Menú
Cunas convertibles en cama, ventajas y desventajas
Cunas convertibles en cama, ventajas y desventajas
CUNAS DE BEBÉ

Cunas convertibles en cama, ventajas y desventajas

¿Has pensado en comprar una cuna convertible? Te ayudamos a elegir si es la mejor opción para la habitación de tu bebé.

Uno de los inconvenientes de las cunas convertibles es que no se pueden moverUno de los inconvenientes de las cunas convertibles es que no se pueden mover

Vais a ser papás en los próximos meses y os planteáis cómo amueblar la habitación que será para vuestro hijo. Encontráis las cunas convertibles y os preguntáis qué os puede aportar este tipo de mueble.

Las cunas convertibles o evolutivas son estructuras que conforman un mueble modular compacto, que se convierten y adaptan a las diferentes etapas de vuestro bebé a medida que va creciendo, cubriendo las diferentes necesidades de esas etapas. La cuna convertible se transforma en una habitación junior, con cama, mesita y zona de estudio.

Desventajas de las cunas convertibles

Para decidir qué compraréis para la amueblar la habitación de vuestro bebé deberéis tener en cuenta qué es lo que necesitáis y cuál es el espacio del que disponéis, ya que existen muchos modelos de cunas convertibles en el mercado.

A primera vista, la primera desventaja que encontraréis es el precio bastante superior al de una cuna tradicional, pero, teniendo en cuenta todos los demás muebles que se compran independientes, cama, mesita de noche, mesa, etc., puede verse como una inversión a largo plazo.

El tamaño del mueble puede ser otro inconveniente, ya que no permite moverlo de una habitación a otra de manera sencilla o incluirlo en la habitación matrimonial para tener a vuestro bebé durante las noches en los primeros meses, lo que puede implicar la compra de un moisés o minicuna para tenerlo en vuestra habitación. Tanto si queréis una cuna tradicional como una convertible muchos padres recomiendan tener igualmente el moisés o minicuna para una movilidad más fácil del bebé en esos primeros meses.

La mayor ventaja de las cunas convertibles es que se pueden transformar en una habitación para niños más mayoresLa mayor ventaja de las cunas convertibles es que se pueden transformar en una habitación para niños más mayores

Puede parecer una buena solución para espacios pequeños pero los diferentes módulos pueden ser difíciles de adaptar después al espacio para conformar la habitación, así que habrá de tenerse en cuenta las medidas de cada mueble independiente.

Otra desventaja que tienen este tipo de muebles es la medida de la cuna que suele ser más grande que la de una tradicional por lo que es más difícil encontrar sábanas que se ajusten a ellas.

Ventajas de las cunas convertibles

Su versatilidad es su principal ventaja. Estas cunas convertibles se componen de varios cajones, estantes, suelen incorporar el cambiador, algunas tienen cama nido, y algunas incluso tienen bañera. Lo que todo se transforma en mesita de noche, mesa de estudio y cama para adaptar la habitación a la edad de vuestro hijo, cubriendo las necesidades tanto de vuestros hijos como las vuestras como padres.

Estos muebles están pensados para perdurar en el tiempo por lo que sus diseños son más avanzados que otros mobiliarios para bebé y que podréis mantener hasta los 7-8 años de vuestro hijo. Además, la gran variedad de acabados dan muchas opciones a la hora de elegir la decoración que más se adapte a vuestros gustos.

Existen modelos en el mercado en el que la cuna evolutiva no se convierte en una habitación infantil sino en otros muebles, como puede ser un sofá y cama al mismo tiempo, un escritorio, o como superficie de juegos. Esta opción permite recuperar la cuna en el caso de que venga otro bebé a la familia.

La elección de un tipo de cuna u otro dependerá del espacio y necesidades que tengamosLa elección de un tipo de cuna u otro dependerá del espacio y necesidades que tengamos

Factores a tener en cuenta

Por último, aseguraos de que la cuna convertible esté homologada y cumpla con la normativa europea.:

- Todos los materiales de la cuna deben ser atóxicos y antiirritantes, con todas sus partes metálicas resistentes a la corrosión.

- Los barrotes de la cuna no deben tener una separación mayor de 65 mm para evitar que pueda quedar atrapada la cabeza del bebé. Esta separación tampoco debe ser inferior a 45 mm para que no atrapen las manos.

- El accionamiento que baja el lateral de la cuna debe contar con un seguro de cierre que impida que se abra accidentalmente.

- Además, todas las piezas de unión, los cantos y las formas de la cuna son redondeados, sin aristas ni salientes que puedan ocasionar rasguños.

Te puede interesar

Comentarios