Menú
Así es cómo puedes ahorrar en la compra de cosas para bebés
Así es cómo puedes ahorrar en la compra de cosas para bebés

AHORRAR

Así es cómo puedes ahorrar en la compra de cosas para bebés

Si tienes un bebé sabrás que cuesta mucho dinero... ¡con estos consejos podrás ahorrar y aprovechar más las cosas! Además de tener todo lo que necesitas.

Cuando estás embarazada o tienes un bebé, es posible que compres muchas cosas para tu pequeño y muchas de esas cosas, te darás cuenta después que son totalmente prescindibles. Otras cosas en cambio, son imprescindibles y debes tenerlos en tu día a día. Lo que está claro es que las cosas para los bebés son realmente caras y es mejor saber algunas estrategias para poder ahorrar y así disponer de dinero para otras cosas que también sean necesarias.

Los bebés y los niños cuestan mucho dinero, pero aunque no lo parezca, los recién nacidos aún son más caros... pero con estos consejos no notarás tanto agujero en tu bolsillo.

Comprar en Internet está bien, pero no para todo

Comprar en Internet es fácil, cómodo y rápido. Todos lo sabemos. Pero no siempre es la mejor forma de hacer las cosas. Hay sitios que necesitan un mínimo de gasto para que el envío sea gratuito y puede que gastes más de lo que querías inicialmente o que acabes comprando cosas que realmente no necesitabas.

La solución es sencilla: limita las compras online para cosas de primera necesidad que se compran a granel pero no cosas que pueden ser innecesarias y recurre a lugares donde no te cobren por enviarte las cosas a casa. Revisa siempre tu carrito de la compra antes de darle al clic de 'comprar'.

Comprar en Internet es fácil, cómodo y rápidoComprar en Internet es fácil, cómodo y rápido

Compra pañales de forma inteligente

Los pañales de tela van en aumento porque a la larga son mucho más económicos y además también cuidan el medio ambiente. Pero si no quieres comprar pañales de tela y te interesan más los pañales desechables entonces será mejor que busques ofertas para que el segundo paquete te salga más económico. Los pañales siempre se gastan... Por lo que cuanto más compres a menos precio, mejor.

Para comparar precios es mejor que mires los precios en tres sitios diferentes antes de hacer la compra y hacerlo en el lugar que te resulte más económico.

Para comparar precios es mejor que mires los precios en tres sitios diferentes antes de hacer la compraPara comparar precios es mejor que mires los precios en tres sitios diferentes antes de hacer la compra

Muebles evolutivos

Escoge una cuna que se convierta en cama después de que crezcan un poco. Así no tendrás que gastar tu dinero en diferentes muebles para el mismo fin: dormir. Este mueble significa un gran ahorro de dinero, aunque también hay otros muebles que te pueden hacer que tu bolsillo no se resienta demasiado.

Desde cochecitos hasta sillas altas, un montón de artículos crecerán junto con tu hijo, por lo que no siempre tendrás que comprar otro artículo para tu bebé para la misma función. Cuando recorras los pasillos de la tienda de bebés, pide al comprador que te muestre siempre las mejores opciones evolutivas y si no tiene, ¡busca en otro lugar!

Compra a final del mes

Cuando tengas que comprar artículos que valgan bastante dinero es mejor que lo hagas a final de mes. Muchas tiendas requieren que sus vendedores cumplan con ciertos objetivos de ventas, por lo que es más probable que obtengas un mejor precio cuando la persona que te ayuda siente la presión de alcanzar su cuota. 

Es poco probable que recorten grandes cantidades de dinero del precio, pero hay algunas tácticas de negociación que probablemente le darán un buen precio: si estás comprando un equipo de bebé caro, como un cochecito, pregunta directamente si hay algún tipo de cupón o descuento que te pueda aplicar al producto.

Aprovecha los artículos que ya no necesitas

Las nuevas madres no tienen mucha. energía, por lo que devolver regalos para tu bebé que están duplicados o que no has utilizado porque no los necesitas, no estará en la parte superior de tu lista de tareas pendientes. Tu tiempo vale mucho como para estar en una cola de devoluciones.

Puedes guardar esos productos y venderlos, así podrás recuperar algo de dinero para gastar más adelante en lo que realmente necesite tu bebé.

Te puede interesar