Menú
Cómo hablar de sexo con un hijo homosexual
Cómo hablar de sexo con un hijo homosexual

COMUNICACIÓN FAMILIAR

Cómo hablar de sexo con un hijo homosexual

Hablar de sexualidad con un hijo siempre es complicado, pero si homosexual puede serlo más. Cómo abordar el tema del sexo con un hijo gay o una hija lesbiana.

La comunicación entre padres e hijos es fundamental, aunque sea complicadaLa comunicación entre padres e hijos es fundamental, aunque sea complicada

Siempre llega el momento en la vida de todo padre en que este debe plantearse la idea de sentarse ante su hijo para hablar de un tema complicado, el sexo. Si tú eres padre o madre y tu hijo empieza a entrar en la adolescencia, debes saber que ha llegado ese momento.

Esto puede no resultar una preocupación para muchos de vosotros, pero la cosa puede complicarse cuando nos encontramos ante la situación de tener un hijo gay o una hija lesbiana. El hecho de tener en la familia un hijo homosexual no significa que tu familia sea diferente de cualquier otra, pero sí encontrarás una diferencia a la hora de hablar de sexo con él o ella en un ámbito que posiblemente desconozcas.

¿Cómo hablar con mi hijo homosexual?

La respuesta a esta pregunta es sencilla, debes hablar con tu hijo igual que si este fuese heterosexual, pues no existe ninguna diferencia. Debes asumir que a tu hijo le gustan las personas de su mismo sexo, si no eres capaz de aceptar esta parte, difícilmente lograrás un acercamiento en el resto de temas que atañen tanto al sexo como a la familia.

No debes atosigar a tu hijo, intenta hablar con él cuando esté preparado
Hay padres a los que les cuesta más aceptar esta nueva situación, si ese es tu caso, no debes avergonzarte. Es posible que por algún motivo no hayas tenido relación con personas homosexuales y te sientas perdido en el asunto, pero ahora tienes una oportunidad perfecta relacionándote con tu propio hijo. Aún así, si por más que lo intentas no logras entender la situación de tu hijo homosexual, sería recomendable que acudieses a la ayuda de un psicólogo, pues éste te ayudará a mejorar en tu problema.

Una vez hemos conseguido ganarnos la confianza de nuestro hijo homosexual, ya sea gay o lesbiana, podremos empezar a hablar de temas más complejos en lo que respecta al sexo y a la que será la nueva familia de tu hijo, si es que éste quiere formar una en el futuro.

Hablar de sexo con mi hijo homosexual

Es obvio que si nunca has tenido una relación homosexual difícilmente podrás explicar a tu hijo cómo debe realizar el acto. Esto no debe preocuparte, pues a la hora de hablar de sexo lo que menos debe importar es el cómo se hace, ya que hay muchos otros temas primordiales como es el uso de anticonceptivos.

Dos jóvenes gaysDos jóvenes gays
Tu hijo gay o tu hija lesbiana aprenderá a mantener relaciones sexuales con la práctica de estas, todos hemos pasado por esa etapa en la que empezamos a hacer algo nuevo y vamos mejorando con el tiempo aunque las primeras veces resulten catastróficas. Ahora bien, debes recordar que el uso de anticonceptivos es igual de importante en el caso de las relaciones homosexuales, ya que, aunque no existe el riesgo de que vayan a formar una familia no deseada, continúa existiendo el peligro de las enfermedades por trasmisión sexual y esto sólo se puede solucionar con un buen conocimiento de los anticonceptivos o cualquier tipo de precaución.

Es cierto que en algunas escuelas dan unas breves charlas a los alumnos sobre sexo. Esto es muy positivo para todos los jóvenes, independientemente de cuál sea su orientación sexual, pues les enseñará qué anticonceptivos deben utilizar dependiendo de su sexo y cómo colocar correctamente un preservativo, por ejemplo. Aún así, asegúrate de que tu hijo ha recibido la información adecuada.

