Menú
Hay madres que hacen moldes de su barriga de embarazadas, ¿en que consiste?
Hay madres que hacen moldes de su barriga de embarazadas, ¿en que consiste?
MOLDE DE EMBARAZO

Hay madres que hacen moldes de su barriga de embarazadas, ¿en que consiste?

Esta nueva tendencia puede ser muy bonita, un molde de yeso con la forma de la barriga cuando estamos embarazadas, que te recuerda siempre esta etapa.

Hay pocas formas más bonitas de inmortalizar un embarazo que realizando un molde de la barriga de la mujer embarazada. Y es que mediante este molde, obtendremos un recuerdo totalmente único. No hay dos barrigas exactamente iguales, no hay dos embarazadas con la misma fisonomía, y, por lo tanto, tampoco habrá dos moldes idénticos.

No solo eso, sino que se le pueden añadir muchos más detalles a este recuerdo, a esta barriga. Hay quien no se contenta únicamente con sacar el molde, sino que también opta por realizar dibujos en él. Una de las ideas es la de ir dibujando en un cuaderno un resumen de cada mes vivido para, más tarde, pasar los dibujos al molde. De esta forma, en un sencillo objeto puedes tener absolutamente todas las vivencias que has sentido durante el embarazo.

Si ahora mismo estás embarazada, o conoces a alguna mujer embarazada, quizás esta idea podría llegar a interesarte. Ten en cuenta que este molde no es algo que podrás hacer siempre, sino algo que deberás hacer forzosamente durante el embarazo. ¡Así que aprovecha! Será un recuerdo único.

Muchas mujeres hacen moldes de yeso de su barriga como elemento decorativoMuchas mujeres hacen moldes de yeso de su barriga como elemento decorativo

Dos formas de hacer esta barriga

Hay dos formas muy básicas con las que podrás hacer tú misma un molde de tu barriga, o ayudar a alguien a hacerlo. La primera que vamos a ver nosotros es con yeso, y es bastante sencilla. Necesitarás tener aceite del que se suele usar para los bebés, yeso y algunas gasas. Una vez teniendo los materiales preparados, ¡podemos ponernos manos a la obra!

Lo primero que debes hacer es limpiar tu barriga y tenerla completamente seca para poder comenzar. Una vez esté seca, embadúrnala con el aceite de bebé y, a continuación coloca el yeso. Tras el yeso, pon una capa de gasas y, de nuevo, yeso. Tienes que dar más o menos dos o tres capas de yeso para conseguir que el grosor sea suficiente como para que no se rompa. Una vez estén dadas todas las capas que consideres necesarias, ten paciencia y espera a que el molde esté seco por todos lados. Ese será el momento idóneo para despegarlo e ir perfeccionando los laterales con una lija fina. ¡Y ya podrás decorarlo!

Pero si este método no te ha gustado, hay otro mucho más sencillo. Puedes usar papel maché, algo que también será muy duradero y te dará muy buenos resultados. Necesitarás, en este caso, papel maché, que se prepara disolviendo cola en agua tibia y añadiendo poco a poco trozos de periódico, que debes haber cortado a mano. Además, necesitarás papel film.

En esta ocasión, el primer paso será envolverte el torso con papel film. Esto cumplirá la misma función que antes cumplía el aceite de bebé: facilitará que puedas despegar el molde. A continuación, debes ir colocando capas y capas de papel maché, bien embadurnados en cola tibia. Por regla general, con unas cinco capas completas tendrás suficiente. Una vez esté hecho, y seco, solo tendrás que retirarlo y perfeccionar los bordes.

Puedes hacer el molde de tu barriga en yeso o de papel machéPuedes hacer el molde de tu barriga en yeso o de papel maché

Con las dos técnicas obtendrás el mismo resultado, así que todo depende de la que tú prefieras usar por comodidad. Además, piensa bien si quieres hacer molde solo de la barriga o prefieres hacerlo de la barriga y el pecho al mismo tiempo; ambos moldes son muy bonitos, y te darán muy buenos recuerdos, puesto que hablarán de tu embarazo.

La decoración: lo más divertido

Por último, lo que tendrás que hacer es decorar tu barriga para hacer de tu recuerdo algo completamente único. Hay muchas formas de hacerlo, muchas ideas, y seguramente a ti se te ocurra una totalmente diferente. Por ejemplo, puedes esperar y hacer que tu bebé vaya dibujando su huella mes tras mes, o año tras año, para que así tu barriga refleje el crecimiento de tu hijo.

O puedes hacer que todas las personas que han vivido contigo de cerca el embarazo firmen, dejen plasmado algo para el bebé, y que así, cuando este sea mayor, pueda leerlo. O, quizás, simplemente quieras hacer un diseño que te haya gustado (como flores, o mármol, o cualquier otro patrón). ¡O prefieras dejarla de un color sólido! Todo esto es súper libre, y eres tú la que debe decidir. Porque, al fin y al cabo, ¡el embarazo es tuyo, y el recuerdo también lo será!

Artículos recomendados

Comentarios