Menú
Peligros de introducir la tecnología en las aulas
Peligros de introducir la tecnología en las aulas

TECNOLOGÍA

Peligros de introducir la tecnología en las aulas

Las nuevas tecnologías nos pueden aportar mucho, pero en la enseñanza educativa hay que introducirlas con cautela para evitar los peligros.

Que las pantallas puedan sustituir a los profesores es bastante peligroso porque se perdería la esencia de la enseñanza: la humanidad. Los expertos en educación advierten de los peligros de introducir la tecnología en el aula y permitir que sean las pantallas que saboteen el aprendizaje. La tecnología está ganando terreno en las escuelas e invade todos los campos de nuestras vidas.

El sector educativo también está adaptándose al potencial que ofrece la tecnología, con buenas escuelas y universidades que incorporan tecnología, para fortalecer los resultados educativos. Pero con los dispositivos y aplicaciones en el uso de la enseñanza desde que los niños tienen uso de razón hasta la universidad, puede ser un problema más que un beneficio.

Los docentes deben garantizar las habilidades de participación cara a cara de los estudiantes más jóvenes sobre todoLos docentes deben garantizar las habilidades de participación cara a cara de los estudiantes más jóvenes sobre todo

Es necesario que los maestros y profesores hagan un uso estratégico y con buen juicio para que las pantallas no les coman todo el terreno. Es muy importante ser prudente a nivel escolar, donde los hábitos de aprendizaje permanente se adoptan o abandonan.

Los docentes deben garantizar la interacción entre iguales

Los docentes deben garantizar las habilidades de participación cara a cara de los estudiantes más jóvenes sobre todo. La tecnología puede hacer que se dificulte el desarrollo de habilidades sociales y colaborativas en edades más tempranas.

La colaboración y el trabajo en equipo son competencias globales y dependen de la capacidad de los alumnos para interactuar con otros para alcanzar resultados compartidos. Esto les genera satisfacción y les proporcionará las herramientas necesarias para poder interactuar con los demás de forma efectiva.

Siempre hay formas de utilizar la tecnología de forma correcta, como usarla para contactar con escuelas de otros países, intercambiar documentos, escribir un blog, promover la colaboración, etc. De esta manera los docentes también están garantizando que haya una interacción entre los niños, porque se puede trabajar como proyectos colaborativos, en equipos.

El peligro está cuando la tecnología no se gestiona

El peligro aparece de forma inminente cuando la tecnología que usan los niños y los adolescentes no es gestionada por un adulto. Existen dos peligros para los padres y profesiones que es la convivencia y la vida social de los niños, y además, otro peligro que pueden causar las tecnologías es la adicción. Esto puede hacer que las tecnologías ocupen una parte demasiado grande de la vida del niño y se conviertan en maestros y canguros de los niños.

La forma más efectiva de usar la tecnología es apoyar, ampliar, reforzar y mejorar la enseñanza. Sin embargo, se convierte en un riesgo cuando se supone que los niños pueden aprender de forma independiente a través de la tecnología, sobre todo cuando no es para nada interactiva o receptiva.

También es problemático cuando la tecnología es pasiva, por ejemplo cuando los alumnos y los estudiantes usan libros electrónicos que no pueden ser anotados. Esto les da menos apoyo al aprendizaje que los libros impresos que pueden ser subrayados y además, trabajados para gestionar e interiorizar mejor el contenido. Los maestros estimulan el interés, crean emoción en el aula, interactúan con los alumnos y amplían el pensamiento de los alumnos.

También es problemático cuando la tecnología es pasivaTambién es problemático cuando la tecnología es pasiva

La gestión de los dispositivos en el aula es fundamental

Además de los riesgos obvios cuando los jóvenes acceden a material inapropiado en Internet, la administración de los dispositivos en el aula es fundamental. Si un joven distraído puede deambular y jugar o pasar tiempo en las redes sociales durante el tiempo de clase debido a la falta de gestión ambiental, se pierde un tiempo de enseñanza extremadamente valioso. Por lo tanto, es necesario que las escuelas e instituciones implementen medidas que puedan bloquear a lo que se puede acceder durante el horario de clase o mediante otros enfoques de gestión.

Pero es necesario recordar que la enseñanza de calidad es y será siempre, independiente de la tecnología: si las escuelas creen en la importancia de la enseñanza como la magia de un proceso de aprendizaje, tomarán decisiones tecnológicas que respalden el aprendizaje y la enseñanza, siendo siempre el personal humano lo más importante en la enseñanza.

Te puede interesar