Menú
¿Estás preparado para ser un padre que se queda en casa?
¿Estás preparado para ser un padre que se queda en casa?

PADRES

¿Estás preparado para ser un padre que se queda en casa?

No todos los padres se sienten capaces para realizar estas labores, pero otros creen que es necesario que los papeles se cambien e igualen. ¿Qué opinas tú?

En la actualidad quedarse en casa a cargo de los hijos no es algo que sea exclusivo para las madres, cada vez son más los padres que se quedan a cargo del hogar. Es una deicsión que no se debe tomar a la ligera y sobre todo, hay que tener presente que no es algo fácil de hacer y sobre todo, porque es un trabajo como otro cualquiera... agota igual y no es remunerado. Es necesario tener esto en cuenta porque la felicidad del padre y de los hijos están en juego.

Los padres se quedarán en casa sobre todo si la situación es correcta y la situación económica lo permite. Pero, ¿existe para motivación que pueda hacer que un padre se quede en casa al cuidado de los hijos? Quedarse en casa no significa dormir todo lo que se quiera o estar todo el día en el sofá o hacer lo que uno quiera. Hay que realizar tareas, seguir con las responsabilidades y hacer que la vida familiar avance.

Si eres padre y estás considerando quedarte en casa... ¿estás listo para unirte a las personas que se quedan a cargo del hogar y de los hijos? Considera los siguientes puntos para valorarlo junto con tu pareja... Por supuesto, el primero punto será tener en cuenta si económicamente os lo podéis permitir.

Los padres se quedarán en casa sobre todo si la situación es correcta y la situación económica lo permiteLos padres se quedarán en casa sobre todo si la situación es correcta y la situación económica lo permite

¿Estás listo?

El trabajo se convertirá en el caos doméstico para que deje de ser caos y que lo transformes en equilibrio familiar. Debes tener en cuenta que la interacción con los adultos será limitada y papá estará disponible las 24 horas del día. En lugar estar frente al ordenador ocho horas o más, se te lanzará al mundo de los pañales, los juegos, los dibujos y las canciones infantiles, las horas del baño, limpieza, coladas, los menús de la cena y las tareas domésticas en general.

Obviamente, los beneficios incluyen disfrutar el día con los niños. Pero los días estarán llenos y tendrás pocas posibilidades de un descanso. Si no quieres cambiar el cuarto pañal del bebé de la mañana, no hay ningún compañero de trabajo al que decirle que lo haga... todo dependerá de ti.

Si trabajar y sentirte realizado es lo que te satisface, deberás pensar de forma detenida en lo que realmente te hará sentir más satisfecho en la vida. Recuerda que los niños no necesitan un padre infeliz que se queda en casa.

¿Te apoyan?

Cuando te conviertes en un padre que se queda en casa, estás impactando en la vida de toda tu familia. Quizá tu pareja no está de acuerdo o cree que podrías sacar más provecho en tu carrera profesional. Es imprescindible que hables esto con tu pareja y tus hijos en caso de que tengan la edad suficiente para opinar. Si no tienes el apoyo de tu pareja e hijos, no tiene sentido seguir hacia adelante con esta idea.

¿Cómo se siente tu pareja si tu te quedas en casa y que sea él/ella quien deba responsabilizarse absolutamente de los aspectos financieros? ¿Podrás llevar a cabo los diferentes roles de crianza y cualquier desacuerdo que pueda haber en casa? ¿Eres capaz de realizar las tareas domésticas correctamente? Habla detenidamente con tu pareja desde la sinceridad para que si tomáis esa decisión, todos estéis cómodos con los siguientes pasos a tomar.

Recuerda que los niños no necesitan un padre infeliz que se queda en casaRecuerda que los niños no necesitan un padre infeliz que se queda en casa

¿Puedes pagarlo?

Si trabajas fuera de casa y no tienes quien cuide a tus hijos, entonces tendrás que pagar a una canguro que se haga cargo de ellos en tu ausencia y en la de tu pareja. También pagarás gasolina, comer fuera de casa, etc. La mayoría de las personas trabajan por una razón: necesitan el dinero.

Una familia debe evaluar su situación financiera y determinar si la pérdida del ingreso adicional es aceptable y si el sueldo restante será suficiente para mantener el hogar a flote. Incluso si la respuesta es sí, será importante adaptarse a la vida con un solo ingreso. Esta podría ser la primera vez que la familia ha tenido que lidiar con eso... y hay que estar preparado mentalmente para ello. El dinero es uno de los principales factores de estrés en las familias. Tendréis que tener este punto muy claro antes de tomar una decisión.

¿Estás preparado mentalmente?

Necesitarás adaptarte a muchas curvas que te encontrarás en tu día a día. Sentirás agotamiento y un poco de aislamiento y nadie te dará las gracias por todo lo que haces. También tendrás que soportar los estereotipos sociales muchos de los cuales son negativos... Pero si estás seguro de que esto es lo que quieres, te tiene que dar igual lo que las malas lenguas digan.

Recuerda que tengas mucho que hacer cada día: ser chófer de los niños y de tu pareja, planificar y preparar todas las comidas, comprar, limpiar, ayudar a los niños en sus deberes, sacar tiempo para jugar con ellos, etc. Puede ser agotador, pero sin duda es muy gratificante... recuerda también, encontrar un momento para ti, ¡aunque signifique ir por la noche al gimnasio!

Si es lo que quieres... que nadie te pare

Si es lo que quieres y ya lo has hablado con tu pareja, y estáis seguros de que todo irá bien. Entonces no pienses más en si es buen a o mala idea. Habla con cualquier otro padre que se haya convertido en amo de casa para cuidar del hogar y de sus hijos, sus experiencias también son buenas para ti y te ayudarán a ver la realidad de esta nueva etapa de tu vida.

También puedes hablar con las mamás que conozcas que se queden en casa al cuidado del hogar y de los niños... Porque ellas también tendrán muchas experiencias y anécdotas que contarte. En Internet también podrás encontrar grupos de apoyo para que, si no tienes tiempo para socializar de forma física, tengas la oportunidad de que al menos, puedas socializar a través de las redes sociales. Es una manera de que, aunque creas que te aíslas más de la cuenta, puedas estar en contacto con otros papás y otras mamás que también se quedan cada día a cargo de su hogar... ¡comparte tus experiencias!

Te puede interesar