Menú
Las pruebas para detectar a niños celíacos
Las pruebas para detectar a niños celíacos
INTOLERANCIA AL GLUTEN

Las pruebas para detectar a niños celíacos

La enfermedad celíaca no siempre muestra sus síntomas, y varían mucho de un niño a otros, estas son las pruebas con las que se detecta si un niño es celíaco.

La celiaquía o enfermedad celíaca es una intolerancia alimentaria al gluten, una proteína que se encuentra en el trigo, la cebada y el centeno. Se trata de un trastorno autoinmune, quiere decir que nuestro cuerpo genera una respuesta inmunológica ante elementos que no son peligrosos, dañándose a sí mismo. Así, cuando un niño con enfermedad celíaca consume gluten, el sistema inmunológico envía anticuerpos a las vellosidades del intestino, y las ataca, provocando su daño. Estas vellosidades son unos pliegues que tiene el intestino que facilitan la absorción de los nutrientes. A causa de este daño, que puede darse en mayor o menor grado, el niño celíaco que consume gluten puede tener un déficit de absorción de los nutrientes de los alimentos, y provocarle malnutrición.

Síntomas de la enfermedad celíaca

La celiaquía o enfermedad celíaca puede ir acompañada de una serie de síntomas, pero no siempre. En cada persona, estos síntomas varían, y pueden tardar años en aparecer.

Los síntomas de la enfermedad celíaca no siempre aparecenLos síntomas de la enfermedad celíaca no siempre aparecen

Estos síntomas son el primer signo de que un bebé o un niño puedan ser celíacos:

- Diarreas frecuentes

- Dolor abdominal

- Pérdida de peso

- Retraso en el crecimiento

- Excesivas flatulencias

- Heces grasosas

- Anemia

- Estreñimiento frecuente

- Fatiga

- Calambres

- Defectos en el esmalte de los dientes

- Náuseas

- Vómitos

- Pelo frágil

Cuando el pediatra puede sospechar que estos síntomas se deben a la enfermedad celíaca, le realizará las pruebas. Se trata de una enfermedad genética, y a veces, aunque los niños no tengan estos síntomas, si hay casos de celiaquía en la familia les suelen hacer igualmente un análisis de sangre para detectarla precozmente. Las dos pruebas principales para el diagnóstico de las pruebas son las siguientes.

Análisis de anticuerpos

Al niño o niña se le hace un simple análisis de sangre y en él se mide la presencia de, principalmente, dos tipos de anticuerpos: los anticuerpos de inmunoglobina A (IgA) y los anticuerpos de tipo inmunoglobina G (IgG). Estos son los principales que atacan a nuestro intestino cuando el gluten entra en nuestro cuerpo, así que si su concentración en sangre es alta, la prueba daría positivo. Nos indicaría que podría haber enfermedad celíaca.

La IgA es el principal anticuerpo que el sistema inmunológico envía al sistema gastrointestinal, pero nuestro pediatra también puede pedir el recuento de IgG porque hay personas con niveles bajos de IgA. Hay otros tipos de indicadores que se pueden medir, pero eso es en casos concretos que el pediatra determinará.

Para realizar la prueba de los anticuerpos para detectar la enfermedad celíaca, se realiza una extracción de sangre común. Si la prueba da positivo, es decir, se detecta un alto nivel de alguno de estos tipos de anticuerpos en sangre, se asegura la prueba con una biopsia intestinal.

El análisis de sangre detecta la presencia de anticuerpos propios de la celiaquíaEl análisis de sangre detecta la alta presencia de anticuerpos propios de la celiaquía

Biopsia intestinal

Para realizar esta segunda prueba, se introduce un tubo largo llamado endoscopio por la boca, y se lleva por el estómago hasta el intestino delgado. Ahí se extrae una pequeña muestra de tejido del intestino, concretamente de la parte de él que lleva el nombre de duodeno, y se lleva a un laboratorio para analizar. Es una prueba en la que el niño, aunque se asuste, no sufre porque es ligeramente sedado para no tener molestias.

Con esta prueba, lo que se intenta es ver si las vellosidades del intestino delgado están dañadas, y cuánto. Aunque las pruebas de análisis de sangre den positivas, la biopsia es la prueba diagnóstica que indica, definitivamente, si existe esta enfermedad.

Cambio en la dieta

Si ambos resultados son positivos y nuestro hijo o hija es celíaco, el pediatra nos mandará realizar un cambio importante en la dieta para eliminar de ella todo alimento con gluten. Así, unos meses después se volverán a realizar análisis para ver si el nivel de anticuerpos ha disminuido y los síntomas, si los hubiera, han desaparecido. Es muy importante, por ello, que si tenemos sospechas de que un niño o niña es celíaco o el pediatra nos ha hablado de la posibilidad de cara a realizarle las pruebas, no eliminemos el gluten de su dieta, porque eso alteraría los resultados de las pruebas.

Estos últimos años se ha hecho un gran avance desde la Universidad de Granada para detectar la enfermedad celíaca en niños de entre 2 y 4 años. Consiste en un simple pinchazo en el dedo, que nos dice rápidamente si el niño es celíaco o no. Todo con un dispositivo que tiene un coste de 10-12 euros, y que puede usar cualquier persona. Sólo necesitaríamos que nuestro médico interpretara los resultados.

Artículos recomendados

Comentarios