Menú
Preparación al parto: qué es y cuándo debe realizarse
Preparación al parto: qué es y cuándo debe realizarse

CONSEJO

Preparación al parto: qué es y cuándo debe realizarse

Un entrenamiento mental y físico de la mano de un profesional experto en la materia es la mejor forma de prevenir cualquier contratiempo.

[img=Los cursos de preparación al parto comienzan sobre el sexto o séptimo mes]https://img.bekiapadres.com/articulos/31000/31816/1.jpg[/img]Los cursos de preparación al parto comienzan sobre el sexto o séptimo mes

Para prepararse para dar a luz a un hijo, sea o no el primero, necesita una preparación previa tanto física como mental. Muchas veces la primera ha de ser interrumpida incluso antes del tiempo en el que sería recomendable llevarla a cabo si se trata de un embarazo de riesgo y la mujer debe guardar reposo por el bien de su bebé. En este caso, la preparación mental de cómo afrontar la incorporación de un nuevo miembro a la familia y el cuidado que este bebé va a necesitar va a ser va a ser un trabajo no sólo de la madre que se encargue de dar a luz, sino también de padre o de aquella persona que vaya a tener alguna responsabilidad sobre el recién nacido.

En el caso de que el embarazo transcurra sin ningún tipo de problema y todo vaya con normalidad, será necesaria la preparación al parto. Los cursos de preparación al parto comienzan sobre el sexto o séptimo mes, aunque pueden seguirse desde el primer trimestre; constan de una parte teórica y otra de gimnasia prenatal. La mayoría de los padres elige un curso de seis o siete sesiones durante el último trimestre. El objetivo clave de las clases es ponerse a punto para poder hacer frente al esfuerzo físico que supone la recta final de la gestación y el nacimiento del bebé, pero los cursos de preparación al parto abarcan mucho más.

[img=El padre debería asistir a todas las clases]https://img.bekiapadres.com/articulos/31000/31816/2.jpg[/img]El padre debería asistir a todas las clases

La mejor forma de prevención

Las futuras madres pueden resolver las dudas que les surjan durante el embarazo, el parto y ya después de dar a luz, durante el puerperio y en el cuidado del bebé. Se enseña a la embarazada a responsabilizarse de su propia salud y la de su hijo, y a cambiar los hábitos que no son adecuados por otros que son mucho más recomendables. Por último, ayudan a la mujer a ser consciente de su estado, a tomar las riendas de la situación y dejar de ver el embarazo y el parto como algo amenazante. El miedo a lo desconocido genera ansiedad y temor, y lo que se persigue con estos cursos es disminuir ambas sensaciones.

En la medida que sea posible, es conveniente que el padre también acuda a estas clases de preparación al nacimiento del bebé, de manera que así se sienta más implicado en el embarazo y se vaya tranquilizando de cara al parto, sobre todo si es primerizo. Además, el padre podrá aprender a tener un papel importante en el embarazo, ayudando a aliviar molestias frecuentes de la embarazada mediante técnicas de masajes además de ayudar durante el parto, donde su papel también es importante.

Además, acudir a las clases de preparación al parto también nos pondrá en contacto con otras mujeres embarazadas. Gracia a ello se pueden compartir dudas y temores aparte de la experiencia de las madres que no son primerizas. Es beneficioso relacionarse con otras mujeres en la misma situación ya que sirve como método de distracción y, nadie más que ellas van a poder entender lo que estás pasando al estar viviendo lo mismo en el mismo momento.

Para poder acceder a estos cursos de preparación al parto antes de dar a luz hay varias opciones. Por una parte, la sanidad pública ofrece estos cursos de forma gratuita en sus ambulatorios y centros de salud. Los coordina e imparte la matrona, y a veces participan otros profesionales para que la preparación sea lo más completa posible. Otra de las opciones sería recurrir a un centro privado que, en muchos casos están financiados prácticamente de manera total por seguros médicos. Por último, y dirigidas aquellas mujeres que no tengan tiempo para acudir a clases con un horario prefijado o que prefiera una preparación más personalizada, existen entrenadores personales para el embarazo y la preparación al parto que trabajan a domicilio donde la embarazada quiera llevarlas a cabo.

[img=En el segundo periodo se hace en unas 7 a 10 sesiones]https://img.bekiapadres.com/articulos/31000/31816/3.jpg[/img]En el segundo periodo se hace en unas 7 a 10 sesiones

Recomendaciones expertas

Estos cursos se imparten en tres grandes periodos. El primero debe ser realizado antes de la semana doce de gestación y si no es posible, antes de la veintiocho. El segundo se realiza a partir de la semana veintiocho y el tercer periodo a partir de los 20 o 30 días después del parto. A su vez, se dividen en dos partes, una primera teórica y otra más práctica.

-El objetivo general del primer periodo es que la pareja conozca precozmente los cambios y molestias que se producen durante el embarazo, para que lo antes posible puedan autocuidarse y así aumentar su nivel de salud de cara al nacimiento del bebé. Esta primera fase dura de una a tres sesiones en las que se explican los cambios físicos y psicológicos durante la gestación, las normas para una dieta sana, las molestias que pueden aparecer a lo largo de los nueve meses previos al nacimiento del bebé, los cuidados y consejos, signos de alarma e iniciación a la respiración y relajación.

-El segundo periodo se hace en unas 7 a 10 sesiones. A través de las partes teóricas y prácticas se marca como objetivos reducir el estado de ansiedad y temor mediante una exacta y adecuada información, la colaboración activa en las etapas del parto tanto la mujer como su pareja, reconocer al bebé como ser humano activo y sensible ya desde la etapa antenatal y utilizar los recursos necesarios para disminuir la incomodidad del trabajo de parto.

Entrenamiento mental y físico

La teoría se centra en explicar la mentalidad a adoptar durante el embarazo y puerperio, el papel del padre, los periodos del parto, la utilidad de los ejercicios respiratorios, los síntomas previos al parto, los tipos de tratamientos para el dolor, las complicaciones de los partos y las soluciones, la vuelta a casa y el puerperio y, por último la lactancia y todo lo referido a cuidados que requiera el recién nacido. En la parte práctica se enseñan ejercicios de respiración, relajación y entrenamiento físico.

-El tercer periodo de estos cursos se lleva a cabo durante el puerperio, en las 6 u 8 semanas posteriores al parto, en las que se producen una serie de cambios físicos y psíquicos en la mujer, además de la adaptación que supone en la vida familiar el nuevo bebé. En esta fase se suelen dar de 3 a 7 sesiones.

En ellas se realiza una dinámica de grupo para contar las vivencias del parto, se habla del restablecimiento de la ovulación y la menstruación, de los métodos anticonceptivos apropiados, de la reanudación de las relaciones sexuales y se informa sobre los autocuidados en el puerperio. Además, en relación al recién nacido, se ayuda a reforzar la lactancia, al desarrollo psicomotor y comportamiento, las patologías más frecuentes en los primeros meses de vida el calendario de vacunaciones y las visitas la pediatra.

Te puede interesar