Menú
Intercambios de libros de texto para una vuelta al cole más económica
Intercambios de libros de texto para una vuelta al cole más económica

VUELTA AL COLE

Intercambios de libros de texto para una vuelta al cole más económica

La vuelta al cole supone un gasto muy grande en las familias, una manera de ahorrar es mediante los intercambios de libros.

Ahora que llega la vuelta al cole y justo después del verano tenemos muchas preocupaciones: entre muchas una es el ahorrar. Aunque nuestros hijos estudien en una escuela pública, son muchos los gastos que incurre su educación. Además de las clases, los uniformes y las excursiones, cada año tenemos un gran e importante gasto para complementar su educación: los libros. Si tenemos más de un hijo nos supondrá mucho dinero tener que comprar una media de 8 libros por curso para cada uno de ellos. Por eso en Bekia te recomendamos el intercambio de libros para ahorrar durante la vuelta al cole de este año.

Ventajas del intercambio de libros

Los libros de texto cambian un poco de un año a otro, por lo que pueden ser utilizados casi en su mayoría durante el siguiente curso (a no ser que el colegio o el profesor quieran cambiar el material escolar para esa materia durante el nuevo año). Si se mantiene el mismo libro tenemos dos opciones: o bien comprárselo de segunda mano a un compañero de la misma escuela que esté un curso por encima de nuestro hijo o comprarlo también usado por Internet.

Ahorrar en la vuelta al coleLa vuelta al cole supone unos gastos que pueden superar las posibilidades de la familia

Lo mejor sería adquirirlo por alguien a quien conozcamos, ya que así podremos revisar que el libro está en perfecto estado antes de pagarlo. Sin embargo, no siempre conocemos a una madre o un niño que vaya un curso por delante de nuestro hijo para poder comprarlo. Por ello, existen en muchas ciudades y asociaciones iniciativas de intercambios de libros. Infórmate en Internet o en los centros municipales, porque te pueden decir dónde se están realizando estas campañas. Incluso los mismos centros educativos pueden tener un banco de libros, puedes preguntar en el Departamento de Orientación del mismo.

A la hora de calcular el precio, piensa que puede ir desde el cincuenta por ciento a menos, pero no debería ser más caro que eso. Es un libro usado, seguramente escrito (aunque sea a lápiz) y subrayado, por lo que si intentan cobrarte más de la mitad de lo que les ha costado, quizás sea mejor que te plantees conseguirlo por otra vía.

Los libros de texto escolares a veces siguen más o menos iguales durante un par de años. Si tienes hijos que se lleven esta franja de edad también tienes la posibilidad de guardarlos y, en cuanto el más pequeño llegue a ese curso, sacarlos y ver si los puede utilizar. Los colegios sacan una lista de libros a comprar cada año, ye dan unas semanas para que los adquieras, por lo que tienes tiempo suficiente de ver si todavía te sirven y si los puede aprovechar tu hijo pequeño. Por lo tanto, el intercambio de libros (ya sea entre hermanos, compañeros de cursos superiores, por Internet o asociaciones) supone un ahorro económico muy grande en familias con menos posibilidades o con muchos hijos.

Alumno con librosHay muchas iniciativas vecinales y municipales para intercambiar libros de texto

Inconvenientes del intercambio de libros de texto

Como casi todo, los libros de texto son un negocio que vive de la educación de nuestros hijos. Si reciclamos los libros o los vendemos de segunda mano hacemos daño a una compañía que perderá una venta este año. Además, las editoriales se encargan de cambiar el libro un poco cada año. Es decir, añadir páginas nuevas para hacerlo más completo, quitar información que ya no consideran relevante, etcétera. Muchas de estas casas se encargan de adaptar el libro cada año para mejorarlo según las opiniones de los profesionales de la educación (los profesores) y quienes trabajan a diario con ellos (los estudiantes). Cada familia se encuentra en poder de decidir si está de acuerdo con estas iniciativas y, si tiene la posibilidad de comprarlos, pensar si quiere hacerlo o no.

Si has hecho un intercambio de libros de texto podrás seguir usando el de años anteriores, pero quizás esté incompleto o la información que tenga no sea tan adecuada como la de la nueva edición. Por eso es posible que los niños con libros usados necesiten pedir fotocopias de las páginas diferentes o inexistentes a sus compañeros que sí tienen el libro nuevo.

Niños en claseLos libros de texto están en constante cambio y no siempre coinciden de un curso a otro

Así pues, a la hora de adquirir el libro de texto nuevo o hacer un intercambio para la vuelta al cole deberás pensar cuál es tu situación económica y si realmente necesitas ahorrar. Quizás tú puedas permitirte comprar un libro nuevo más moderno y adaptado y cuando termine el curso, si tu hijo ya no lo necesita, puedas hacer un intercambio con un compañero de un curso inferior con menos posibilidades, regalarlos o venderlos a menos de la mitad de precio por Internet. Si tendemos a realizar estas acciones, animaremos a nuestro hijo a cuidar sus libros y no romperlos.

Lo importante es que tus hijos tengan la mejor educación, pero que tú también puedas ahorrar. Si no puedes permitirte pagar el alto coste de todos los libros nuevos, entonces podrás buscarlos de segunda mano por Internet, pedir un intercambio a compañeros de cursos superiores o buscar si hay alguna ayuda especial para conseguir los libros adecuados para tus hijos, ya sean nuevos o de segunda mano para la vuelta al cole.

Te puede interesar