Menú
Sacaleches manual o eléctrico, ¿cuál elegir?
Sacaleches manual o eléctrico, ¿cuál elegir?

LACTANCIA

Sacaleches manual o eléctrico, ¿cuál elegir?

¿Qué tipo de sacaleches se adapta mejor a mi situación? Te contamos todo lo que necesitas saber para elegir el mejor producto.

sacaleches bebeExisten muy diversos tipos de sacaleches

Durante el periodo de lactancia hay mujeres que pueden necesitar la ayuda de un sacaleches, pero no todas. Por eso, lo primero que debes de comprobar es si realmente necesitas uno. Para ello debes plantearte preguntas como si vas a volver a reincorporarte al trabajo, si vas a dejar tu bebé a cargo de otras personas, si no generas suficiente leche y quieres producir más o si es debido a las incomodidades en los pechos como dolor o ingurgitaciones. Si la respuesta es afirmativa entonces es cuando deberías sopesar la idea de comprar uno.

Decide según el tipo de uso, frecuencia y del tiempo del que dispones

Si ya lo tienes decidido, el segundo paso es saber que tipo de uso vas a darle, ya que dependiendo de tu objetivo tendrás que decantarte por uno u otro tipo.

-Tenemos que plantearnos la frecuencia con la que lo utilizaremos. Por ejemplo, si pensamos usarlo de vez en cuando para estimular la secrección de leche es preferible un sacaleches manual porque nuestro objetivo es utilizarlo de manera puntual. Por el contrario, si piensas en volver a trabajar mientras alguien se queda al cargo del bebé, tal vez necesites uno eléctrico que te permita acelerar el proceso de extracción.

-Cantidad de leche que necesitas. Sigue la misma lógica, si no necesitas una gran cantidad de leche y solo quieres disponer de ella días concretos te puede servir uno manual. Sin embargo si tienes que extraer grandes cantidades es mejor uno eléctrico.

-Transporte del sacaleches. ¿Necesitas llevarlo contigo (al trabajo por ejemplo) o puedes dejarlo tranquilamente en casa? Si necesitas llevarlo contigo cuando más pequeño mejor.

-Tiempo disponible. Durante la lactancia, la mujer suele tardar entre 20 minutos y media hora en vaciar el pecho. Es lo que nos llevará aproximadamente con uno manual. Si utilizas uno eléctrico que además sea doble serán quince minutos.

SacalechesElige el sacaleches más adecuado

Sacaleches manuales

Se utilizan principalmente para tomas puntuales. Van dirigidos para madres que tienen disponibilidad para dar el pecho durante la lactancia, pero que sin embargo, necesitan tener a mano la leche para momentos concretos en los que no puedan estar con su hijo. Dentro de los manuales tenemos varios tipos:

1- Sacaleches de bocina: funcionan mediante una perilla que hace el vacío aunque no son muy recomendables ya que durante la extracción la leche puede colarse por la perilla. Son los más baratos porque su precio ronda los 10 euros.

2-Sacaleches de palanca: mediante una palanca o manivela la madre puede ir extrayendo la leche de uno de los pechos. Es más discreto y silencioso que los eléctricos y al ser más pequeño se puede transportar fácilmente. Es útil si solo necesitas sacarte leche en ocasiones puntuales. El precio suele variar dependiendo de las marcas, suele costar entre 20 y 70 euros aproximadamente. Es una buena opción para sacarte del apuro.

Sacaleches eléctricos

Cuando la madre no puede pasar mucho tiempo con el bebé pero aun así quiere aprovechar el periodo de lactancia necesitará extraer una mayor cantidad de leche para que otros puedan alimentarlo. En ese caso, es recomendado para no perder tiempo y esfuerzos un sacaleches eléctrico.

1-Sacaleches eléctrico simple: es muy parecido al manual, solo sirve para un solo pecho pero con la ventaja de que es más cómodo. El ruido que haga variará en función del motor pero no suele ser escandaloso. Tiene una válvula mediante la cual se puede regular la intensidad de la extracción, a comodidad de la madre. El precio ronda entre 40 y 100 euros, dependiendo de cómo sea de grande, cuanto más pequeño y fácil de transportar más caro.

2- Sacaleches eléctrico doble: es igual que el anterior pero sirve para ambos pechos a la vez. El tiempo de extracción es la mitad y en 15 minutos vacías ambos pechos. Los inconvenientes son que son más engorrosos de transportar y el precio, que va desde los 100 euros (si encuentras una buena oferta) hasta los 300.

3- Sacaleches hospitalario o bomba: son sacaleches eléctricos que están diseñados para extraer grandes cantidades de leche materna. Los tienen en hospitales principalmente y es el mejor cuando el bebé no se engancha al pecho por los motivos que sean o se requiere aumentar rápidamente la producción durante la lactancia. No están en venta para usarlos de manera personal pero pueden alquilarse en algunas farmacias o tiendas de puericultura. Se compran las piezas que entran en contacto con el pecho y se da la opción de alquilarlo durante unas semanas.

Si ves que la lactancia está en riesgo opta por alquilar durante un tiempo una bomba, porque será la forma más rápida de alimentar al bebé y aumentar la producción de leche. Ya después puedes plantearte comprar tu propio sacaleches.

Consejos a tener en cuenta para elegir un buen sacaleches

Por último, os dejamos con unas recomendaciones finales sobre como elegir un sacaleches adecuado.

- Guíate por las pautas que te de tu médico o un profesional de la lactancia. Ellos mejor que nadie van a conocer tus necesidades y podrán asesorarte. No te fíes de los sacaleches que le haya ido bien a la vecina, la carnicera o a tus amigas. Cada mujer es única y diferente y lo que a una le vino bien no tiene porque irle bien también a la otra.

Enfermera explicando como usar sacalechesDéjate guiar por tu médico o enfermera expertos en lactancia

- No te dejes influenciar por los sacaleches que se anuncien en revistas de puericultura. Los sacaleches que se anuncian en este tipo de revistas son solo algunas marcas concretas. Eso no significa que sean los mejores, solo los que más publicidad están haciendo por ese medio. De la misma manera si vas a comprarlo en una farmacia ten en cuenta que el farmacéutico te aconsejará casi los mismos productos que se anuncian en las revistas, los más famosos, pero no tienen porque ser los más adecuados para ti. Siempre va a ser mejor que te aconseje un experto en lactancia.

- Busca con tiempo. Es recomendable que antes de tener al niño vayas informándote y echarle un ojo a varios modelos. Eso no quiere decir que luego tengas que comprarlo obligatoriamente, puede que ni lo necesites, pero es bueno ir conociendo el mercado. Así evitarás lanzarte a comprar el primer sacaleches que veas cuando ya tengas al niño y estés desesperada por tener uno.

- No te fijes solo en el presupuesto. Desgraciadamente los extractores son caros y cuando mejores son, más caros suelen ser. Sin embargo, hay veces que no necesitamos gastarnos tanto porque realmente no lo necesitamos. Por ejemplo, si no lo vas a utilizar diariamente no tienes porque comprar uno eléctrico, con uno manual podrás apañarte fácilmente. Por último, compra uno que tenga a disposición diferentes tallas de embudo para los pechos, así podremos obtener mayores concentraciones porque el sacaleches cumplirá mejor su función, además hay mujeres que necesitan diferentes tallas para cada pecho.

Te puede interesar