Menú
Hitos del desarrollo físico de 0 a 5 años
Hitos del desarrollo físico de 0 a 5 años

DESARROLLO

Hitos del desarrollo físico de 0 a 5 años

Descubre cuáles son los hitos del desarrollo físico en los bebés y niños de 0 a 5 años.

Desde el momento del nacimiento, los bebés están inundados de experiencias sensoriales que están ansiosas por explorar. Los bebés miran a sus padres con los ojos, intentan moverse hacia el toque cálido de sus cuidadores y mueven la boca para tocar y probar casi cualquier cosa que puedan tener cerca. A medida que los niños crecen, sus habilidades para controlar el equilibrio, el movimiento y las habilidades de motricidad fina son cada vez más avanzadas.

Los hitos del desarrollo son habilidades que la mayoría de los niños pueden realizar a una cierta edad. Durante el primer año de vida de un niño, los hitos físicos se centran en el aprendizaje del niño para dominar el movimiento propio, sostener objetos y la coordinación de la mano con la boca.

De los 0 a los 3 meses

Los bebes a esta edad comienzan a:

  • Usar reflejos de enraizamiento, succión y agarre
  • Levantar ligeramente la cabeza cuando está acostado sobre su estómago
  • Sostener la cabeza hacia arriba unos segundos con apoyo
  • Apretar las manos y cerrar los puños
  • Repetir movimientos corporales
Los hitos del desarrollo son habilidades que la mayoría de los niños pueden realizar a una cierta edadLos hitos del desarrollo son habilidades que la mayoría de los niños pueden realizar a una cierta edad

De 3 a 6 meses

A esta edad, los bebés comienzan a desarrollar mayor agilidad y fuerza. También comienzan a:

  • Darse la vuelta
  • Mover el cuerpo hacia adelante
  • Coger objetos
  • Llevare objetos a la boca
  • Agitar y jugar con objetos

De 6 a 9 meses

Durante este tiempo, los niños se vuelven cada vez más móviles. Por lo general, comienzan a:

  • Gatear
  • Coger y tirar el objeto hacia su propio cuerpo
  • Transferir juguetes y objetos de una mano a otra

De 9 a 12 meses

Además de los hitos principales, como levantarse y caminar, los niños también comienzan a desarrollar habilidades motoras finas más avanzadas. En esta ventana de desarrollo, la mayoría de los bebés son capaces de:

  • Sentarse sin ayuda
  • Ponerse de pie sin ayuda
  • Coger y tirar objetos
  • Hacer rodar una pelota
  • Recoger objetos con las manos

De 1 a 2 años

Los niños se vuelven cada vez más independientes y esta edad y las tareas que requieren equilibrio y coordinación mano-ojo comienzan a emerger. Durante esta etapa de desarrollo, la mayoría de los niños son capaces de:

  • Recoger las cosas del suelo estando de pie
  • Caminar hacia atrás
  • Subir y bajar escaleras
  • Moverse con música (bailar)
  • Colorear y pintar moviendo el brazo
  • Garabatear con colores
  • Abrir y cerrar puertas

De 2 a 3 años

Sobre la base de habilidades anteriores, los niños se vuelven cada vez más adeptos a las actividades que requieren coordinación y velocidad. De uno a tres años de edad, la mayoría de los niños comienzan a:

  • Seguir una pequeña instrucción
  • Saltar en el mismo sitio
  • Dar patadas a una pelota
  • Ponerse de pie a la pata coja
  • Pasar las páginas de un libro
  • Dibujar círculos
  • Sostener un color con el movimiento de la pinza en la mano
 A medida que los niños crecen, sus habilidades para controlar el equilibrio son más avanzadas A medida que los niños crecen, sus habilidades para controlar el equilibrio son más avanzadas

De 3 a 4 años

Las habilidades físicas se hacen más avanzadas a medida que los niños desarrollan mejores habilidades de movimiento y equilibrio. De los tres a los cuatro años, la mayoría de los niños comienzan a:

  • Montar en triciclo
  • Bajar por un tobogán sin ayuda
  • Tirar y recoger los juguetes
  • Caminar en línea recta
  • Construir bloques altas con bloques de juguete
  • Manipular plastilina y arcilla

De 4 a 5 años

Durante este período de desarrollo, los niños se vuelven cada vez más seguros de sus habilidades. La mayoría de los niños comienzan a:

  • Saltar a la pata coja
  • Caminar hacia atrás
  • Hacer volteretas
  • Cortar papel con tijeras de seguridad
  • Escribir algunas letras
  • Copiar formas con lápiz

Durante la primera infancia es sorprendente cómo los niños pueden alcanzar estos hitos. Una de las mejores maneras en que los padres pueden garantizar que sus hijos alcancen hitos clave del desarrollo físico es crear un entorno que motive a los niños a explorar el mundo de manera segura. Para los bebés, esto significa darle a su bebé suficiente espacio para moverse, gatear y jugar. Los padres también deben asegurarse de que el bebé tenga muchos objetos seguros cerca para practicar el coger, tirar, sacudir y colocar en la boca.

Para fomentar el desarrollo de habilidades motoras gruesas, es esencial darles a los niños muchas oportunidades para practicar sus nuevas habilidades emergentes. Dándoles a los niños el tiempo, el espacio y los recursos que necesitan para jugar con las pelotas, correr, saltar y mantener el equilibrio. Ofrezca a los niños la oportunidad de participar en el juego, pero no les presiones para que sean expertos en todo. Recuerda, los niños necesitan poder explorar sus habilidades y desarrollar confianza en sus habilidades.

Los padres pueden ayudar a sus hijos a desarrollar habilidades de motricidad fina de la misma manera. Ofrezce a los niños experiencias de juego que involucren dibujar, realizar rompecabezas o ensartar piezas para ayudarles a desarrollar mejores movimientos de la motricidad fina y mejorar la coordinación mano-ojo. Recuerda que la seguridad es esencial. A medida que los bebés y los niños se vuelven cada vez más móviles y más activos físicamente, es importante tener implementadas algunas precauciones básicas de seguridad. Las puertas de las escaleras, las cubiertas de tomacorrientes y la observación de los padres son formas de minimizar los riesgos y, al mismo tiempo, dar a los niños la libertad que necesitan para explorar y jugar.

Mucho cuidado

A veces, los padres se confían y piensan que no pasará nada porque creen que su hijo/a controla mejor el espacio de lo que en realidad lo hace. Un niño menos de 5 años siempre necesitará la supervisión constante de sus padres en todo momento. Jamás hay que dejar a un niño de estas edades que esté solo jugando en un dormitorio, en el salón, en el parque o en el campo.

Los accidentes ocurren en tan solo unos segundos y las consecuencias pueden ser fatales. En este sentido, los padres deben estar pendientes todo el tiempo de la seguridad de sus hijos, puesto que todas las medidas que se empleen para mantenerles a salvo, ¡son pocas! Es importante ofrecerles libertad pero siempre bajo la cercanía física y la supervisión del adulto.

Los niños necesitan crecer seguros y confiando en sus capacidades, pero también sabiendo que sus padres o cuidadores, estarán a su lado para guiarles en todo momento.

Te puede interesar