Menú
Menú del Día del Padre: repostería y postres para papá
Menú del Día del Padre: repostería y postres para papá

SORPRESA

Menú del Día del Padre: repostería y postres para papá

Postres fríos, tartas o tortitas, la elección de tu repostería para este día dependerá del momento y la sorpresa planeada.

[img=El regalo manual hace más ilusión que el material]https://img.bekiapadres.com/articulos/31000/31457/1.jpg[/img]El regalo manual hace más ilusión que el material

Cuando llegan determinadas celebraciones familiares, días señalados en el calendario para disfrutar con los más cercanos, los regalos pierden el valor y los detalles ganan importancia. Prepararle algo con tus propias manos puede emocionar más a un padre, una madre o un abuelo que cualquier regalo material que puedas hacerle. Ahora que se acerca del Día del padre, ¿qué te parece demostrarle a papá lo mucho que le quieres metiéndote en la cocina a prepararle algo de repostería?

Los dulces y los postres siempre son bienvenidos -aunque haya que ajustar los ingredientes en función de los problemas médicos que alguna gente pueda tener- y son la guinda perfecta a cualquier tipo de celebración. Si son los niños los que se van a encargar de la repostería en el día del padre tampoco hace falta recurrir a recetas muy elaboradas ni a complicadas composiciones para poder hacer postres más que dignos.

En este artículo de Bekia nos vamos a centrar, precisamente, en eso. En recetas de dulces que puedan hacer los niños sin tener que complicarse en la cocina. Si son pequeños han de pedir la ayuda de los hermanos mayores o a otro adulto para que supervise la labor de repostería, prestando especial atención a todo lo relacionado con el uso de cuchillos y fuego. Incluso pueden meterse en la cocina con el papá. Aunque ya os adelantamos que es mejor sorprenderle con vuestras creaciones de repostería.

[img=Es una oportunidad para acercar a los niños el mundo de la cocina]https://img.bekiapadres.com/articulos/31000/31457/2.jpg[/img]Es una oportunidad para acercar a los niños el mundo de la cocina

Prepárale el desayuno

Siempre que pensamos en hacer dulces la mente se nos va hacia tartas y pasteles con muchos ingredientes, pero no tiene que ser así. Los niños pueden probar su buen hacer preparándole un rico desayuno a su padre y sorprendiéndole a primera hora el próximo 19 de marzo.

Pueden hacer algo improvisado como son unas tortitas. En un bol basta mezclar harina, huevo, leche y una pizca de sal y pedir a un adulto de la casa que te ayude a la hora de freír las tortitas. Se pueden comprar moldes para darles formas especiales y dar rienda suelta a la imaginación a la hora de decorarlas con sirope de chocolate, mermelada de fresa o trocitos de fruta con los que formar divertidas caras.

Con los postres fríos los niños disfrutan más

Si tenéis poco tiempo para disfrutar del desayuno el día del padre podéis meteros en la cocina el día antes y dejar preparado algo de repostería que combine con el café de primera hora de la mañana. Es el caso de bollería. Los muffins, magdalenas caseras con pepitas de chocolate, frutos secos o fruta. Los niños pueden preparar la masa batiendo todos los ingredientes y repartiéndola en los moldes que se introducirán al horno donde se cocerán y para lo que pedirán ayuda a un adulto.

Este tipo de repostería, donde también entrarían los croissants o bizcochos caseros, galletas de todo tipo o las famosas cupcakes, se puede preparar el día antes y se conserva en buenas condiciones consumida en cualquier momento, sin necesidad de guardar en la nevera. Por ello, si no coincidís con vuestro padre a la hora del desayuno, podéis dejárselas hechas el día antes y guardarlas en alguna caja o cesta decorada por vosotros. Así, incluso puede llevárselas al trabajo o guardar para comer más tarde. No hay cosa que le guste más a un papá que presumir de sus hijos (y de lo que hacen) ante los demás.

[img=Puedes comprar algo ya preparado y personalizarlo]https://img.bekiapadres.com/articulos/31000/31457/3.jpg[/img]Puedes comprar algo ya preparado y personalizarlo

Para después de comer o cenar

El próximo día del padre es bien seguro que que casi todos los hijos disfrutarán de una gran comida, ya sea la comida propiamente dicha o la cena, con su papá. Es entonces, cuando se acabe, un buen momento para sorprender al padre con una de sus creaciones de repostería. Si se atreven incluso pueden ir más allá y ser ellos los que preparen todas las recetas, buscando que sean fáciles de elaborar y tengan el apoyo de algún adulto en la cocina.

En materia de postres podemos crear diversas combinaciones a base de frutas, como las que comentamos anteriormente, o apostar directamente por los dulces más tradicionales.

Si nos fijamos en estos últimos son muchas las posibilidades. Por una parte las tartas no resultan demasiado complicadas, pero siempre que haya alguien que se encargue de supervisar el horno. De no ser así los niños pueden optar por preparar otro tipo de pasteles que no precisen de calor para cocinarse.

Para empezar se pueden comprar bases de tarta de las que venden en los supermercados y montarlas en casa con diversos rellenos y una decoración divertida y alusiva al día del padre. También se puede apostar por tartas frías. La de queso es la más popular y se caracteriza no solo porque su elaboración es muy sencilla -no requiere tener conocimientos de repostería para que salga bien- sino porque se hace con el frío de la nevera, con lo que no hay peligro de que los niños se quemen con el horno.

En cualquier tipo de estas elaboraciones los niños pueden necesitar de un adulto que trocee los ingredientes o use la batidora, pero ellos pueden ser partícipes de todo el proceso, desde la compra de ingredientes hasta la presentación final. Éste será uno de los pasos que más les divertirá, sin lugar a dudas.

Del mismo modo que hay tartas que acaban de hacerse en frío otros postres como flanes -de huevo, de vainilla, de queso...- o mousses son de fácil elaboración y también acaban de hacerse en la nevera sin ninguna dificultad ni peligro para los niños.

[img=En la merienda, el flan y las natillas siempre triunfan]https://img.bekiapadres.com/articulos/31000/31457/4.jpg[/img]En la merienda, el flan y las natillas siempre triunfan

Una merienda dulce

Los dulces que se preparen para el día del padre por los niños también pueden tomarse en la merienda, un momento distendido y en que se acompañan juegos y conversaciones entre padres e hijos. En este caso se pueden repetir alguna de las recetas que vimos en la sección del desayuno, incluso de la comida, pero también hay otras que son más apropiadas para la media tarde. La merienda es, además, un momento perfecto para que el papá y los hijos pasen un rato juntos en la cocina preparando cosas deliciosas.

Es el caso de los batidos o un helado casero. En ambos la preparación es muy sencilla. Basta con pasar todos los ingredientes necesarios por la batidora, algo en lo que puede ayudar un adulto, y después llevar a la nevera o al congelador. En caso de no poder hacer helado casero siempre se puede comprar una tarrina en el supermercado e improvisar la decoración en casa, lo que le dará el toque personal a la elaboración.

Y si queréis ser originales nada como preparar unos cakepops o manzanas de caramelo como las que venden en las ferias. Con la decoración de los primeros, similares a chupachups de magdalenas los niños se lo pasarán en grande. Para preparar el caramelo de las manzanas precisarán de la ayuda de un adulto, porque las altas temperaturas del azúcar pueden suponer un peligro.

Y no podíamos acabar este artículo sobre postres para el día del padre sin sugerir una receta de lo más divertida para los niños, porque tienen que dar forma con sus manos a sus propias creaciones. Hablamos de bombones, algo que nunca falla.

Te puede interesar