Menú
El acné en adolescentes y adultos jóvenes
El acné en adolescentes y adultos jóvenes

ACNÉ

El acné en adolescentes y adultos jóvenes

El acné puede ser un gran problema en los adolescentes, por eso es necesario saber cómo tratarlo.

Los adolescentes y los jóvenes adultos pueden tener acné. Aunque hay investigaciones que muestran que los adultos también pueden tenerlo. El acné en los adultos puede estar relacionado con desequilibrios hormonales, exactamente igual que lo que les pasa a los adolescentes. En este sentido, el acné es un síntoma de problemas mayores.

Una vez que se identifica el problema del acné y que existe un desequilibrio hormonal, es posible buscar el tratamiento más adecuado. Por eso, si tus hijos adolescentes o adultos jóvenes tienen acné, entonces podréis buscar las soluciones más adecuadas para tratar el problema.

Las hormonas influyen en el acné de los adolescentes porque activan la glándula sebácea de la pielLas hormonas influyen en el acné de los adolescentes porque activan la glándula sebácea de la piel

Cómo las hormonas crean acné

Las hormonas influyen en el acné de los adolescentes porque activan la glándula sebácea de la piel. Estos aceites se producen para eliminar las células muertas de la piel y eliminar el exceso de bacterias en los poros. Pequeñas cantidades de este aceite en los poros ayudan a mantenerlos limpios y mantienen nuestra piel más flexible, juvenil y fresca.

Las glándulas sebáceas se activan por la producción de testosterona, la hormona masculina (que también tienen chicas y mujeres). Sin embargo, si se produce demasiada testosterona, se produce demasiada grasa (aceite), que se queda en la piel creando un bloqueo de los folículos y poros del cabello. Los aceites no pueden drenar y las células muertas de la piel y las bacterias quedan atrapadas, y se manifiestan en espinillas y granitos. Por tanto, aparece el acné.

Los adolescentes tienen desequilibrios hormonales de forma natural debido a todos los cambios físicos y emocionales que tienen que pasar. Es natural pero a los adolescentes les puede causar problemas emocionales por la estética, ya que si tienen muchos problemas de acné pueden sentirse con baja autoestima.

Cómo controlar el acné

Hay algunas maneras que puedes tener en cuenta para tratar el acné, aunque si ves que es demasiado grave lo mejor será que acudas al médico con tu hijo para que pueda recomendarle un tratamiento adecuado dependiendo de la gravedad del caso. Si no es muy grave, entonces podrás tener en cuenta los siguientes recursos:

Tratamientos tópicos

Aunque la pielF del adolescente es más gruesa que la del adulto, se debe tratar con métodos suaves e hidratantes para evitar que se ponga peor. Tendrás que decirle a tu hijo que se lave la cara con un limpiador suave dos veces al día para limpiar los poros y la suciedad, así como de grasa excesiva.

Después de la limpieza, tendrá que aplicar un tratamiento tópico para el acné, como un gel antiinflamatorio o antibacteriano. Es necesario evitar el uso de peróxido de benzoilo, que puede resecar la piel demasiadoHidratar con un humectante sin aceite y aplicar solo en las áreas que tienden a estar más secas.

Puedes ir a ver un dermatólogo

El acné puede dejar cicatrices en la piel. El dermatólogo puede recetarle un retinoide tópico, antibióticos o un gel antiacné para pieles sensibles. También puedes preguntar sobre las exfoliaciones químicas que puedan servir para los adolescentes. 

El acné puede dejar cicatrices en la pielEl acné puede dejar cicatrices en la piel

Promueve las bacterias saludables

Los probióticos, o buenas bacterias, pueden combatir problemas de la piel al aliviar la inflamación que puede causar problemas en la piel, incluido el acné. Puedes encontrar un suplemento probiótico en tu farmacia local, pero lo mejor es que hables con tu médico para saber cuál es mejor para tu hijo/a. También puede comer yogur con cultivos vivos y activos una vez al día.

Un cambio en la dieta

El cambio en la dieta también es fundamental para mejorar el aspecto de la piel. Reduce en la dieta de tu hijo/a el consumo de productos lácteos, sobre todo de leche desnatada porque tiene más hormonas productoras de acné. También es importante limitar alimentos que contengan almidón como el pan blanco, el arroz o la pasta.

Te puede interesar