Menú
Tratamiento de la tos en niños
Tratamiento de la tos en niños

CÓMO ACTUAR

Tratamiento de la tos en niños

Muchos padres pueden pensar que el mejor remedio para el resfriado infantil son los jarabes pero estos acaban resultando incluso perjudiciales para los más pequeños.

Tener en casa a un niño pequeño, y más cuando está en sus primeros años de vida, es un no parar. Su sistema inmunológico está todavía desarrollándose y sus defensas se encuentran todavía adaptándose al mundo exterior. Es por estos dos aspectos anterior que los bebés y los niños pequeños son más susceptibles a la hora de contraer enfermedades causadas por virus o bacterias. Puesto que su cuerpo todavía no se encuentra del todo desarrollado, es muy importante conocer qué clase de tratamiento le podemos dar y qué medicamentos le podemos suministrar o no.

Otoño es la época del año en la que más gente enferma. El cambio que supone pasar de las altas temperaturas al frío y a la lluvia ocasiona que las defensas de muchos sean incapaces de adaptarse al cambio y se debiliten. En el caso de los niños pequeños, esto no es una excepción, y es que aunque en otros aspectos sean duros como la goma, en otros son altamente sensibles.

Una de las enfermedades más comunes que se suceden en la época más fría del año es el resfriado. A menudo, esta infección viene acompañada de síntomas tales como la tos, irritación de garganta y congestión nasal. Existe actualmente una amplia variedad de fármacos que ayudan a reducir estos síntomas pero, ¿cómo de bueno es suministrar este tratamiento y estos medicamentos a niños de corta edad? Bekia te lo explica:

Los jarabes no son recomendables ni eficaces, son mejores los remedios caserosLos jarabes no son recomendables ni eficaces, son mejores los remedios caseros

¿Es bueno tratar la tos infantil con medicamentos?

Desde siempre han sido muy conocidos los famosos jarabes contra el resfriado y la tos que, sin necesidad de tener una receta médica, cualquier persona podía comprar en las farmacias. Precisamente, estos medicamentos son los que están contraindicados para los niños, y sobre todo para los niños menores de dos años. Estos jarabes contra la tos no solo no ayudarían a tu pequeños sino que además podrían provocarle graves efectos secundarios.

Estos jarabes pueden provocar convulsiones, una aceleración excesiva en el ritmo de los latidos del corazón, pérdida de la conciencia o incluso la muerte del niño en caso de suministrárselo. Por otro lado, estos brebajes también pueden enmascarar síntomas de otras enfermedades mucho más graves que un simple catarro o resfriado. En resumidas cuentas, los medicamentos para la tos y el resfriado no son nada aconsejables para los niños pequeños.

Entonces, ¿qué se puede hacer?

Existen muchos remedios naturales y algún que otro tratamiento casero que, si bien no ayudan a curar la tos o el resfriado, sí es cierto que ayudan (y mucho) a aliviar sus síntomas. Por ejemplo, la tos viene siempre de la mano de un resfriado y la garganta es una parte del cuerpo que sufre mucho. Para aliviar la irritación de esta existen muchos remedios naturales y caseros que cualquiera puede hacer en su casa.

En cuanto al uso de medicamentos para combatir un resfriado o la tos, lo mejor que se puede hacer es dejar que el propio niño se cure por sí mismo. Si tienes dudas por esto, has de saber que la tos es una respuesta natural que el cuerpo emite en señal de que está luchando por expulsar a los agentes daniños. Los resfriados están dentro de ese grupo de enfermedades llamadas autolimitadas que, igual que vienen y te enferman, luego se van.

No podemos medicar a los niños sin haber consultado al pediatraNo podemos medicar a los niños sin haber consultado al pediatra

A partir de los 5 años de edad, los medicamentos para los resfriados o la tos pueden suministrársele a un niño siempre y cuando el médico de este lo recomiende. Nunca sería buena idea decidir darle cierto medicamento de venta libre a un niño pequeño sin el aprobado de su pediatra. Por otro lado, a partir de los seis años, ya sí se pueden utilizar este tipo de jarabes o fármacos, pero siempre que se sigan las instrucciones del prospecto.

Si no quieres ignorar las pequeñas molestias de un niño estando enfermo por catarro, lo que sí puedes hacer es hacer uso de remedios naturales y hechos por ti. La miel es un producto natural, y más cuando se trata de miel de abeja pura, que está más que demostrado que funciona mucho mejor que cualquier medicamento para la tos.

Mantente alerta

A pesar de que lo más recomendable es dejar que el resfriado y la tos se vayan por donde han venido, lo cierto es que si los síntomas persisten y ves que hay otras señales que merezcan mantenerse alerta, lo mejor es prestar especial atención a cómo se comporta el niño. Si bien es cierto que, en un primer momento, no hay motivo real ninguno para alarmarse, lo cierto es que lo que uno piensa que es un simple resfriado puede no serlo.

Si la tos o la congestión nasal se vuelven unos síntomas que sí incomodan al niño y hacen que no pueda llevar diariamente su vida con normalidad, entonces es posible que ocurra algo más. También, si estos supuestos síntomas de un resfriado causan dolor o interrumpen el sueño del pequeño, esto también es razón para alarmarse. En cualquiera de los casos, si tienes dudas sobre qué hacer y qué darle a tu niño, lo ideal es que acudas a su pediatra y preguntes todo lo que desees saber para conocer cuál es el mejor tratamiento para él.

Te puede interesar