfermedades, accidentes y todo tipo de acontecimientos negativos). Pon ejemplos reales, y desmiente los rumores más comunes. Si alguien desconocido quiere ponerse en contacto con ellos o directamente le está haciendo ciberacoso no deben responder, tan solo bloquear a la persona en cuestión. Los mensajes tampoco se deben borrar porque quedarán como pruebas futuras en el caso de querer denunciar.

2) Sé su confidente

Si sospechas que pueda estar sufriendo ciberacoso o ciberbullying tenemos que propiciar que sea él quien lo comunique, no podemos pretender sonsacarle nada si no colabora. Nuestro objetivo es que nos vea como un pilar en el que pueda confiar, nunca hacerle interrogatorios. El acercamiento a los adolescentes tiene que ser de forma gradual y empática.

3) Acoso mediante redes sociales

Algunos adolescentes no saben exactamente que es el acoso por redes sociales. Pueden pensar por ejemplo, que es normal que sus amigos suban fotos de él sin su permiso y que si esto ocurriese no pueden hacer nada. Enséñale cuales son sus derechos y que hacer si sus compañeros de clase le están acosando por Internet. Cuando se conectan a Internet es más probable que puedan ser acosados por extraños, por ejemplo mediante chats o foros. Sin embargo, por whatsapp los principales acosadores suelen ser compañeros de clase o amigos. Mediante el móvil es más fácil acosar a una persona, es un medio ambiguo donde la comunicación no verbal no tiene cabida. Tú no puedes concoer al 100% las intenciones de la otra persona al hacer un comentario y la ironía no siempre es fácil de captar, por eso, tras un comentario dañino la otra persona puede escudarse en que no hablaba en serio.

Las humillaciones por internet no son cosas de críos, es un problema serioLas humillaciones por internet no son cosas de críos, es un problema serio

4) No es solo cosa de niños

Conciénciale de cómo algunos adultos también hacen ciberacoso, es decir, pueden aprovecharse de los adolescentes y niños que se conectan. Diles cómo muchos se crean perfiles falsos para conocer a adolescentes y mentirles haciéndoles creer que tienen su misma edad, con el fin de que les pasen fotos de ellos o mucho peor, incitándoles a conocerse. Aunque suene a película, ocurre a menudo gracias a los sesgos cognitivos que tiene el ser humano: el sesgo de falsa invulnerabilidad que mencionamos anteriormente y el sesgo de optimismo ilusorio, que es cuando creemos que tenemos más posibilidades que el resto de la gente de que nos ocurran cosas buenas, en este caso conocer a "nuestra media naranja" por Internet. Este tipo de situaciones se dan más por Internet que por aplicaciones como whatsapp aunque hay de todo.

5) Ante todo, privacidad

Cuando hables con él déjale claro que nunca debe enviar fotos suyas a nadie desconocido porque sabiendo el barrio por donde vive puede reconocerle. Tampoco deben de dar datos sobre su rutina diaria y obviamente la dirección o el instituto al que va. En el caso de ser personas conocidas como compañeros de clase o amigos, no deben nunca pasar fotos que puedan ser comprometidas. Las personas son muy volubles y aunque tu hijo pueda llevarse muy bien con sus amigos nunca se sabe cuando pueden enfadarse. Quien sabe, a lo mejor esa foto que envió desde la confianza la utilicen en su contra en un futuro. Si los adultos ya nos enfadamos por tonterías imagínate los adolescentes que son un saco de hormonas con patas, es una edad difícil y las emociones están a flor de piel. Explícale que todo lo que se sube a Internet se queda en Internet y lo mismo ocurre cuando envías archivos por el whatsapp. Puede que todo esto ya lo sepan si tienen cierta edad pero no está de más recordárselo.

Busca ayuda si no sabes resolver el problema del ciberbullyingBusca ayuda si no sabes resolver el problema del ciberbullying

6) Si aún no te fías...

Lo ideal es que puedas hablar con él abiertamente y generar un ambiente amable donde él confíe en ti pero si tu hijo adolescente es un poco inmaduro y no te fías de él no dejes que esté conectado sin tu presencia. Ten solo un ordenador en casa con sesión compartida por todos y en una habitación común, no le compres un portátil. Deja que se conecte libremente pero siempre contigo delante o por ahí cerca. Tampoco se trata de que estés pegado a él, dale un poco de intimidad pero vigila de vez en cuando en el tipo de páginas que entra. También puedes poner un programa de control parental pero este nunca debe de ser un sustituto de la supervisión verdadera. Muchos adolescentes se las pueden apañar para saltárselo.

¿Y si ya sufre ciberbullying?

Si tu hijo ya está sufriendo ciberbullying, por ejemplo por parte de sus compañeros de clase vía Whatsapp, debes de saber que no es denunciable porque son menores de edad. ¿Qué hacer entonces? Lo mejor sería hablar con los padres de los chicos en cuestión y contarles toda la problemática para que se impliquen en la situación. También puedes notificarlo a la escuela si es un compañero de clase ya que muchas tienen implementado un protocolo para casos de ciberbullying, aunque es recomendable que se hable primero con los principales implicados para ver si se puede resolver en privado.

Artículos recomendados

Comentarios