Menú
Síntomas de cetosis en niños
Síntomas de cetosis en niños

SALUD

Síntomas de cetosis en niños

La cetosis o acetona aparece cuando nuestros hijos tienen alguna carencia en su dieta, estos son los síntomas con los que podemos identificar la cetosis infantil.

Llevar una alimentación sana y equilibrada es algo fundamental, sobretodo, cuando hablamos de niños, ya que en algunos casos, una dieta incompleta puede generar en los niños algunos problemas de salud. La acetona infantil, o cetosis, es una de las consecuencias que podemos observar cuando los niños no llevan una alimentación equilibrada.

¿Qué es la cetosis infantil?

La cetosis en los niños no se trata de una enfermedad como tal, es más bien un mecanismo de alarma y de defensa que salta en el momento en el que el organismo de nuestro pequeño se queda sin almacenamientos de glucosa y azúcar. Cuando esto sucede, para seguir obteniendo la energía necesaria para las actividades infantiles, el cuerpo del niño tiene que tirar de la grasa para poder obtener energía. Este proceso de transformar la grasa en energía es bastante complejo y una de las consecuencias de este es que se crea la producción de los llamados cuerpos cetónicos, en los que se encuentra la acetona. Al tratarse de un elemento tóxico, este es eliminado a través de la orina y a través de la respiración, por lo que es muy común que un niño con cetosis tenga mal aliento.

Notaremos que el niño con cetosis tiene menos apetitoNotaremos que el niño con cetosis tiene menos apetito

Síntomas de la cetosis en niños

Los síntomas principales que aparecen cuando los niños tienen un déficit de azúcar en su organismo y, por lo tanto, sufren de cetosis son los siguientes:

- Mal aliento:

Este es uno de los síntomas más característicos y a través del cual podemos descubrir que nuestro hijo sufre una insuficiencia de azúcar. Si tuviéramos que definir el olor del aliento del niño cuando sufre cetosis podríamos decir que es así como a fruta, más bien un olor a manzana. Esto es debido a que el niño expulsa ese exceso de cuerpos cetónicos a través del aliento.

- Pérdida de peso:

Cuando un niño tiene cetosis, lo normal es que pierda peso. Esto es porque al no ingerir suficientes hidratos de carbono y azúcar, el organismo tiene que obtener energía a través de las grasa y por lo tanto esto se traduce en una pérdida de peso.

- Pérdida del apetito

: Aunque pudiéramos pensar que en este caso, al no estar bien alimentados, el efecto pudiera ser contrario no es así. Cuando los niños padecen de cetosis, uno de los síntomas es que se produzca una pérdida de apetito porque la acetona puede afectar al cerebro inhibiendo la función del hambre.

El síntoma más claro de cetosis es el mal aliento acompañado de otros como excesivo cansancioEl síntoma más claro de cetosis es el mal aliento acompañado de otros como excesivo cansancio

- Sed excesiva:

Este síntoma aparece porque cuando el niño entra en estado de cetosis, una de las vías para expulsar los cuerpos cetónicos es a través de la orina y del sudor, por lo que estos van a sentir unas ganas de ir al baño frecuentes y una sudoración en aumento. Una de las consecuencias de esto es que el organismo del pequeño le va a pedir una mayor hidratación, por lo que van a sentir un mayor deseo de hidratación y una sed excesiva.

- Cansancio

: Esto es debido a que el cuerpo humano esta creado para obtener energía a través de los hidratos de carbono y, cuando se da un caso de cetosis es porque hay un déficit de ellos, por lo que la primera consecuencia de esta situación es que el niño se va a sentir sin fuerza y energía y va a estar siempre muy cansado.

¿Qué hacer si mi hijo presenta estos síntomas?

Cuando veamos en nuestro hijo alguno de los síntomas que hemos detallado con anterioridad, debemos investigar si el niño puede estar sufriendo cetosis. Para ello, podemos recurrir a unos sticks urinarios que venden en la farmacia y que miden la cantidad de cuerpos cetónicos y la acidez de la orina.

En el caso de que nuestro hijo sufra cetosis, lo mejor es acudir al médico especialista para que le haga un estudio de por qué el niño tiene un exceso de ácido cetónico en su organismo y cómo podemos tratarlo

Te puede interesar