Menú
Pros y contras de la violencia televisiva
Pros y contras de la violencia televisiva

VIOLENCIA

Pros y contras de la violencia televisiva

En la televisión los niños pueden ver violencia, pero, ¿esto es siempre malo o se pueden sacar partes positivas?

La violencia ha sido parte de la televisión durante el tiempo que ha existido, y a lo largo de esta relación, científicos y académicos han estudiado cómo la programación violenta afecta a los espectadores, tanto jóvenes como más mayores. Las conclusiones de estos estudios no son en blanco y negro, sino que apuntan a consecuencias tanto positivas como negativas al ver la violencia en la televisión.

Aunque parezca difícil de crees la violencia en la televisión puede tener tanto pros como contras, siempre y cuando los padres sean una buena guía emocional para los niños. Es importante que los niños y adolescentes no se "inmunicen" ante las escenas violentas puesto que esto solo sería un problema para ellos mismos, tanto a corto como a largo plazo.

La violencia ha sido parte de la televisión durante el tiempo que ha existidoLa violencia ha sido parte de la televisión durante el tiempo que ha existido

La violencia televisiva refuerza las soluciones violentas

Muchos estudios muestran una correlación entre la violencia televisiva y el comportamiento violento aprendido en humanos, especialmente en niños. En 1994, The Independent publicó un artículo sobre la relación entre la violencia televisiva y la violencia de la vida real. El autor Raj Persuad escribió que la televisión "está obligada a enseñar a los niños con el tiempo que la violencia es una solución viable y aceptable a los problemas de la vida".

Una y otra vez, los personajes de televisión enfrentan problemas mayores y menores, y sus soluciones frecuentemente involucran violencia porque se considera que la violencia es más interesante de ver que la mediación pasiva. Según este punto de vista, cuando los espectadores, especialmente los niños, se aventuran en el mundo real, primero considerarán la violencia en lugar de soluciones más seguras, porque tienen el patrón arraigado en sus mentes.

La violencia televisiva desensibiliza a las personas ante la violencia

Las personas tienen una aversión instintiva natural a la violencia. Según un estudio realizado en 2007 por la Asociación de Ciencias Psicológicas, "la mayoría de las personas tienen una respuesta emocional aversiva automática a las escenas de violencia, a menudo evaluadas por cambios en el ritmo cardíaco y la conductancia de la piel. Estas respuestas emocionales negativas ayudan a inhibir el comportamiento agresivo e inspiran un comportamiento de ayuda". 

Pero el estudio añade que las personas expuestas a la televisión violenta mostraron una reducción de la conductancia de la piel y la reactividad del ritmo cardíaco cuando se enfrentan a la violencia de la vida real. Por lo tanto, el estudio sugiere que el acto de observar la violencia simulada inhibe la capacidad de las personas para reaccionar de manera natural y efectiva a la violencia real y esta inhibición puede conducir a problemas serios al tratar con problemas del mundo real.

La violencia solo genera más violenciaLa violencia solo genera más violencia

La violencia televisiva enseña a los niños sobre las consecuencias

Al ver la violencia en programas de televisión y transmisiones de noticias, los niños pueden aprender sobre el mundo. Pueden comprender los problemas para prepararse mejor para encontrar soluciones. Pero ver la violencia en la televisión también puede enseñarles sobre las consecuencias de los actos violentos. 

La mayoría de los programas de televisión enseñan a los niños que el bien prevalecerá sobre el mal y que el crimen se paga. Si los niños conocen la prisión, la venganza, las multas y todos los demás efectos secundarios negativos de los actos violentos, es menos probable que cometan actos violentos en la vida real.

En todos los casos, los padres son los que deben ayudar a sus hijos a que entiendan que la violencia en la televisión a veces es ficción y otras veces es real, pero que en ningún casi está justificada. La violencia solo genera más violencia y no ayuda a solucionar los problemas reales de la vida. Es importante dotar a los hijos de recursos y habilidades necesarias para poder enfrentarse a los obstáculos de la vida.

Te puede interesar