Menú
Cómo ayudar a tu pareja en el último mes de embarazo
Cómo ayudar a tu pareja en el último mes de embarazo

EMBARAZO

Cómo ayudar a tu pareja en el último mes de embarazo

Si tu pareja está en el último mes de embarazo, entonces debes tener todo esto en cuenta... ¡el bebé se acerca!

Aunque es la mujer quien vive todo el proceso físico y mental del embarazo, la pareja es quien le acompaña en todo momento, o eso debería hacer. Cuando ya se han pasado los primeros 8 meses, han pasado antojos, cambios de humor, náuseas, ropa de maternidad, diferencias en las relaciones sexuales, etc. Pero el último mes puede ser algo diferente e incluso complicado. Es necesario tener claras algunas cosas para comprender cómo una mujer se siente y qué pasos debes seguir como pareja.

Dale tu apoyo incondicional

Puede ser aliviante saber que el proceso de embarazo está llegando al fin y que pronto tendréis a vuestro bebé en brazos... Aunque para la pareja embarazada no es tan simple. Necesitas comprenderla para poder darle todo tu apoyo realmente.

En el último mes de embarazo, el bebé no solo sigue creciendo, también cambia de posición. Tu pareja puede sentir que su barriga va a explotar. La piel se estira y la ropa de maternidad no se ajusta bien. Esto puede hacer que tu pareja se sienta grande, incómoda y/o desanimada. Al mismo tiempo, el cuerpo también está trabajando sin descanso. Debido a que el bebé está creciendo y consumiendo más energía, tu pareja se sentirá agotada la mayor parte del tiempo.

Para ayudar mejor a tu pareja ten en cuenta esto:

-Le cuesta mucho moverse. El tamaño y la posición del bebé harán que cada movimiento del cuerpo de tu pareja sea demasiado difícil. Ayúdale a que pueda moverse tanto al levantarse de una silla o de una cama.

-Las hormonas se vuelven rebeldes. Tu pareja experimentará muchos estados diferentes de ánimo y necesita tu comprensión en cada uno de ellos y con todos sus altibajos emocionales.

-Irá mucho al baño. Necesitará orinar frecuentemente así que no te quejes si debe hacerlo... lo necesita realmente. Cuando salgáis, planificad bien que los lugares tengan un baño público para poder utilizar libremente.

El tamaño y la posición del bebé harán que cada movimiento del cuerpo de tu pareja sea demasiado difícilEl tamaño y la posición del bebé harán que cada movimiento del cuerpo de tu pareja sea demasiado difícil

-Aparecerán grandes dosis de ansiedad. La llegada inminente del bebé, el proceso del parto, los cambios en la vida y en el cuerpo... todo esto puede generar gran ansiedad a las mujeres embarazadas en su último mes de espera. Ayuda a tu pareja a sentir tranquilidad limpiando y preparando todo para el bebé. Mantened una comunicación abierta todo el tiempo para que pueda expresar sus miedos e inquietudes y sobre todo, que le busquéis soluciones.

Todos podemos cometer errores

Cualquier persona puede cometer errores y si no eres sensible a los sentimientos de tu pareja durante el último mes de embarazo... estarás cometiendo un error grave. Pero ahora que lo sabes, puedes poner remedio para que no ocurra ningún malestar referente a esto.

Puedes responder a los sentimientos de tu pareja y ofrecerle alivio, siendo amable y respetuoso. Habrá veces que tu pareja querrá que le abraces y hablar y otras, que necesitará espacio y tiempo para ella. Es necesario que no te centres en los sentimientos de dolor o rechazo, ya que lo que le ocurre no es personal, simplemente las hormonas están haciendo de las suyas.

Puedes hacer cosas para que tu pareja se sienta mejor. Escuchar y responder las necesidades de tu pareja ayudará a que todo vaya mejor. Puedes ofrecerle un masaje en los pies diario, un masaje lumbar o un abrazo en un momento delicado.