Si te ves preparado para ir más allá de la precaución y los anticonceptivos en la charla sobre sexo con tu hijo, quizá deberías advertirle de los peligros de mantener relaciones sexuales con desconocidos o de otros peligros que compartas en tus relaciones heterosexuales, pues no es necesario que recordemos que la única diferencia entre una pareja heterosexual y una pareja homosexual es el propio acto en sí.

Cómo y cuándo hablar de sexo con un hijo homosexual

Mientras hablas con tu hijo, ya sea gay o lesbiana, asegúrate de que la conversación no resulta forzada o incómoda para ti, pues tu hijo lo notará. Si no estás preparado para mantener este tipo de conversaciones con él o ella, ten el valor de explicárselo. Explícale que te encuentras en una situación complicada y que no estás seguro de cómo debes afrontar esta realidad. Si la relación con tu hijo es afable, seguramente pondrá de su parte y te ayudará a mantener esta charla, pues puede que tú tengas cosas que aprender también de tus hijos. Si por el contrario tu relación no es muy buena todavía, quizá deberíais hablar antes de otros temas menos íntimos como sus gustos su forma de ver la vida.

A la hora de mantener esta conversación es importante tener la precaución de no crear una situación que resulte extraña para la familia. Por ejemplo, si no es normal que salgáis a comer a un restaurante para hablar de vuestras cosas, no lo hagas. La conversación debe ser algo normal, en la intimidad de tu hogar y sin más personas que el padre o madre y el propio hijo, pues por el contrario podría resultar incómoda para el adolescente y se mostrará reacio.

Dos jóvenes lesbianasDos jóvenes lesbianas

A la hora de decidir si es mejor que nuestro hijo hable con su padre o con su madre, pensadlo fríamente. Si tu hija es lesbiana, simplemente significa que le gustan las mujeres, pero sigue siendo una mujer en todas sus facetas, con sus gustos y sus actitudes, por lo que es indiferente si es un hombre o una mujer quien habla con ella. Por el contrario, si tu hijo es gay, igualmente continúa siendo un hombre y puede hablar con cualquiera de los dos. Lo mejor sería que hable quien tenga más confianza con su hijo, el padre o la madre, y cuando decimos confianza nos referimos a aquel con quien el joven se siente más a gusto, es decir, que sea una confianza real. Recuerda que no eres un amigo y no debes intentar serlo, eres su padre o su madre, y debes actuar como tal, a no ser que las circunstancias hayan hecho que vuestra relación vaya más allá.

Antes de hablar de sexo con tu hijo, debes asumir su homosexualidad
Si esta conversación resulta ser un éxito verás que la relación con tu hijo homosexual mejorará mucho. Si desgraciadamente resulta que no va muy bien, ya lo has intentado una vez, tu hijo ya sabe que estás interesado en mantener esa conversación y será él o ella quien se acerque cuando se sienta preparado, es mejor no agobiar.

No es necesario recalcar que hay que tener la precaución de no atosigar a nuestro hijo con la idea de que manteniendo estas relaciones no podrá tener una familia como es la tuya. Si este pensamiento se acerca a los que tú tienes ahora en tu cabeza, puede que no hayas aceptado del todo la homosexualidad de tu hijo. Tu hijo va a tener la familia que quiera tener, se juntará con la persona a la que ama y en el caso de que quiera tener hijos, luchará por tenerlos cueste lo que cueste sin necesidad de que tú se lo recuerdes.

A partir de aquí, todo lo que puedes hacer es continuar con la normalidad de tu familia. Seguir con las cosas cotidianas y mostrar que nada cambiará en casa con esta situación. Si tu hijo o hija encuentra algún día al amor de su vida, si te has ganado su confianza te lo presentará. Cuando pase un tiempo en la relación entre tu hijo y su pareja te darás cuenta de que sois realmente una familia como cualquier otra.

Te puede interesar