Menú
La alimentación del bebé a los 8 meses
La alimentación del bebé a los 8 meses
DIETA DEL BEBÉ

La alimentación del bebé a los 8 meses

Te damos recomendaciones sobre qué dar de comer a tu bebé de 8 meses, a qué horas, y qué cambios se introducen en su dieta.

La alimentación de los más pequeños debe ser lo más variada y equilibrada posible, para que los niños adquieran todas las vitaminas y nutrientes necesarios para un óptimo crecimiento. A partir de los 8 meses, tu bebé podrá tomar verduras y carnes magras. Además, se amplia el abanico de posibilidades, apareciendo en su dieta alimentos como la yema de huevo, el pan y las frutas. Según su desarrollo, la alimentación que debe seguir tu bebé debe ser parecida a la que te mostramos a continuación:

En el desayuno, tu bebé tomará leche si le das lactancia materna o biberón de leche de crecimiento con cereales con gluten si has pasado a la artificial. En el almuerzo, puedes optar por darle un puré de verduras con carne (pollo, ternera o pavo), así como una yema de huevo duro o revuelto. Trata de no darle a tu bebé a clara del huevo hasta que no cumpla el año, debido a su poder alergénico. Puedes terminar con un yogurt o algo de leche.

En la merienda puedes darle papilla de fruta con una galleta para bebés. Del mismo modo, puedes ofrecerle zumo de naranja rebajado con agua, o uvas machacadas, quitándole la piel y las pepitas. Trata de evitar las frutas más alergénicas como el melocotón, la fresa, el albaricoque, las frutas tropicales o el melón. Si tienes alguna duda sobre posibles respuestas alergénicas, elimina el alimento nuevo de su dieta. Por último, en la cena, puedes darle una papilla de cereales con leche o una toma de leche materna.

A los 8 meses el bebé seguirá tomando biberones, pero combinados con alimentos sólidosA los 8 meses el bebé seguirá tomando biberones, pero combinados con alimentos sólidos

¿Qué alimentos puedes darle a tu bebé?

La leche materna puedes ofrecérsela de 3 a 5 veces al día, o bien leche de fórmula, alrededor de 4 a 5 biberones (147 a 177 ml) al día. Del mismo modo, prueba a darle pedacitos de queso blando pasteurizado o requesón. Aunque éstos contengan leche de vaca, no serán perjudiciales para tu bebé, pues los procesos de cultivo que se utilizan para fabricarlos hacen la proteína láctea más fácil de digerir y reducen las cantidades de lactosa.

Los cereales fortificados con hierro, como el arroz, la cebada, la avena o el trigo también son una fantástica opción. Así mismo, las frutas y vegetales molidos como las bananas, las peras, los aguacates, las zanahorias cocidas, las calabazas y las patatas cocidas. También puedes darle pequeñas cantidades de alimentos con proteínas como huevos, purés de carne roja y carne de ave, así como de pescado sin espinas.

También puedes ofrecerle purés de legumbres que tengan la piel fina como lentejas, guisantes, habichuelas y alubias. El cereal seco en forma de O bajo en azúcar, los trocitos de pan ligeramente tostado, los pedacitos de banana madura, la plasta en espiral bien cocida o las galletas especiales para la bebés son alimentos que les encantarán, pues pueden tomarlos con las manos sin ningún tipo de dificultad.

Trata de no pasarte con las cantidades de los nuevos alimentos. Por regla general, puedes darle de 1/4 a 1/3 taza de: productos lácteos al día, cereales fortificados con hierro, fruta, verduras y alimentos con proteínas. Introduce los nuevos alimentos con tres días de separación entre uno y otro pues, de esta manera, si tu bebé tiene una reacción alérgica podrás percibirlo de manera inmediata.

Horarios para alimentar a tu bebé de 8 meses

Establecer un horario para tu bebé es una decisión muy personal, pues debe satisfacer tanto sus necesidades como las de toda la familia. Una vez que aprendas a reconocer y descifrar las señales que te da tu bebé, te será más fácil establecer una rutina regular para comer, dormir y jugar.

Las papillas de legumbres de piel fina son una gran opción para comer este tipo de alimentosLas papillas de legumbres de piel fina son una gran opción para comer este tipo de alimentoso

Debes tener en cuenta que, a los 8 meses, los bebés necesitan alrededor de 14 horas de sueño en un periodo de 24 horas, incluyendo las siestas y lo que duermen por la noche. Así pues, por lo general, los bebés de 7 y 8 meses duermen dos siestas, una por la mañana y otra por la tarde. Además, tu pequeño necesitará tiempo para jugar, interactuar contigo y realizar actividades que le permitan desarrollar nuevas habilidades.

Por todo ello, te ofrecemos a continuación un modelo de horario aproximado que puedes seguir con tu bebé de 8 meses o adaptarlo a las necesidades de tu pequeño: a las 8:00 am lo amamantas, desde que termina de comer hasta las 9:30 am puede jugar un poco con sus juguetes. Cuando termine de jugar, puede echarse una breve siesta hasta las 11:00 am, y cuando se despierte lo vuelves a amamantar. Desde las 11:45 hasta las 12:30 puede echarse otra siesta, y cuando se despierte será la hora del almuerzo.

Cuando haya almorzado, será el momento de echarse otra siesta hasta las 14:00h aproximadamente, y cuando se despierte lo vuelves a amamantar. A las 17:00 le vuelves a dar de comer, luego sobre las 19:00h y, por último, a las 22:00h le das la última del día. Cuando tu bebé lo exija, deberás darle de comer en la madrugada y, de nuevo, por la mañana muy temprano para volver a comenzar el día.

Artículos recomendados

Comentarios