Menú
Qué es y en qué consiste la educación temprana
Qué es y en qué consiste la educación temprana

EDUCACIÓN TEMPRANA

Qué es y en qué consiste la educación temprana

La educación temprana se conoce también como estimulación temprana, descubre por qué es tan importante.

La educación temprana, también conocida como estimulación temprana, es el conjunto de intervenciones destinadas a los bebés y a los niños (de 0 a 6 años) con el fin de proporcionarles mejores oportunidades para desarrollar tanto física, intelectual, como socialmente sus capacidades y habilidades a lo largo de sus primeros años de vida.

No debemos confundirla con la atención temprana, la cual está destinada a satisfacer las necesidades de los niños que presentan alguna dificultad y trastorno en el desarrollo, o que tengan el riesgo de sufrirlo.

¿Cuándo comenzar con la educación temprana?

Realmente la educación temprana puede empezar a llevarse a cabo desde el embarazo, facilitando al bebé estímulos auditivos, es decir, hablando con él de forma cariñosa y afectiva, poniendo música en la barriga, etc. Con ello estarás favoreciendo el desarrollo de su sistema nervioso incluso antes del parto.

No obstante, si se empieza más tarde, hay que tener en cuenta que los niños pasan por diferentes fases en su desarrollo. Por lo que es de vital importancia adecuar la estimulación que le facilitemos al nivel de desarrollo que tenga y a sus capacidades, fortaleciendo de esta manera su autoestima, autoconcepto, iniciativa y aprendizaje. El exceso de estimulación puede ser altamente negativo.

¿En que se basa la educación o estimulación temprana?

La educación temprana tiene como objetivo que el bebé potencie y desarrolle con más facilidad sus capacidades cerebrales, a través de juegos, dinámicas, ejercicios, técnicas o actividades. Este tipo de educación se ve reflejada, mayoritariamente, en el desarrollo de su capacidad física, mental, emocional, intelectual y social.

A través de esta estimulación hacemos que el bebé, sea capaz de aprovechar al máximo todas sus capacidades, potenciar sus habilidades y adaptarse de forma más positiva y rápida al entorno que le rodea.

Para ello debemos realizarla diariamente como una rutina más, y no de manera puntual o de forma irregular, ya que de esta forma el cerebro no se desarrolla adecuadamente y no obtenemos el nivel de calidad que buscamos.

No debemos olvidarnos que durante este proceso de estimulación el vínculo afectivo es un aspecto muy importante, al igual que el ambiente, es decir, el lugar donde se lleve a cabo tiene que ser tranquilo, cómodo y respetuoso a las necesidades del niño. Este debe de ser tratado con afecto, cariño, respeto, paciencia, acompañado con un adulto que le sea de confianza, con el cual tenga lazos afectivos, etc.

¿Qué tipos de estimulación le podemos proporcionar al bebé?

Cualquier actividad que potencie y facilite el desarrollo de alguno de los cinco sentidos, estará favoreciendo un desarrollo precoz del bebé tanto a nivel sensorial como a nivel motorico. No obstante, desde bekia, le dejamos una serie de ejemplos con los que estimular de forma temprana a su hijo:

- Estimulación sensorial:

o Coloca una esponjita humedecida con diversos olores y pasársela al bebé por debajo de la nariz para que lo huela. También puedes facilitarle el oler toallitas, jabón de baño infantil, cremas, alguna fruta, flores, etc.

o Mueve un sonajero alrededor suyo o cualquier elemento que produzca sonidos, de esta manera estarás estimulando el oído.

o Realízale masajes o hazle cosquillas por todo su cuerpo: espalda, manos, pies, barriga, etc; presionando suavemente para que note el contacto con su piel. Puedes utilizar diferentes texturas o recurrir a objetos fríos y calientes para que diferencie los cambios de temperatura.

o Colócale móviles en su cuna y haz que se muevan mientras él los observa, es recomendable que contenga diversas figuras, colores, luces, espejos, brillos, etc.

- Estimulación motora:

o Cuando esta boca abajo pasa tu mano por su espalda, haciendo una línea recta desde su nuca hasta la zona lumbar, de esta forma enderezara su cabeza y tronco. También puedes hacerlo cuando este en posición vertical para que sostenga el peso de su cabeza.

o Realiza distintos ruidos (más graves o más agudos) cerca de él, de esta forma estarás favoreciendo la tonificación de su cuello y espalda, ya que el bebé tendera a girarse hacia la fuente musical.

o Mueve a la altura de su cara alguna marioneta o muñeco que pueda ver, favoreciendo así la tonificación de su cuello y el desarrollo de los movimientos de su brazo, así como su coordinación ojo-mano, ya que tenderá a intentar alcanzar y coger el muñeco.

o Realiza ejercicios con sus extremidades, manos, pies, etc. Haz que flexione y estire sus músculos, realiza movimientos circulares, de arriba abajo, a los lados, etc.

¿Qué ventajas tiene la educación temprana?

Mediante la educación o atención temprana el niño recibe estímulos que hacen que su desarrollo integral se inicie antes, favoreciendo de esta forma múltiples aspectos. Algunos de ellos pueden ser:

- Un aumento de sus capacidades cerebrales, así como de su plasticidad cerebral.

- Facilidad a la hora de desarrollar un aprendizaje optimo del lenguaje: al niño le resulta más fácil la adquisición del lenguaje, así como tener un nivel más avanzado de la lectura y escritura respecto a los otros niños de su edad.

- Mayor control y desarrollo de su sistema motórico: Pueden llegar a reptar, gatear o andar antes que los otros niños de su edad, así como desarrollar con más facilidad la motricidad gruesa y fina, adquirir el equilibrio, etc.

- Facilidad a la hora de afrontar la frustración, acostumbrándose y adaptándose con menos dificultades. Este aspecto se ve reflejado en mayor medida en el periodo de adaptación a la escuela infantil.

- Aumento de su capacidad de sociabilización y mejor desarrollo de sus habilidades sociales, manejando y gestionando de una manera más positiva sus emociones.

¿Qué desventajas tiene la educación temprana ?

Al igual que tiene multitud de ventajas y aspectos positivos en lo relacionado con el desarrollo integral de nuestro bebe, llevar a cabo la educación o estimulación temprana, puede llegar a tener ciertas desventajas:

- Que los niños sean capaces de realizar antes ciertas tareas no quiere decir que a largo plazo lo hagan mejor que los demás niños de su edad que no han tenido una estimulación temprana.

- Si no se realiza adecuadamente, puede que en un futuro, cuando el niño no consiga alcanzar sus objetivos sienta altos niveles de frustración. Por ello, en algunos casos muestran aversión a la lectura o a la escritura.

- Un exceso de estimulación puede causar problemas al niño, tales como falta de concentración, exceso de energía, etc.

Te puede interesar