Menú
Cómo evitar los gases durante el embarazo
Cómo evitar los gases durante el embarazo

DIGESTIÓN

Cómo evitar los gases durante el embarazo

Los gases durante el embarazo son totalmente normales, pero también molestos, así que sigue estos consejos para minimizarlos.

Barriga de embarazadaLos gases son totalmente normales durante el embarazo

Durante el embarazo la mujer notará que su cuerpo cambia y sufre dolencias que no había sentido antes. Una muy común es el tener una alta cantidad de gases. Estos pueden venir acompañados de hinchazón, dolencias en el vientre y/o la parte posterior de la espalda. Aunque todas las embarazadas los suelen sufrir, sobre todo durante el primer trimestre de gestación tras la comida, en Bekia te contamos algunos trucos para evitarlos o sobrellevarlos mejor.

¿Por qué tengo gases durante el embarazo?

Existen diferentes motivos por los cuales se tienen más gases que de costumbre durante el embarazo. Durante el primer trimestre nuestro cuerpo se está adaptando a todos los cambios. Uno de ellos es el incremento de la progesterona, la hormona encargada de relajar el tejido muscular liso de nuestro cuerpo. Dentro de este tejido muscular se encuentra el sistema digestivo, el cual una vez relajado tarda más tiempo en hacer la digestión.

Una digestión lenta puede significar que produzca dolores en el estómago, acidez, que se nos hinche la barriga y los indeseados gases. Podría parecernos que después del primer trimestre nuestro cuerpo se habrá acostumbrado a estos cambios, pero desafortunadamente no es así.

Mientras nos encontramos en estado de gestación nuestras hormonas se ven revolucionadas constantemente y, mientras más cerca se encuentre el parto, más diferencias vamos a notar en nuestro cuerpo. Cuando ya falte poco para que nazca tu bebé la parte de tus caderas empezará a adaptarse para el momento del parto, es decir, el útero se hinchará y eso hará que presione el estómago.

Embarazada bebiendo lecheOptar por leche o agua antes que por bebidas gaseosas

Si la digestión ya era lenta tras la comida, ahora con el útero presionando con el estómago encontraremos todavía más difícil sobrellevar las dolencias después de las comidas. Puede que sigamos sintiendo los mismos síntomas anteriores: como la acidez, el hinchazón, los dolores y los gases, pero también podemos sentir otros, como estreñimiento. Por lo tanto, es normal que tanto desde el principio hasta los últimos días de embarazo te sientas la barriga más dura e hinchada y tengas la necesidad de eructar y flatulencias.

Cómo reducir los gases durante el embarazo

Es muy difícil eliminar por completo los gases y el hinchazón durante el embarazo. Sin embargo, podemos utilizar algunos métodos para reducir la cantidad de gases, además de los dolores y las molestias que estos comportan. Una de las maneras de reducirlos es modificar nuestra dieta, por ejemplo, reducir el consumo de todas aquellas comidas que nos producen gases: como las judías, el brócoli, la coliflor y las bebidas gaseosas.

También deberíamos evitar las comidas que nos produzcan normalmente acidez o dolencias estomacales, ya que estas se multiplicarán durante el embarazo debido a la lenta digestión. Para mantener sana nuestra flora intestinal deberemos comer yogures y productos lácteos a diario. Deberemos también evitar todos aquellos alimentos que nos estriñan, ya que si no podemos hacer de vientre el número de gases se multiplica, estos acompañados de dolor abdominal e hinchazón.

Por lo tanto, tenemos que evitar comer patatas, manzanas y plátanos en exceso, porque estos son algunos de los alimentos que nos dificultan ir al baño con asiduidad. También es muy importante encontrarse relajada, puesto que el estrés y la ansiedad afectan al sistema digestivo de muchas personas. Por eso, cada vez que tengas que comer hazlo sentada (nunca de pie) y dedícate tu tiempo para terminar las comidas.

Mujer descansando en el sofá con una tabletDespués de comer descansaremos un un buen rato relajadas

Después de comer, túmbate en el sofá o en la cama y descansa un rato. De este modo le facilitarás al estómago el hacer la digestión. Piensa que esta será más lenta que de costumbre, por lo que no realices ningún esfuerzo físico después de comer o hasta al cabo de una hora y media o agravarás los dolores y los gases. Si aún tumbada después de comer sientes la barriga hinchada y que tienes muchos gases puedes tomarte una manzanilla, te ayudará a hacer la digestión y hará que te sientas también más tranquila.

Así pues, es completamente normal tener gases durante el embarazo y no debemos asustarnos. Si ves que no puedes ir al baño durante unos días o que los dolores son muy fuertes deberás acudir a tu médico lo antes posible. Sino, intenta utilizar nuestros consejos para reducir los gases durante el embarazo y que esta molestia te permita disfrutar uno de los momentos más felices de tu vida.

Te puede interesar