Menú
¿Es legal congelar el cordón umbilical y las células madre?
¿Es legal congelar el cordón umbilical y las células madre?

TODO SOBRE EL PROCESO

¿Es legal congelar el cordón umbilical y las células madre?

Un gran avance para la medicina ha sido el desarrollo de la investigación en el campo de las células madre y las numerosas aplicaciones que se han podido llevar a cabo.

La decisión la tienen que tomar los padres antes del partoLa decisión la tienen que tomar los padres antes del parto

Hasta hace dos décadas, sólo era posible el tratamiento de algunas enfermedades de tipología cancerosa, disfunciones en la sangre o problemas en la médula ósea a través de un donante compatible con el enfermo, lo cual resultaba complicado e infructuoso en la mayoría de casos dado que una persona sólo es compatible con un 0,01% de la población y la medicina aún no ofrecía alternativas en este campo.

Un gran avance para la medicina ha sido el desarrollo de la investigación en el campo de las células madre y las numerosas aplicaciones que se han podido llevar a cabo.

¿Qué son las celulas madre?

Son aquellas células susceptibles de convertirse en multitud de células diferentes en el organismo y que funcionan como células reparadoras en aquellas áreas que puedan estar dañadas. Ello abre grandes posibilidades en la medicina para el tratamiento de enfermedades que, hasta ahora, tenían un tratamiento inexistente.

No conlleva ningún riesgo para la madre o el bebé

Ventajas de la células madre del cordón umbilical

- Pueden convertirse en diferentes tipos de células y reparar otros órganos: pulmones, estómago, corazón, etc.

- No conlleva ningún riesgo para la madre o el bebé.

- Se pueden conservar por un período de tiempo muy elevado.

- Su compatibilidad es más elevada con los familiares del donante que otras células madre extraídas de la médula ósea.

- Permite el tratamiento de más enfermedades.

¿Qué dice la Ley del uso de células madre extraídas del cordón umbilical del recién nacido?

Cada país tiene una regulación especifíca sobre el uso, donación y conservación de las células madre. Por ejemplo, Italia lo prohíbe totalmente. Actualmente, la Ley española contempla este uso en la donación y utilización de embriones y fetos humanos o de sus células, tejidos u órganos.

Mujer dando a luzMujer dando a luz

La Ley que regula actualmente la congelación de células madre es la Ley de 1988 de donación y utilización de embriones y fetos humanos o de sus células, tejidos u órganos. En ella no se prohíbe explícitamente la donación y recogida de células madre, pero sí habilita únicamente a la donación en territorio español a centros públicos, aunque la posterior preservación se pueda realizar en un centro privado.

Estos centros no se encuentran en todas las Comunidades Autónomas. De momento, sólo es posible la donación en maternidades adscritas a un banco público de donación de cordón umbilical en las siguientes provincias: Tenerife, Madrid, Barcelona, Málaga, Galicia y Valencia. Según la normativa, estas células madres están accesibles para cualquier enfermo de cualquier parte del mundo que las necesitase.

Por el contrario, si deseamos que las células madres extraídas del cordón umbilical del bebé queden exclusivamente para el uso personal de la familia deben ser enviadas a laboratorios situados en el extranjero.

Cuando ha nacido el bebé se corta el cordón umbilical y se recoge la sangre de éste y la placenta

Cualquier consulta sobre la legalidad de este procedimiento puede ser consultada en los departamentos de atención al paciente de la maternidad autorizada para llevar a cabo la recogida del cordón umbilical o en los centros privados donde contrate este proceso

¿Cómo se extrae y procesa el cordón umbilical del recién nacido?

Es necesario que la madre autorice al centro, público o privado, antes de dar a luz o cuando llegue a la clínica para tener a su bebé. La ley establece que debe firmar un consentimiento expreso donde autorice la donación. En el caso de los centros públicos ésta se realiza de forma anónima y altruista.

Si ha solicitado la preservación del cordón umbilical a través de un centro privado, previamente al parto habrá tenido que firmar un contrato comercial por el cual, a cambio de una transacción económica estipulada por el centro, éste se compromete a recoger las muestras y preservarlas acorde a la legalidad.

La extracción no supone ningún riesgo para el bebéLa extracción no supone ningún riesgo para el bebé

Cuando ha nacido el bebé se corta el cordón umbilical y se recoge la sangre de éste y la placenta a través de una punción que no supone ningún tipo de riesgo para el recién nacido o la madre. La sangre se deposita en una bolsa que se cierra herméticamente y se acondiciona para su transporte en un medio con control constante de la temperatura.

¿Qué precio tiene congelar la sangre del cordón umbilical?

En los centros públicos no supondrá ningún coste extraer, congelar y conservar el cordón umbilical para los padres del recién nacido. Sin embargo, como se ha comentado anteriormente, éste estará disponible para cualquier persona que lo solicite para el tratamiento de las enfermedades que lo requieran. No será de uso exclusivo para los familiares del bebé.

Una de las principales fuentes de células madre es el cordón umbilical del recién nacido

- Criogenización de las células madres y conservación por un período de 20 años: 2.000 euros

- Criogenización de las células madres, del tejido y conservación por un período de 25 años: 2.800 euros

Hay centros que, aparte de una cuota fija por preservación de 20 ó 25 años, establecen también una cuota de mantenimiento anual que ronda los 100 euros. La mayoría de centros privados ofrecen a sus clientes departamentos de consulta donde pueden aclarar sus dudas sobre la legalidad, metodología y tarifas del tratamiento.

¿Merece la pena congelar el cordón umbilical?

Es una decisión personal que deben tomar los padres previamente al parto. Supone un coste económico que no todas las familias pueden afrontar. Actualmente, casi todos los centros privados ofrecen sistemas de financiación para cubrir el tratamiento.

Es una decisión personal que deben tomar los padres previamente al parto

Entre los detractores del uso privado la explicación que ofrecen es que,económicamente, no es rentable ya que la probabilidad que llegue a ser utilizado por algún familiar es escasa y, en todo caso, si se preserva en laboratorios españoles y es utilizado por algún enfermo ajeno a la familia, se procedería a la devolución del importe.

Te puede interesar