Menú
La infección por anisakis en niños, ¿cómo les puede afectar?
La infección por anisakis en niños, ¿cómo les puede afectar?

PESCADO

La infección por anisakis en niños, ¿cómo les puede afectar?

El anisakis es un parásito que podemos encontrar en los pescados cuando no han sido congelados o bien cocinados.

El pescado es un alimento que tiene que estar incluido en la dieta de todas las personas debido a sus grandes propiedad, pero cuando se trata de los niños es una fuente de nutrientes y de proteínas que tenemos que darles para que estos crezcan sanos y fuertes. En los últimos años, se ha descubierto que el pescado puede contener un parásito llamado anisakis que de afectarle a los niños pueden causarle una reacción alérgica que va a afectar de forma importante a su salud.

¿Qué es el anisakis?

El anisakis se trata de un parásito muy pequeño, con forma de gusano, que se encuentra en las especies que viven en el agua, sobre todo en el mar, y que de ingerirlo puede provocarnos una reacción en el organismo que nos puede provocar incluso la muerte.

La manera de ingerir este parásito es a través del pescado que no esté bien cocinado o a través del sushi, que es pescado crudo. Cuando ingerimos alguno de estos dos alimentos, la larva puede seguir todavía viva y puede instalarse en las paredes del intestino del niño provocándole una infección. Aunque hoy en día es muy difícil encontrar este tipo de larvas en el pescado, siempre puede ocurrir.

El anisakis se puede encontrar en el pescado y muere cuando se cocina o congelaEl anisakis se puede encontrar en el pescado y muere cuando se cocina o congela

¿Cómo afecta la infección por anisakis a los niños ?

La infección por anisakis es una infección que se manifiesta en el organismo de forma inmediata y el principal síntoma es el dolor de estómago, por lo que si a tu hijo le duele el estómago y ha comido pescado unas horas antes, tienes que vigilarlo bien porque puede haber contraído esta infección. Este dolor normalmente viene acompañado por nauseas, acidez, vómitos y algunas décimas de fiebre.

Hay algunas ocasiones en las que el anisakis se instala en el intestino de los niños y muy rara vez le puede provocar una obstrucción.

Es muy frecuente que se de este tipo de infección cuando el niño haya comido boquerones en vinagre o merluza y la reacción más común es una urticaria que le afecta en todo el cuerpo, que se le llena de ronchas, cuando han pasado unas 24 horas después de su consumo, aunque también pueden darse otras reacciones en el organismo como un cuadro grave en el que se unen anafilaxia con urticaria grave, dificultad en la respiración y una bajada considerable en la presión sanguínea y arterial.

¿Cómo puedo prevenir la infección por anisakis en niños?

Para prevenir el contagio de anisakis en los niños hay que tener en cuenta:

- No comprar pescados que vengan envasados en cajas con agua o hielo.

- No comer las vísceras del pescado.

- Asegurarnos que los pescados como el salmón o el bacalao que están ahumados han sido previamente congelados, al igual que los boquerones en vinagre.

- Comprobar que el pescado esté bien hecho cuando lo cocinamos, es esencial que no quede crudo.

El anisakis nos puede dar dolor de barriga, pero muchas veces muere en nuestro intestinoEl anisakis nos puede dar dolor de barriga, pero muchas veces muere en nuestro intestino

En el caso de que el niño haya contraído el parásito del anisakis y haya tenido una infección hay que recurrir a un tratamiento especial que consistirá en la extracción de la larva a través de una endoscopia digestiva alta. Cuando enfermamos por este motivo es esencial que nos diagnostiquen cuanto antes porque la larva tiende a esconderse por la mucosa del intestino y conforme pasan las horas es mucho más difícil encontrarla para su extracción.

En otras ocasiones el tratamiento es sintomático, es decir, la larva desaparece sola y solo tenemos que tratar los síntomas que esta nos deja en el cuerpo. Para ello recurriremos a medicamentos como los antiácidos, para las molestias que este les puede ocasionar al niño en el intestino y los dolores en el estómago que le genera.

En el caso de que el niño sufra una reacción alérgica, como la urticaria, habrá que recurrir a los antihistamínicos, corticoides y, en algunas ocasiones, también podremos darle adrenalina cuando los síntomas son muy graves.

Cuando veamos que nuestro hijo tiene alguno de los síntomas mencionados con anterioridad, lo mejor es acudir a su médico de cabecera o pediatra para que pueda hacerle un diagnóstico adecuado a cada situación y, para que en el caso de que se trata de una infección por anisakis, poder actuar en cuanto antes para que la gravedad de la situación no aumente.

Te puede interesar