Menú
¿Tú bebé recibe suficiente leche materna?
¿Tú bebé recibe suficiente leche materna?

LACTANCIA MATERNA

¿Tú bebé recibe suficiente leche materna?

Una preocupación común es saber si un bebé amamantado está alimentándose correctamente, ¿cómo saberlo?

Durante la lactancia materna, una preocupación habitual en las madres es si su bebé está alimentándose correctamente y si está recibiendo suficiente leche como para que se desarrolle correctamente. Por lo tanto, no tener suficiente leche materna es la preocupación más común que tienen las madres que amamantan.

Una madre que da a su hijo leche de formula si que sabe exactamente lo que está tomando su bebé, pero si está amamantando no hay un sistema de medición mientras el bebé toma a través de los senos. Entonces, ¿cómo sabes si estás produciendo suficiente leche materna y si tu bebé está recibiendo suficiente en cada toma? Bueno, aunque no puedes ver y realmente medir la cantidad de leche materna en tus senos, ciertamente hay otras maneras de saber si tu bebé está recibiendo lo que necesitaEstas son las señales a observar que te informarán que tu hijo está recibiendo suficiente leche materna.

El aumento de peso es la mejor señal de que tu bebé está recibiendo suficiente lecheEl aumento de peso es la mejor señal de que tu bebé está recibiendo suficiente leche

El aumento de peso del bebé

El aumento de peso es la mejor señal de que tu bebé está recibiendo suficiente leche. En los primeros días de vida, lo normal es que un bebé amamantado pierda hasta un 10% de su perro corporal, pero después de los primeros días tendrá un aumento de peso constante, y esta es la mejor manera de confirmar que tu bebé recibe la mejor nutrición.

Aunque también existen otras señales que merece la pena tener en cuenta:

-El bebé quiere amamantar cada dos o tres horas, de 8 a 12 veces al día.

-Hace pipí y tienes que cambiar de 6 a 8 pañales mojados por día.

-Escuchas como el bebé traga y ves cómo en su boca hay restos de leche materna.

-Sientes que tus senos están más suaves y menos llenos después de amamantar a tu bebé.

-Tu hijo duerme entre lactancias.

Movimientos intestinales

La primera caca que haga tu bebé se llama meconio y tiene una textura pegajosa, de color negro o verde oscuro. Los primeros días de vida de un recién nacido hará varias veces meconio. Una vez que el meconio se acaba, las deposiciones se volverán de un color amarillo verdoso antes de que se conviertan en excrementos normales de lactancia, con un color amarillo mostaza, incluso puede parecer que tenga trazas de 'semillas'.

Cuando un bebé está bien alimentado, suele tener dos o tres deposiciones al día, aunque el patrón de defecación puede cambiar porque cada bebé es diferente. Cuando el bebé tiene un mes puede hacer una vez al día y esto estará normal también.

Pero también es normal que un bebé defeque una vez en varios días. La leche materna es la mejor nutrición y se digiere fácilmente. Entonces, para algunos bebés, no hay mucho desperdicio, y por lo tanto, menos pañales sucios.

Si quiere comer más no tiene que significar que tienes menos leche Si quiere comer más no tiene que significar que tienes menos leche

Si quiere comer más no tiene que significar que tienes menos leche

Si tu bebé ha estado amamantando bien y de repente empieza a querer amamantar todo el tiempo o parece que esté menos satisfecho, no significa que no tengas leche materna, es que simplemente estará en una crisis de crecimiento y requiere más alimento más a menudo.

Todos los bebés son únicos y tienen crisis de crecimiento en diferentes momentos. Algunos de los momentos comunes en que los recién nacidos y los bebés pueden tener un crecimiento acelerado a los: diez días, tres semanas, seis semanas, tres meses y seis meses de edad. Durante el período de crisis de crecimiento, un niño amamanta con más frecuencia. Este aumento en la lactancia por lo general solo dura unos días, y se necesita para estimular a su cuerpo a producir más leche materna para satisfacer las crecientes necesidades nutricionales de tu bebé.

En cambio, tendrás que acudir a tu médico si notas que tu bebé no amamanta bien, si tiene demasiado sueño, si tiene una orina de color rosa o rojiza o incluso si está oscura, si moja menos de seis pañales al día o no orina nada o si llora y muestra signos de hambre aunque lo tengas amamantando frecuentemente.

Te puede interesar