Menú
La Babymoon o Luna de Miel para antes de la llegada del bebé
PAREJA

La Babymoon o Luna de Miel para antes de la llegada del bebé

La babymoon es una nueva tendencia en las parejas, que cuando esperan un bebé hacen un viaje juntos para disfrutar como pareja antes de ser tres.

Babymoon, ¿te suena ese nombre? Puede que lo hayas oído alguna vez pero no sepas exactamente a que se refiere. La babymoon o luna de bebé en español es un tipo de viaje que se ha puesto de moda en Estados Unidos y en algunos países europeos. Se trata de un viaje romántico que realiza una pareja que está esperando a un hijo, una última escapada para disfrutar de unas vacaciones llenas de pasión e intimidad.

¿Por qué realizar el babymoon?

Con la llegada de un miembro nuevo a la familia los momentos a solas entre ambos progenitories serán casi inexistentes. El estrés, los nervios y las preocupaciones que vienen de la mano de un parto hacen que los padres no puedan pasar tanto tiempo a solas como antes, no solo por falta física de tiempo si no porque ambos, cansados anímica y mentalmente tampoco tendrán muchas ganas, por lo tanto, es normal que con el paso del tiempo tras la llegada del bebé la relación pudiera llegar a deteriorarse. En este sentido, el babymoon es una buena para aprovechar unos últimos momentos de romanticismo con tu pareja. Una excusa perfecta para viajar, relajarse y disfrutar. Si en tu honeymoon o luna de miel lo pasaste bien y te diste todo tipo de caprichos en la babymoon tienes la oportunidad de repetir. Los padres lo ven como una última oportunidad para disfrutar a solas antes de entrar en la rutina diaria de cambiar pañales, dar el pecho, dormir poco... Es una forma original de celebrar la paternidad con tu pareja.

Por otro lado, este viaje puede ser el último que hagáis en bastante tiempo. Con la llegada de un bebé a la familia los dos primeros años de vida los padres son más reticientes a viajar, no solo porque están exhaustos sino porque también se tiende a proteger al niño de posibles incomodidades (vuelos en avión, alteración de los horarios, destinos demasiado exóticos, calurosos, fríos...). Además, los gastos del viaje se multiplican, no es lo mismo que viajen dos personas a que viajen tres. También se requiere material caro para poder atenderle correctamente y es muy latoso tener que transportar continuamente el "equipo" del bebé: carrito, pañales, biberón, potitos, etc.

Por último, la parte económica es tal vez de las más importantes. Solo el primer año de vida de un niño suele rondar una media 6000 euros dependiendo de cómo se administre uno. Por eso, unas vacaciones durante ese periodo son algo que no todos pueden permitirse.

DescripcionPie de foto

¿Cuándo debería viajar?

Cuando nos hablan de babymoon la imagen que nos viene a la cabeza es una mujer en el tercer trimestre de embarazo, donde la barriga ya es notable. Sin embargo, está comprobado que el segundo trimestre es el más adecuado para todos. Para empezar la mujer estará en mejor forma física, se sentirá menos cansada y su barriga no estará tan abultada como para que le moleste. También se le habrán quitado las molestias de los primeros meses como las náuseas y vómitos por lo que se sentirá con más ganas.

¿Cuáles son los mejores destinos?

El destino a elegir va a depender sobre todo de vuestras expectativas e ilusiones, no hay nada establecido y cada pareja debería elegir según sus preferencias. Algunos quieren un sitio relajado para descansar de la rutina diaria, otros prefieren destinos más aventureros aprovechando que después no podrían hacerlos con un bebé. Por eso, debes pensar en que te ilusiona y en que condiciones te gustaría visitar ese país. Por ejemplo, si estás dudando entre dos lugares que te apasionan, París y Cuba por ejemplo tal vez deberías escoger el más exótico ahora o el más caro porque es probable que en un futuro lo tengas más complicado. Sin embargo, aunque la última palabra la tengáis siempre vosotros lee al menos los siguientes consejos sobre destinos:

1- Destinos que siempre has deseado. Si estás en buenas condiciones para ello y te lo puedes permitir escoge un destino que siempre hayas deseado. Además, deberías aprovechar este momento para hacer en tus viajes todas esas cosas de adultos que después no podrás hacer con niños o por falta de tiempo, dinero u oportunidades: cenas en restaurantes "pijos", visitar museos, ir a conciertos...

2- Paquetes de todo incluido. Este tipo de viajes son mucho más caros y nunca los amortizas del todo, sin embargo estarás pagando por la comodidad de no complicarte la vida. Los balnearios, spa o resorts siempre ofrecen este tipo de servicios. Es una buena alternativa para parejas que quieren descansar o tener más intimidad. Si estás viajando en tu tercer trimestre de embarazo es sin duda tu mejor opción.

DescripcionPie de foto

Si buscas desconectar, olvidarte de responsabilidades y que te hagan un buen masaje no hace falta ni que te vayas fuera de España, en toda la península e islas hay destinos maravillosos. También puedes decantarte por un crucero por el mediterráneo, se visitan varios países y a bordo del barco tienen todo tipo de comodidades.

3- Sanidad de calidad. Debes de asegurarte que el país que visites tenga una buena asistencia médica y en la que hablen bien inglés (o cualquier lengua que sepas). En estos casos es mejor ponerse en lo peor por si acaso (si ya es duro estar de parto imagínate en un país extranjero).

4- Destinos a evitar. Los destinos en los que haya que caminar mucho o que tengan temperaturas extremas no son recomendables y no hablemos de aquellos que incluyen deportes de aventura (buceo, paracaidismo, bungee, etc). Por otro lado, lugares que tengan más de 6.658 m por encima del nivel de mar deben evitarse o en los que haya alertas de enfermedades, terrorismo o violencia...

Algunos destinos internacionales que más frecuentan las parejas son:

- En América. Destinos como California o Nueva York, por ejemplo, la gran manzana es un lugar que solo podrás disfrutar al 100% siendo adulto. Las exposiciones de arte, musicales, restaurantes son impensables una vez que tengas a tu bebé.

- Capitales europeas como París o Roma son destinos románticos y donde no tendrás mucho problema con el idioma.

- En Asia. Bali es un destino ideal para parejas que buscan calma y paz en un país extranjero sin que conlleve demasiados riesgos.

Artículos recomendados

Comentarios