Los pequeños detalles

Las mejores cosas ocurren con los pequeños detalles. Tendrás que mantener una actitud activa en cuanto al embarazo de tu pareja y hacer que las cosas sean simples y los detalles, importantes. Haz la comida, limpia el hogar, cuida de los niños si tenéis ya hijos, acude al médico con tu pareja, mantente informado sobre cómo se encuentra... en definitiva, tienes la responsabilidad de cuidar a tu pareja embarazada. Cuando vayáis al médico tú también puedes hacer preguntas que te inquieten o que te pregunten en cuanto a las últimas semanas de embarazo o el proceso del parto.

Tenlo todo listo

Otra cosa que permitirá que tu pareja esté más tranquila en el último mes de embarazo es tenerlo todo preparado para cuando llegue el momento. Para ello, prepara junto con tu pareja todo lo que necesitaréis para cuando estéis en el hospital. Las bolsas deberán incluir lo siguiente (y más):

-El asiento grupo 0 para el coche. Esta medida es imprescindible para llevar al bebé del hospital a casa. Normalmente los carricoches de los bebés ya lo llevan incorporado.

-Una bolsa de viaje. La bolsa de noche de tu pareja puede incluir: un camisón cómodo, artículos de higiene que use con frecuencia, mudas de ropa, ropa interior, sujetadores de lactancia, etc.

-Aperitivos ligeros. Galletitas saladas, frutos secos, chocolate... pueden ser una buena idea para comer algo entre las horas de comidas que ofrecen en los hospitales. Pensad en aperitivos que podáis tener con vosotros en la habitación del hospital.

-Algo de música. Muchas madres recién paridas disfrutas de escuchar canciones relajantes y otras, las prefieren escuchar mientras están en el proceso del parto.

-Una cámara. Te alegrará tener una cámara para poder inmortalizar la primera foto de tu bebé en cuanto llegue al mundo.

-Dinero. El dinero en efectivo y una tarjeta de crédito son buenos para tener a mano cualquier artículo necesario que se presente, como comida, estacionamiento y más.

-Electrónica. El teléfono, el cargados o cualquier otro dispositivo electrónico que creas que puedas necesitar durante la estancia en el hospital.

-Tener claro el camino hacia el hospital. Calculad cuál sería la ruta más corta para que cuando llegue el momento, podáis llegar cuanto antes a que os atiendan inmediatamente.

-Tener el carricoche preparado en casa para que cuando lleguéis del hospital lo podáis utilizar.

Las mejores cosas ocurren con los pequeños detallesLas mejores cosas ocurren con los pequeños detalles

Comprender que tu pareja se ha puesto de parto

Durante el último mes, tu pareja puede tener contracciones, aunque esto no significa que esté de parto. Las contracciones son complicadas de describir, pero se pueden dividir en 4 categorías:

-Braxton Hicks. Estas contracciones son una preparación natural para el trabajo de parto, se. preparan los músculos uterinos para el gran momento. Tienden a sorprender a tu pareja, pero en general son más alarmantes de lo que son de dolorosos. Además, están espaciados de forma irregular, lo que indica que no son contracciones de parto inminente.

-Pre parto. Durante las últimas semanas del embarazo, las contracciones de Braxton Hicks comenzarán a ser un poco más intensas, y habrá momentos en que serán más regulares. Este es el comienzo del proceso de ablandamiento del cuello uterino en preparación para un trabajo de parto real.

-Falso trabajo. Si las contracciones comienzan a ser dolorosas en la parte inferior del abdomen, son irregulares con el tiempo y finalmente se detienen, entonces su pareja está experimentando un parto falso.

-El parto. Cuando las contracciones son regulares, rítmicas y dolorosas o incómodas, es probable que tu pareja tenga un parto real. En esta etapa, tendréis que cronometrar las contracciones. Si son regulares y se acortan en el tiempo, entonces ha llegado el momento de salir hacia el hospital... ¡porque el bebé ya está en camino!

Te puede interesar