Menú
Cómo luchar contra la epidemia de obesidad infantil
Cómo luchar contra la epidemia de obesidad infantil

OBESIDAD INFANTIL

Cómo luchar contra la epidemia de obesidad infantil

La obesidad infantil es una epidemia y es deber de todos luchar contra ella, ¡la salud es lo primero!

El sobrepeso y obesidad infantil son un problema muy importante en nuestra sociedad. La obesidad y el sobrepeso causan enfermedades que se podrían evitar con una vida saludable y una vida activa físicamente. Por lo tanto las enfermedades causadas por la obesidad o por el sobrepeso son totalmente prevenibles. En este sentido resulta primordial que la sociedad piense que si hay muchos niños gorditos es porque hay un problema grave en la alimentación.

El sobrepeso y obesidad infantil son un problema muy importante en nuestra sociedadEl sobrepeso y obesidad infantil son un problema muy importante en nuestra sociedad

En ese sentido debe haber una concienciación social prioritaria para poder poner las medidas necesarias y que entre todos se acabe con este problema. La prevención es la opción más viable para frenar la epidemia obesidad infantil. Las prácticas actuales de tratamiento en personas que sufren este problema, están principalmente dirigidas a controlarlo en lugar de encontrar una cura. La prevención es la mejor manera de evitar las muertes prematuras causadas por culpa del sobrepeso por la obesidad.

La lucha contra la epidemia de obesidad infantil

Toda la sociedad debe tener el mismo objetivo: lograr un equilibrio energético entre las calorías que se consumen con las que se gastan. Debe ser un hábito aprendido por todas las personas de todas las edades que se tendrá que mantener a lo largo de la vida del individuo.

Algunas recomendaciones generales que se deben tener presentes son:

-Aumentar el consumo de frutas y verduras, así como de legumbres, frutos secos o granos integrales.

-Limitar el consumo de grasas no saludables

-Limitar la ingesta de azúcares de todo tipo

-Hacer cada día deporte, un mínimo de 60 minutos de actividad regular en niños y adolescentes, con una intensidad de moderada a vigorosa.

Recomendaciones a tener en cuenta a nivel social

Es deber de todos que pongamos de nuestra parte para frenar esta epidemia de obesidad infantil. Requiere un compromiso político sostenido y la colaboración de todas las personas de la sociedad. Los gobiernos, los socios internacionales, la sociedad civil, las ONG y el sector privado desempeñan un papel vital en la configuración de entornos saludables y en la creación de opciones de dieta más sanas para los niños y adolescentes a precios asequibles y de fácil acceso. 

La obesidad, ¿cuánto es demasiado?

El sobrepeso y la obesidad se definen como la acumulación anormal o excesiva de grasa en el organismo que es perjudicial para la salud. Esto se valora a través del índice de masa corporal (IMC) que es un cálculo simple de peso por estatura para clasificar si la persona adulta o el niño tiene sobrepeso u obesidad. Para calcularlo se tiene en cuenta el peso de una persona en kilogramos y se divide por el cuadrado de su altura en metros.

Obesidad y sobrepeso en adultos

Para los adultos la OMS define el sobrepeso y la obesidad de la siguiente forma: Una persona estará en sobrepeso cuando tenga un IMC mayor o igual a 25 y tendrá obesidad si su IMC está dentro de un valor mayor o igual a 30.

Cuando se calcula el IMC de una persona se deben tener en cuenta también sus características personales.

Niños menos de 5 años

Para calcular si un niño menos de 5 años tiene sobrepeso u obesidad se deberá tener en cuenta la tabla de percentiles y la edad del niño exacta. El sobrepeso se tendrá en cuenta si hay una desviación 2 veces superior a la estándar según los estándares de crecimiento infantil según la OMS. La obesidad se tendrá si la desviación es de 3 desviaciones estándar por encima de la media.

Niños entre 5 y 19 años

En los niños, adolescentes y jóvenes en edades comprendidas entre 5 y 19 años, el sobrepeso se tendrá en cuenta si hay 1 desviación estándar por encima de la media en los percentiles y la obesidad es mayor a 2 desviaciones estándar por encima de la media.

Además de una dieta saludable, el ejercicio es vital

Los niños de entre 5 a 17 años deben tener una actividad diaria de por lo menos 1 hora. Es imprescindible para su desarrollo y para evitar la vida sedentaria a la que están acostumbrados. Es necesario en este sentido que los padres tomen conciencia que dentro de esta hora de deporte, pueden tener en cuenta: juegos, deportes, caminar, tareas domésticas, ejercicios planificados, actividades sociales, etc.

La mayor parte de actividad física en los niños y adolescentes deben ser aeróbica e incorporarse actividades de intensidad vigorosa incluidas aquellas que fortalecen los músculos y los huesos, y hacerlo por lo menos, 3 veces por semana. Todo esto debe tenerse en cuenta a no ser que alguna condición médica no permita realizar ejercicio por el motivo que sea y entonces será el médico quien deba valorar el tipo de ejercicio que deba hacer el niño o adolescente teniendo en cuenta su edad y sus capacidades.

No es necesario que sean 60 minutos seguidos, puede ser tiempo acumulativo a lo largo del día. Estas recomendaciones son para todos los niños y niñas de nuestra sociedad.

Beneficios de la actividad física para los niños y adolescentes

El ejercicio tiene grandes beneficios que se deben tener en cuenta y que de esta manera los niños y adolescentes se animen a hacer ejercicio cada día:

-Potencia un buen desarrollo musculoesquelético

-Desarrolla un sistema cardiovascular más saludable

-Se tiene una mejor conciencia neuromuscular

La actividad física también se ha asociado con los beneficios psicológicos en los niños y adolescentes al mejorar el control sobre los síntomas de ansiedad y depresión. Del mismo modo, la participación en la actividad física puede ayudar al desarrollo social de los jóvenes al proporcionar oportunidades para la autoexpresión, la construcción de confianza en sí mismos, la interacción social y la integración. Además, los niños y adolescentes físicamente activos tendrán conductas saludables (por ejemplo, eviten el consumo de tabaco, alcohol y drogas) y desarrollarán un mayor rendimiento académico en la escuela.

El ejercicio tiene grandes beneficios que se deben tener en cuentaEl ejercicio tiene grandes beneficios que se deben tener en cuenta

Una vez que se tiene todo esto en cuenta, es necesario poner en práctica las soluciones tanto a nivel privado como social. La salud de las personas depende de nosotros mismos, debemos ser conscientes de qué alimentos son saludables y cuáles debemos dejar apartados por muy deliciosos que parezcan. Así mismo, el deporte debe formar parte de la vida diaria de cada persona.

Te puede interesar