Menú
Cómo recuperar tu vida después de un ataque virtual a tu maternidad
Cómo recuperar tu vida después de un ataque virtual a tu maternidad

MATERNIDAD

Cómo recuperar tu vida después de un ataque virtual a tu maternidad

Si has recibido un ataque virtual hacia tu maternidad, debes saber cómo comenzar a recuperar el control de tu vida.

Son muchas las madres que reciben ataques virtuales sobre su maternidad... al tener perfiles en redes sociales estarás expuesta a que otros miren lo que publicas. Si publicas algo que no les parece bien, sea lo que sea, te criticarán pensando que tienen absoluto derecho para hacerlo, aunque eso no es así. No tienen por qué criticar lo que haces para criar a tus hijos ya que cada madre hará lo que considere mejor para sus pequeños.

Lo que ocurre es que gracias a Internet es más fácil y más impulsivo decir las cosas, por lo que a través del lenguaje escrito se pueden encontrar mensajes y comentarios de todo tipo. Pueden criticar si das el pecho o si das leche de fórmula, si haces colecho o si ya has puesto a tu bebé a dormir solo en su cuna... Hay opiniones diversas y es importante que no des poder a los comentarios que recibes de internet.

De hecho, si recibes este tipo de comentarios es importante que no contestes ni des poder sobre tus emociones a los usuarios (o trolls) de las redes sociales. Son personas que quizá hasta te envidien por tu vida o tengan problemas en sus vidas personales y la única forma de sentirse mejor sea atacando a otros. Así que si recibes comentarios de trolls, lo mejor que puedes hacer es borrar el comentario sin leerlo, bloquear a ese usuario y no dar importancia a lo que te dicen.

Son muchas las madres que reciben ataques virtuales sobre su maternidadSon muchas las madres que reciben ataques virtuales sobre su maternidad

Recupera el control de tu vida después de comentarios de trolls

Si has recibido un ataque a tu maternidad a través de las redes sociales, es probable que sientas muchas emociones, que incluyen desde tristeza hasta enfado o incredulidad. Algunos días puede parecer que nunca volverás a la normalidad... Pero no es así. Por ejemplo, cada vez que vayas al supermercado, lleves a tu hijo al parque o visites la biblioteca, puedes sentir que todos los ojos están puestos en ti, y que te juzgan. Pero no tienes que vivir así ni mucho menos.

Te vamos a explicar algunas cosas que puedes hacer y que te ayudarán a centrarte en la recuperación y control de tu vida. Así, volverás a sentir quién eres aun que otros te juzguen y si lo hacen... ¡que te dé absolutamente igual!?

Cambiar tu forma de pensar también puede ayudarte a avanzarCambiar tu forma de pensar también puede ayudarte a avanzar

Cambia tus patrones de pensamiento

Muchas veces, las personas que han sido avergonzadas públicamente insisten en lo que han experimentado, a menudo permitiéndoles que consuman sus pensamientos y su energía. El objetivo es que tus pensamientos giren en torno a cosas que tienen un significado o un propósito en tu vida, y no la vergüenza que experimentaste por las palabras escritas de un troll virtual. 

Cambiar tu forma de pensar también puede ayudarte a avanzar, incluso en los días en que no te apetece hacerlo. Si tienes problemas para cambiar tus procesos de pensamiento por tu cuenta, un terapeuta puede ayudarte a replantear el pensamiento. Recuerda, debes buscar las lecciones de la vida sobre lo que te ocurre y dejar a un lado cualquier cosa que te proporcione negatividad.

Mantén una mente fuerte

Es fácil ser fuerte cuando todo va según lo planeado. Pero la verdadera prueba de tu fortaleza ocurre cuando encuentras problemas o dificultades. Recuerda, avergonzar a una madre es doloroso y puede tener un coste emocional demasiado algo. No tengas miedo de pedir ayuda. Hacerlo no es una señal de debilidad. En lugar de esto muestra tu fortaleza y demuestra que deseas mejorar su situación.

No te derrumbes en pensamientos negativos, no permitas que ese troll de Internet tenga el poder sobre tus emociones porque ese poder solo lo tienes tú.

Céntrate en tu crecimiento personal

Echa un vistazo realista a tu situación. ¿Dónde necesitas mejorar? Identifica las áreas donde puedes necesitar sanar y crecer. Por ejemplo, es posible que quieras trabajar en tu autoestima o asertividad. O tal vez, estás luchando contra la ansiedad y la depresión y necesita hablar con un médico. Independientemente de cómo te haya afectado el comentario de los trolls virtuales, debes concentrarte en las áreas de tu vida en las que necesitas mejorar... sin prestar atención a los comentarios negativos. Despréndete de esos sentimientos negativos que te provoca la vergüenza.

Te puede interesar