Menú
El yoga durante el embarazo
El yoga durante el embarazo

BENEFICIOS

El yoga durante el embarazo

El yoga busca alcanzar el equilibrio y la plena salud de mente y cuerpo, por lo que se convierte en una disciplina beneficiosa para las embarazadas.

El yoga es una actividad muy beneficiosa para las embarazadasEl yoga es una actividad muy beneficiosa para las embarazadas

El yoga es una disciplina que nace en la India, y busca encontrar la buena salud del individuo a través de la relajación del cuerpo y la mente para así conseguir la unión de estos entre sí mismos y con el espíritu. Al fin y al cabo eso es lo que en sánscrito significa "IOGA": unión. En otras palabras, busca alcanzar el equilibrio y por consecuencia la plena salud de mente y cuerpo.

Hay varios componentes que forman la práctica del yoga y son: las posturas o asanas, la meditación y la respiración entre otras. También es un ejercicio que de forma holística, lleva a la consecución, mediante procesos naturales, de la salud mental, física y espiritual. Como ejercicio filosófico ayuda a encontrar el bienestar y la paz interior.

Una disciplina muy beneficiosa para la salud de las embarazadas

Yoga durante el embarazo, gimnasia prenatal

El yoga es apropiado para todos, sin importar la edad o la forma física, ya que es un sistema psicológico y filosófico no sólo para ponerse en forma sino para afrontar la vida. Es recomendable para aumentar la agilidad, la elasticidad y regular los procesos del metabolismo. Por ello es una tipología de gimnasia prenatal magnífica para practicarla durante todo el embarazo.

El yoga puede ser muy beneficioso para la salud de la mujer embarazada, ya que le ayuda a respirar bien y a entrar en un proceso de relajación necesario para el embarazo. Además también prepara el organismo de la mujer, tanto a nivel físico como mental para las necesidades físicas del embarazo, parto y crianza. Esta gimnasia prenatal ayuda a calmar el cuerpo y la mente proporcionando mediante este tipo de ejercicio el alivio que la embarazada necesita durante el periodo de gestación.

Mujer embarazada practicando yogaMujer embarazada practicando yoga

Qué y cómo practicarlo

Ya hemos visto que el yoga implica algo más que las simples posturas, a pesar de que es lo más conocido. Por lo tanto debemos tener en cuenta una serie de cosas, si queremos practicar este ejercicio durante el embarazo y así asegurarnos no sólo de que cuidamos nuestra salud, sino también la del bebé.

Si hablamos de los ejercicios de respiración estos se pueden desarrollar sin problemas durante todas las fases del mismo. La relajación es básica durante el embarazo. En cuanto a las posturas, tendremos que tener en cuenta una serie de factores: durante el primer trimestre podrás realizar casi cualquier asana, salvo las invertidas. Asegúrate de que realizas la gimnasia prenatal en un sitio bien ventilado ya que durante este periodo las náuseas son habituales y estar en un ambiente cargado puede ser poco beneficioso.

Beneficios del yoga durante el embarazo:

En la actualidad este tipo de ejercicios de gimnasia prenatal están más de moda que nunca. Practicar yoga es una forma de cuidar la salud del feto y también de la embarazada. Si además a esta rutina se le une algún ejercicio de tipo cardiovascular, como caminar, la embarazada no sólo se sentirá mucho mejor si no que no engordará más de lo necesario.

El yoga ayuda a calmar el cuerpo y la mente

El yoga previene y disminuye el dolor en la parte baja de la espalda. El ejercicio habitual en determinadas asanas ayuda a fortalecer y estirar los músculos de esta zona del cuerpo y la columna. Esto reduce la tensión muscular y mejora la postura que termina aliviando el dolor en la parte baja.

Inconvenientes del yoga

Los inconvenientes de esta disciplina son derivados de los cambios en el propio cuerpo más que por el ejercicio en sí. La mujer embarazada segrega relaxina para que los músculos del abdomen se expandan. Lo que ocurre es que estas hormonas afectan a todas las partes del cuerpo.

Asegúrate cuando acabe la sesión de gimnasia prenatal y estés con los estiramientos, de no pedirle a tu cuerpo más de aquello con lo que estés cómoda. Por otro lado, y como ya hemos comentado, hay muchas posturas que deberás evitar al estar embarazada. Esto no será un problema si comienzas los ejercicios con el embarazo pero sí, si eres una habitual del yoga te podrás aburrir si los ejercicios son muy sencillo.

El yoga alivia los dolores de la parte baja de la espaldaEl yoga alivia los dolores de la parte baja de la espalda

Evita el "Hot yoga" o "Bikram yoga" esta tipología de ejercicios se realiza en salas a 40 grados de temperatura. No es la mejor opción, realizar las 26 posturas que se supone conforman una sesión de este tipo de yoga es demasiado esfuerzo. Recuerda que el bebé sentirá tanto malestar como sientas tú. Realizar este ejercicio no será sólo extenuante para ti, sino también para él.

Consejos y sugerencias

En caso de que habitualmente practiques yoga, asegúrate de que tu instructor está informado, con el paso del tiempo habrá cosas que no debas hacer o con las que se te pueda ayudar. No practiques asanas de espaldas después del primer trimestre ya que podría disminuir el flujo sanguíneo que llega al útero.

Evita las posturas que te obliguen a estirar los músculos del abdomen. La mujer embarazada corre más riesgo de sufrir distensiones y lesiones ya que el cuerpo segrega una hormona que facilita que el útero se expanda.

Practicar yoga es una forma de cuidar la salud del feto

Escucha a tu cuerpo. Si estás incómoda cuando realizas una postura, para. Es más que probable que según vaya cambiando tu cuerpo tengas que modificar las posturas para adaptarlas al momento del embarazo.

El fin último del yoga prenatal es preparar a la futura madre tanto física como mentalmente para el gran cambio de vida. A la vez que le aporta relajación para sobrellevar las molestias habituales del embarazo mediante el control de la mente y el cuerpo y así lograr el bienestar de la persona.

Te puede interesar