Menú
Qué hacer ante las picaduras de avispa en niños
Qué hacer ante las picaduras de avispa en niños

INSECTOS

Qué hacer ante las picaduras de avispa en niños

En los entornos naturales, sobre todo en verano, es fácil encontrar insectos, como las avispas. ¿Qué hacer si un niño es picado por una avispa?

La palabra 'avispa' hace referencia a cualquier insecto del orden Hymenoptera, es decir, se considera avispa a todo himenóptero no clasificado como hormiga o abeja. Estos animales voladores suelen ser de color negro o marrón oscuro, aunque las avispas más conocidas son negras con franjas amarillas.

Si por algo destaca una avispa es por su aguijón y la picadura que este puede provocar. Pero hay que señalar que solo las hembras lo poseen, ya que ese órgano se deriva del órgano femenino denominado ovipositor. La picadura de avispa es algo que todos tememos, ya que produce un fuerte dolor y puede conllevar fuertes reacciones. Por eso, hay una especial preocupación porque este animal no se acerque a los niños.

Hábitat de la avispa

Este animal está presente en todo el mundo. Suele tener un hábitat variado, aunque tiene preferencias a la hora de elegir dónde hacer el nido. En primer lugar, los sitios soleados, como montículos de paredes, debajo de pisos o aleros de las casas, en los árboles, en las plantas, riberas de ríos y agujeros subterráneos. Por tanto, lugares con hojas, con sol y agua son los elegidos principalmente para que la avispa construya su nido. Por eso es muy frecuente encontrarla en parques y en las inmediaciones de las fuentes. Además, se alimentan del néctar de las flores, un elemento que es también común en zonas de parques, frecuentadas por niños. También tienen una alimentación carnívora, por lo que las moscas, grillos, orugas y otros insectos, son víctimas de las abejas. Por tanto, uno de los beneficios de estos animales es que controlan las poblaciones de insectos.

Cómo diferenciar una avispa de una abeja

La principal diferencia entre los dos animales es que la avispa puede picar más de una vez, mientras que la abeja cuando pica, pierde el aguijón y con él, parte del abdomen. Por tanto, no es capaz de sobrevivir posteriormente al picotazo. Además, en el caso de las abejas solo puede picar la hembra.

La avispa puede dejarnos más de una picadura, al contrari que la abejaLa avispa puede dejarnos más de una picadura, al contrari que la abeja

Para identificar una especie de la otra, podemos hacerlo principalmente por su apariencia. Lo que más las diferencia es la anchura del cuerpo. Las avispas tienen un cuerpo delgado, que se estrecha en la parte de la cintura. Sin embargo, las abejas tienen un cuerpo más ancho, son "más gordas" que las avispas, más peludas y brillan menos. Además, la avispa tiene unas patas traseras que cuelgan hacia abajo durante su vuelo y su aguijón no es de púas, sino liso, como sí lo es el de la abeja.

Características de la picadura de avispa

Tras una picadura de avispa, tanto en niños como en adultos, lo primero que aparece es el dolor al sentir el picotazo. Será más o menos fuerte dependiendo de la sensibilidad de la persona o de la zona en la que se produzca la picadura. Por eso, los niños son especialmente vulnerables. También dependerá de esto la reacción que se produzca en la piel. Normalmente, la reacción cutánea se reduce al enrojecimiento de la piel e hinchazón. Esta zona afectada comenzará a picar o escocer. Generalmente, esta sensación desaparece en un tiempo máximo de un par de horas.

A través del aguijón se inyecta una sustancia tóxica, es decir, veneno. Si la persona que recibe la picadura tiene hipersensibilidad o alergia al veneno, las consecuencias o reacciones aumentan. En este caso, se puede producir una reacción anafiláctica grave, por lo que habrá que acudir al médico, especialmente si la alergia no estaba detectada anteriormente.

Qué hacer si le pica a un niño

Lo primero que debemos hacer si a un niño le pica una avispa es sacar el aguijón si hubiera quedado incrustado en la piel. Esto es normal en las picaduras de abeja, como ya se ha comentado, pero muy poco frecuente en las picaduras de avispas. En cualquier caso, habría que hacerlo con cuidado, para no explotar la bolsa de veneno, y con unas pinzas desinfectadas.

Después, el tratamiento varía en función de si la reacción ha sido local, en el lugar donde se ha producido la picadura, o general, en más partes del cuerpo.

En el caso de que sea una reacción local, aparecerán los síntomas ya mencionados (hinchazón, enrojecimientos, dolor o picor). El tratamiento se basa principalmente en lavar la zona con agua y jabón y aplicar después remedios caseros como vinagre, bicarbonato o amoniaco. Actualmente existen muchos medicamentos que se pueden adquirir fácilmente en Farmacias y que son muy fáciles de aplicar. Aplicar frío en la zona también ayuda a calmar el dolor. Por ejemplo, un hielo envuelto en un trapo durante unos minutos favorece a que la hinchazón rebaje.

Las avispas se alimentan de néctar, así que es común encontrarlas en zonas de floresLas avispas se alimentan de néctar, así que es común encontrarlas en zonas de flores

Si la reacción es generalizada, estamos ante un problema más grave. Los síntomas serán de malestar general, incluyendo fiebre o dolor de algunas articulaciones. Además, puede haber dificultad para respirar, mareos y una bajada de tensión. Aquí estaríamos ante una situación de reacción anafiláctica, también comentada anteriormente. Por ello, lo que hay que hacer es acudir al Hospital, ya que habrá que tratar la picadura con medicamentos como antihistamínicos, cortisona y corticoides.

Picaduras más graves

Serian las que se produzcan en la zona de la garganta o en la cara, especialmente en la lengua. La razón es que la picadura puede llegar a obstruir las vías aéreas superiores y provocar asfixia. Por lo general, las picaduras en estas zonas son las menos frecuentes.

Si el niño es alérgico...

Si ya hay constancia de que el niño presenta alergia a este tipo de picaduras, tendrá que llevar siempre encima, especialmente en primavera y verano cuando acude a zonas de campo, parques etc., el medicamento suministrado por el médico. Además, el niño, o las personas que se encuentren a su cuidado, deberán saber cómo administrar ese medicamento.

Recomendaciones generales

- Ante situaciones donde haya una gran cantidad de avispas, no se alborote ni revolucione, así como no haga movimientos bruscos, pues las avispas atacan cuando sienten que están en peligro.

- Si una avispa se posa sobre su cuerpo, no intente matarla. Haga movimientos suaves para ahuyentarla.

- Si deja ropa en zonas descubiertas, tenga cuidado al levantarla, ya que puede haberse colado alguna avispa entre ella.

- Lo mismo en el caso de dejar alimentos al descubierto.

- Utilice ropa de colores poco llamativos si va a estar en zonas descubiertas.

- No utilice perfumes ni espray para el cabello.

- En las zonas cerradas, instale mosquiteras o alguna red que atrape a los bichos.

Te puede interesar