Menú
Qué regalar a los niños en Navidad: la regla de los 4 regalos
Qué regalar a los niños en Navidad: la regla de los 4 regalos

NAVIDAD

Qué regalar a los niños en Navidad: la regla de los 4 regalos

La regla de los 4 regalos se está haciendo muy popular en Navidad porque es el equilibrio perfecto entre diferentes necesidades y deseos que pueda tener el niño o niña.

Llega la Navidad y, con niños, esta es mucho más especial. Porque los niños la viven de una forma totalmente diferente: esperan con ansias sus queridos Reyes Magos, o Papá Noel, dependiendo de lo que celebre cada uno en su casa. Además, viven con emoción todos los procesos y preparativos, desde poner el árbol de Navidad o el Belén hasta ir a la cabalgata del cinco de enero, pasando por el hacer la carta de los Reyes Magos con todos los juguetes que realmente desean.

Y es que los niños tienen aún esa inocencia tan típica de esa edad, y que tanta ternura nos despierta a los adultos. Creen en la magia, mantienen la ilusión en todos esos seres fantásticos como los Reyes Magos o Papá Noel, y creen que todos esos juguetes aparecen de verdad de forma instantánea debajo de su árbol. Eso les lleva a, en algunos momentos, pedir mucho más de lo que realmente podemos darles... ¿Quién no ha visto niños con listas interminables de regalos, con más de veinte muñecas, cinco coches, seis libros, siete videojuegos...?

Un libro es un gran regalo para los niños, aunque sea más de actividades que de leerUn libro es un gran regalo para los niños, aunque sea más de actividades que de leer

¿Qué hacemos ahora con esa lista? ¿Le concedemos todos sus deseos, sin tener en cuenta nuestras posibilidades, o recortamos por su propio bien? Los expertos aconsejan que, por regla general, los niños no reciban más de cuatro regalos en Navidad: este es el número perfecto. No ocho, no quince: cuatro. No necesitan nada más y, de esta forma, les haremos comprender que el malgasto y el derroche es totalmente innecesario, y que serán mucho más felices si son realmente conscientes de sus prioridades. Al hacerles elegir de una forma mucho más restringida, serán capaces de decidir qué es lo que de verdad necesitan o desean, y qué es lo que no sería más que un capricho. Y para ayudarnos a que elijan está la regla de los cuatro regalos.

La regla de los cuatro regalos: mucho más fácil

Para que no tengáis que estar dandole muchas vueltas a la Navidad y a cuántos regalos hacerle a los niños, lo más fácil es que os dejéis guiar por la regla de los cuatro regalos. Porque así conseguirás que tus hijos sean mucho más felices. Si tienen demasiados regalos, acabarán perdiendo la ilusión por todos ellos y acabarán dejándolos de lado, optando por jugar siempre con los mismos o simplemente obviando los nuevos y volviendo a los antiguos.

Esto es porque se ven sobrepasados ante tantos estímulos y, tras la emoción, siempre llega la apatía, la falta de interés. La Navidad no es solo hacer regalos o pensar en objetos materiales, sino que va mucho más allá; la Navidad es ilusión, villancicos, comidas familiares, dulces, turrón, tardes con amigos... ¡Y eso deben aprenderlo los niños desde el primer momento!

No olvides de regalarles algo que les haga ilusión, si tienes la posibilidadNo olvides de regalarles algo que les haga ilusión, si tienes la posibilidad

La regla de los cuatro regalos es muy simple, y os ayudará a que los más pequeños entiendan esto. Tenéis que hacerle únicamente cuatro regalos: algo que sirva para llevar (como ropa, o zapatos, o una bufanda), algo que puedan leer, algo que realmente deseen y algo que necesiten sin lugar a dudas. Podéis elegir el juguete que veáis que tiene más ganas de tener, como ese videojuego o esos muñecos que lleva queriendo meses, y regalárselo como eso que más desea. En el caso de la ropa, pensad en sus necesidades y, a la vez, en su gusto; no compréis algo que os guste solo a vosotros, sino algo que le pueda hacer ilusión. Y, en el punto de algo que necesite, sí podéis elegir eso que lleva necesitando un tiempo, para que comprenda que no todos los regalos tienen que ser siempre puro deseo, sino que pueden ser más prácticos.

El punto de algo que leer es fundamental, sin lugar a dudas. Introducirles el hábito de la lectura desde que son pequeños es muy importante para que continúen practicándolo a lo largo de toda su vida, y siempre con la misma emoción.

Con estos cuatro sencillos regalos, ¡los niños serán mucho más felices de lo que puedas imaginar! No necesitarás más para alegrarles la Navidad.

Te puede interesar